Miércoles 1 de Octubre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
Marzo 2014
Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
R = Con publicaciones
A = Fecha elegida
  Por Cartonista
  Ceceña   Boligán  
  Naranjo   Delgado  
  Bobadilla   Omar  
  Luy   Carreño  
  Rumor   ATIZA  
  ALCALÁ   Mayo  
  Kemchs   Ito Contreras  
  Paquiro   Armenta  
  Rocha   Hernández  
  Helguera   Maitena  
  Pompepe     

  Por Editorialista
 
  Por Seccion
 
 -   a   a   a   + 
O P I N I Ó N 
Malecón
Un Gobierno que hace agua

Tras los atropellos y abusos de autoridad de las corporaciones policiacas registrados durante las marchas en Guamúchil y Culiacán, esta casa editorial ha tenido que ratificar su postura editorial y explicar los sucesos a medios nacionales e internacionales.

Ayer, la comunicadora Denise Maerker se refirió en entrevista a las marchas como algo "incómodo" para el Gobierno del Estado.

No podía tener más razón: las marchas pro-Chapo Guzmán han evidenciado que el Gobernador y el Alcalde de Culiacán no tienen la menor idea de cómo manejar un fenómeno que los rebasa.

Basta ver los resultados del domingo anterior: 200 detenidos liberados sin pagar fianza, tres reporteros agredidos y el escándalo nacional de la represión de una marcha legítima, nos gusten o no las razones por las que se marcha.

Las razones de la marchas son variadas y complejas.

Si bien ha sido evidente que tienen un componente de movilización acarreado a través de banda, tamales, bebidas y hasta dinero, tampoco podemos dejar de atender que entre los argumentos de varios manifestantes destacan la falta de oportunidades de empleo y educación, la necesidad de seguridad y acompañamiento del Estado con sectores marginados de la población que el personaje detenido parece haber ayudado.

No podemos cerrar los ojos y olvidar que la pobreza rural y urbana en Sinaloa es una realidad y que ante la falta de oportunidades el narcotráfico se convierta en una opción viable para miles de jóvenes.

Una raya más...

Por otro lado está el abuso de autoridad con los medios de comunicación.

En específico, o deberíamos decir en exclusiva, con esta casa editorial.

Después de las amenazas y agresiones de la última semana, ayer por la madrugada, tras el lamentable homicidio de una joven mujer afuera de un establecimiento de la Plazuela Machado, hiriendo a dos personas más, los agentes municipales de Mazatlán volvieron a ponerse eficientes con nuestro personal y detuvieron como sospechoso del asesinato a nuestro reportero de la fuente.

Lo bajaron de la camioneta institucional, con rótulos y todo, lo agredieron verbalmente acusándolo de haber participado en el asesinato y de estar huyendo, cuando en realidad iba de nuevo a la escena para continuar con su trabajo.

¿Quién en su sano juicio comete un crimen y huye con gafete, cámara y en la camioneta de su trabajo?

Por supuesto ejecutaremos nuestros protocolos, interpondremos las denuncias correspondientes y daremos seguimiento al hecho.

Sinaloa,

¿cómo vamos?

En suma, el Gobierno de Sinaloa hace agua. Por más que el Gobernador insista en decir lo contrario.

La economía de Sinaloa es la única que no crece en el Noroeste del País; ocupamos los primeros lugares en homicidio doloso, nuestros índices de desarrollo democrático tampoco hablan muy bien que digamos y para acabarla, llevamos dos marchas para defender a un capo del narcotráfico en la principal avenida de la capital del estado. El vacío de poder en una escala preocupante.

El resto de los liderazgos del Estado apenas si ha levantado la mano para fijar postura, mientras que en corto se lamentan de la situación. Por cierto, que alguien le recuerde a la presidenta de Ejecutivos de Venta y Mercadotecnia de Mazatlán, Milay Quintero, que los periodistas no están para "autoprotegerse" y menos de la Policía.

Para la reflexión

El fenómeno de las marchas para defender a Joaquín Guzmán Loera sorprendió a los sinaloenses y nos puso a pensar a todos, ¡a todos! En el punto al que hemos llegado. ¿Hasta dónde somos un "narcoestado" como dijo el Dr. Carlos Díaz?, ¿de qué tamaño es el vacío de autoridad en Sinaloa?, ¿de verdad existe una polarización social entre los "buenos" y los "malos"?, es más ¿quiénes son los buenos y quienes los malos?

Gobernadores irán y vendrán, mientras tanto ojalá que estas movilizaciones sean el punto de partida para un ejercicio discursivo amplio y honesto sobre las implicaciones culturales, económicas, sociales, de salud pública y hasta políticas del narcotráfico y el crimen organizado en Sinaloa. El problema ya lleva más de 50 años, ya es hora de que empecemos a tomarlo en serio.

Asesinato

en Carnaval

El asesinato de una joven en la Plazuela Machado, en Mazatlán, vulneró el operativo que desplegaron las autoridades de los tres niveles de Gobierno en la zona carnavalera y manchó el cierre de una fiesta que presumía su seguridad.

Por unos instantes, el considerado corazón cultural del puerto se convirtió en un escenario de pánico con el sonar de las balas.

El saldo de una mujer muerta y tres personas lesionadas por arma de fuego siembra al mismo tiempo la duda de cómo ingresó o cómo se dejó pasar el arma de fuego a la histórica plazuela.

La revisión policiaca en esa zona débil, por no decir nula, sobre todo en un día donde todo el estado de fuerza se concentró en la zona de Olas Altas, debido el baile que ofreció la Banda El Recodo.

H E R R A M I E N T A S    D E   L A   N O T A
 
  Contáctanos 
 

 
 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE

 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.09400 segundos