La nueva Nao - Periódico Noroeste
 
Periódico Noroeste
26 de Abril de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  24º
Buscar
null
>
La nueva Nao
Un hotel maya en China
Alfonso Araujo
28/04/2013 | 00:00 AM

Recientemente he esguido el desarrollo del caso 'Dragon Mart' en Cancún, su denuncia en medios y el rechazo en redes sociales.
Personalmente no me parece mal el hecho de que un centro de negocios de este tipo se abra en México. Sería bueno si las formas se cuidaran y el proyecto se analizara y planeara a largo plazo. Sí me parece deplorable la forma en que aparentemente se han realizado las negociaciones, y la falta escandalosa de cuidado por los detalles de un proyecto que de otra forma pudiera ser muy beneficioso. México no es de ninguna forma el primer lugar donde China hace este tipo de avances, y como en cualquier negociación, uno obtiene lo que negocia. Las IED (Inversión Extranjera Directa) no tienen por qué ser todopoderosas y como se ha demostrado con experiencia en otros países, se puede bien poner coto a las pretensiones del inversionista (el ejemplo más importante es el de aceptar trabajadores extranjeros junto con la inversión) sin perjudicar el impacto positivo para ambas partes.
Entre otras cosas, es también una muestra cada vez más visible del creciente poder de negociación chino y de la apatía y/o falta de visión de muchas instituciones mexicanas. China sale al mundo de forma agresiva desde hace ya más de una década, con iniciativas bien pensadas y con la idea bien reconocida de promover su imagen junto con sus intereses comerciales. El Dragon Mart no es sino una muestra de este empuje; África es un ejemplo paradigmático de hasta dónde puede llegar una negociación demasiado cargada de un lado. China es activa mientras México continúa siendo fundamentalmente pasivo en el renglón de promoción de imagen.
Otro ejemplo de esto, pero a la inversa, es The Maya Island (www.hotelmaya.cn), en Pekín. Una inciativa espectacular, es un hotel de lujo cerca de un parque industrial con alta concentración de extranjeros y chinos que hacen negocios conjuntos. Consta de cinco edificios con remates arquitectónicos que sugieren la forma de las pirámides mayas, y presume reproducciones en tamaño natural desde los Atlantes de Tula en su puerta principal, hasta estelas mayas en sus interiores, incluyendo calendarios aztecas y cientos de artesanías impresionantes.
Es en verdad un ejemplo fantástico de cómo promover el 'soft power' cultural en este importante país. Y quisiera poder añadir que es una idea mexicana, pero como dije arriba, son ellos los de la iniciativa, y ellos los que se benefician.

Sígame en mi blog: http://lmndsxtrn.blogspot.com

El autor es académico ExaTec y asesor de negocios internacionales radicado en China
alfonsoaraujog@gmail.com

    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..