LA NUEVA NAO - Periódico Noroeste
 
Periódico Noroeste
26 de Abril de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  24º
Buscar
null
>
LA NUEVA NAO
La admonición de un padre
Notimex
16/06/2013 | 00:00 AM

En el clásico infantil chino, Ti Tse Kuei (Consejos Para Niños) la cuarta recomendación dice: "Cuando tus padres te instruyen, escúchalos con respeto. Cuando te reprenden, acéptalo con responsabilidad". Normalmente se cuenta esta historia junto con tal admonición:
Qian Liu vivió durante el periodo llamado 'Las Cinco Dinastías' (907-960). Siendo sus padres campesinos, él se había distinguido en los estudios y con el tiempo había llegado a ser administrador general del condado.
Un día decidió visitar su aldea donde aún vivían sus padres. Para la ocasión llamó a sus sirvientes, vistió su túnica más lujosa y con gran boato y acompañado de un enorme séquito, partió rumbo a la aldea. Pensó que siendo administrador general habría una gran cantidad de gente que lo recibiría con júbilo. Pero al llegar se sorprendió al ver que no sólo nadie lo esperaba, sino que por las calles no se veía ni a un alma. Y hasta sus padres se habían quedado en casa en vez de recibirlo. Se sintió terriblemente triste, pero tuvo que regresar a su residencia oficial.
Al día siguiente decidió volver, pero vistiendo sólo una túnica común y yendo solo hasta la aldea. Su padre lo vio llegar, pero aún así no salió de su casa. Confundido, Qian Liu se acercó a la puerta y preguntó por qué su padre no quería verlo.
Su padre le dijo: "Por generaciones nuestra familia ha dependido de la pesca y de la siembra para el sustento y nunca ha gozado de riqueza ni de poder. Tú has llegado a un alto puesto, pero lo que has hecho es buscar lujos y forzar a la gente a pagar más impuestos. La aldea está afligida, la gente ha empezado a temerte, y no quieren verte más".
Al oír esto, Qian Liu se sintió avergonzado y postrándose ante su padre, le habló así: "¡Tu hijo te oye y te ofrece una disculpa por su proceder! De hoy en adelante mi administración será austera y haré todo lo que esté en mi mano por corregir mis faltas".
Su padre contestó: "Recuerda que desde el principio de los reinos, son los campesinos quienes apoyan al rey y no del modo contrario".
Con la rodilla aún en el suelo, Qian Liu dijo: "No volveré a hacer que la gente de mi aldea se avergüence de mí, ni a hacer que te sientas decepcionado de tu hijo".
A partir de entonces, Qian Liu instituyó un régimen sobrio de administración para mejorar las vidas de los campesinos en todas las aldeas de su condado, y la gente con el tiempo lo llegó a reconocer como un regente capaz y humanitario.

Sígame en mi blog: http://lmndsxtrn.blogspot.com

El autor es académico Ex-A-Tec y asesor de negocios internacionales radicado en China
alfonsoaraujog@gmail.com

    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..