Calificala como ...
Viernes 31 de Octubre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
Los 50 empresarios agrícolas más importantes de Sinaloa
11-02-2007
 
 
En nuestra edición de febrero de Bien Informado lanzamos el ranking de los 50 empresarios agrícolas más importantes de Sinaloa. Permítanos compartir con usted una breve semblanza de los seis primeros:


1. ERNESTO ECHAVARRÍA SALAZAR
El número uno de los empresarios agrícolas sinaloenses es un hombre sencillo, práctico y austero, cualidades que ha tatuado en sus empresas.
Una de las claves de su éxito está fincada en la formación de un equipo de directivos reducido, pero altamente eficiente y confiable.
Con un sistema de trabajo libre de complicaciones y gastos superfluos, Ernesto Echavarría Salazar tiene el gran mérito de comprender a la perfección el mercado. A diferencia de otros productores agrícolas, se propuso atender a sus clientes, con productos de calidad, los 12 meses del año. La clave la encontró en ampliar sus ventanas de negocios a través de la diversificación en zonas y cultivos. Esta es una de sus grandes diferencias, pues mientras otros agricultores trabajan intensamente para llegar al mercado de diciembre a junio, es decir, sólo seis meses, él cubre las cuatro estaciones del año. Esto ha sido posible también por el uso de invernaderos.
Echavarría Salazar ha incursionado en la producción de tomates, chiles, y frutales, como la uva. Esta diversificación en diferentes cultivos le ha permitido a su empresa no caer en baches circunstanciales. Mientras otros empresarios pudiesen pensar que con esta diversificación es posible perder el enfoque del negocio, para Echavarría Salazar su estrategia equivale a reducir riesgos, al distribuir sus inversiones en distintos productos. Para él su enfoque es vender productos agrícolas.
Su área de influencia es el noroeste del país, con operaciones fuertes en Guasave y Culiacán, en Sinaloa; en Vizcaíno y Todos Santos, en Baja California, y en Hermosillo, Sonora. Tiene también inversiones importantes en frutales, cítricos y hortalizas en Colima.
El éxito en sus negocios agrícolas está ligado a la mentalidad de no exprimir los ingresos de la empresa y administrarla con una política austera, lo que le permite tener dividendos incluso cuando otros productores están registrando pérdidas. La permanente reinversión de las utilidades ha sido el mejor combustible para el crecimiento de sus negocios.
Su poder económico no se muestra en su imagen, sino en su poder de negociación, al tener la amplia capacidad de obtener los mejores precios por volumen sin necesidad de buscar crédito.
Con una gran tradición agrícola familiar, Echavarría Salazar empezó a trabajar en el empaque ubicado en Guasave, materialmente viviendo en el mismo. Esta experiencia, al lado de su padre, Don Francisco Echavarría Rojo, le permitió conocer el negocio al 100 por ciento.
Más que un agricultor, Echavarría Salazar es un empresario agrícola en toda la extensión de la palabra. A la hora de tomar decisiones de negocio es sumamente práctico.
Ha habido ocasiones en que, mientras otros productores han tomado decisiones sentimentales en momentos de adversidad para tratar de recuperar a toda costa sus cultivos, él ha hecho de lado el orgullo y con mentalidad fría ha decidido rastrear y plantar nuevamente.
Por otro lado, es una persona sumamente noble, con grandes cualidades humanas, entre las que sobresale también un enfoque espiritual y religioso.
De hecho, su preocupación por el medio ambiente lo ha llevado a manejar sus cultivos libres de pesticidas y agroquímicos, convirtiéndose en uno de los productores de cultivos orgánicos más grandes del mundo.


2. IVÁN TARRIBA HAZA
Iván Tarriba Haza es un empresario agrícola que tiene muy claro lo que debe hacer. Dos han sido sus factores clave para tener éxito en el negocio agrícola: eliminar los intermediarios y mantener la calidad de sus productos en el mercado.
Tras el sorpresivo deceso de su hermano, Roberto Tarriba Haza, Iván se ha convertido en el puntal de la Agrícola Tarriba Farmer’s Best, con una peculiar habilidad para saber lo que el mercado quiere y necesita.
Sin complejos ni complicaciones, este empresario agrícola sinaloense ha encontrado una fortaleza en su equipo de directivos y gerentes, en quienes delega la operación del negocio. Sabe confiar en la gente, habilidad que le ha permitido que su negocio se haga institucional. Gracias a su peculiar visión y mentalidad, nunca pierde el objetivo.
Tarriba Haza cuenta con una gran experiencia en la distribución de productos agrícolas en Estados Unidos. Fue de hecho el encargado de desarrollar la estrategia de la distribuidora Farmer's Best International, brazo comercial de la Agrícola Tarriba. Trabajó también muy de cerca en el negocio de la uva, en Nogales, en donde vivió por más de una década.
Su especialidad ha sido abrir mercados, brincarse los intermediarios y abrir canales de comercialización directos.
Agrícola Tarriba destaca por su amplia participación en el mercado de pimientos y tomates saladettes, y en menor medida en el mercado de tomate bola, aunque también con un importante volumen de venta. En el mercado de chiles bell peppers tiene una sobresaliente participación.
Su interés por el mercado nacional es una característica que lo distingue, pues es uno de los pocos exportadores de hortalizas que realmente se ha interesado por vender a nivel doméstico. Sus ventas están de hecho muy balanceadas entre el mercado nacional y el de exportación.
Junto a su primo Luis Amézquita, un colaborador muy cercano, se ha dedicado a atender de manera especial el mercado nacional. Gracias a esta fuerte presencia, su empresa incluso se da el lujo de fijar los precios del pepino, del tomate saladette y el chile.
Actualmente Agrícola Tarriba está ubicada dentro de las empresas más grandes en su giro en América Latina.
Esta privilegiada posición no puede entenderse sin la estrategia de ventas y olfato comercial de Iván Tarriba Haza.


3. DIEGO LEY LÓPEZ
Del Campo y Asociados, el negocio que encabeza Diego Ley López, puede considerarse una empresa joven, cuya vida no supera los 20 años, sin embargo, en la última década se ha colocado como uno de los principales líderes del sector hortícola.
Inquieto por naturaleza, a Ley López siempre le ha gustado más el campo que la oficina. En sus inicios, empezó sembrando algo de grano y luego probó suerte con calabaza. Después se buscó el mejor mayordomo de la época para operar sus cultivos, con excelentes resultados.
Contrario a lo que puede pensarse, la empresa Del Campo y Asociados no se hizo con el gran poder empresarial de Casa Ley, el negocio comercial de la familia. Creció más bien al amparo de una constante reinversión de utilidades.
Su territorio de siembra está ubicado en Culiacán y Elota, en Sinaloa, y en Hermosillo, Sonora. Ha empezado también a cultivar en Baja California. Tiene liderazgo en tomate bola, y una importante participación en pimientos y chile bell pepper.
Aunque es un agricultor reciente, es un pionero en el tema de aplicación tecnológica. Fue de los primeros en incursionar con la estrategia de invernaderos de alta tecnología en Sinaloa, con un proyecto ubicado en Altata. Se convirtió además en el primer productor en usar el empaquetado electrónico. Fue también adelante cuando aplicó el sistema de hidroponia para reusar el agua utilizada en sus cultivos, logrando reducir el impacto ambiental.
Amante de la tecnología, toma decisiones de inversión que a primera vista pueden ser incomprensibles, pero que al paso del tiempo se convierten en detonadores para la eficiencia, especialmente en materia de costos fijos.
Destaca por el análisis que ha hecho del mercado estadounidense, particularmente en torno a las presentaciones que el cliente pide. Con esta mentalidad ha encontrado valiosos nichos que han hecho más rentable su negocio. Lo mismo vende en bolsas de algodón para el cliente que considera que el plástico es contaminante, que cambia el color del empaque si se desea dar un efecto visual diferente al producto.
Ley López cuenta con un gran olfato para seleccionar a su equipo humano, con el que hace una perfecta mancuerna para administrar la empresa bajo una dinámica de control total de procesos, tiempos de ejecución y costos. Toda la operación de su empresa es medida y controlada. Trabaja con un sistema de administración muy analítico que permite conocer todo el funcionamiento de su empresa hasta el más mínimo detalle.
El empresario de origen chino es un apasionado de la perfección. No admite los errores de ningún tipo, ni los voluntarios ni los involuntarios. Al mismo tiempo es innovador y muy organizado. Sin cabida para las extravagancias, prefiere la sencillez y la austeridad empresarial y personal. Diego Ley López es un hombre de familia que cuida mucho su salud y su estado físico, con la misma exigencia que atiende su negocio.


4. RENÉ CARRILLO CARAZA
Son ya 40 años los que René Carrillo Caraza ha dedicado a sembrar la tierra, trabajando intensamente y cuidando todos los detalles de sus cultivos.
Se forjó como agricultor junto a la generación de descendientes griegos avecindados en Sinaloa, como los Demerutis, Gatzionis y Canelos, entre otros. De ellos precisamente aprendió el negocio agrícola, a base de dedicarle un promedio de 18 horas diarias.
A pesar de su formación agrícola tradicional, Carrillo Caraza ha sido capaz de asumir y adoptar la innovación tecnológica. Un ejemplo de ello es que mientras otros productores aseguraban que Culiacán era un invernadero gigante que no necesitaba nada, él fue de los primeros que entendió que las tierras de esta zona agrícola tienen el problema de los altibajos de la temperatura, pues en un día el termómetro puede ir de los 10 a los 30 grados centígrados, y las plantas, al igual que los seres humanos, se enferman con estas variaciones climáticas. René Carrillo supo romper ese paradigma, se montó en el carro de la aplicación tecnológica y de los nuevos estilos de administración empresarial.
Cuando los proveedores de instrumentos agrícolas empezaron a promover los sistemas de riego por goteo, en un principio se resistió a cambiar, pero lanzó el reto de que cuando le demostraran que eran mejor que el riego tradicional, transformaría todos sus cultivos en un año. Y así fue, cuando se convenció de que los sistemas de riego por goteo tenían una diferencia abismal en beneficios con el sistema presurizado, transformó todos sus sembradíos de un solo golpe.
Carrillo Caraza es líder en el mercado de Estados Unidos en tomate y chile, y posee una fuerte presencia en pepino. Siembra en la zona sur y norte de Sinaloa, y actualmente empieza a hacer inversiones en Baja California.
Entre las cualidades de este empresario agrícola de 65 años de edad, puede citarse la capacidad de diversificarse dentro de Sinaloa, con el fin de alargar lo más posible su ventana de producción. A la fecha, su estrategia para el desarrollo del negocio le ha posibilitado abrir dos meses más su producción con respecto al grueso de agricultores de la región. Esta manera de operar le ha permitido, al paso de los años, marcar claramente la diferencia entre ganar y perder.
Tiene la capacidad de brindar un fino trato a todas las personas con las que se relaciona, aunque a primera impresión aparenta tener un carácter áspero. Le encanta el detalle tanto en las personas, como en su empresa, en donde busca que las tareas se hagan a la perfección.
Es tan cuidadoso del detalle que cuando llueve en sus campos, cierra el acceso de los vehículos al empaque, evitando así los inconvenientes que las llantas producen en combinación con el lodo. Él es el primero que pone el ejemplo, al dejar su carro afuera y entrar caminando.


5. EDUARDO DE LA VEGA ECHAVARRÍA
Eduardo de la Vega Echavarría sabe aprovechar muy bien las oportunidades y ha tenido la habilidad para desarrollar una eficiente estructura organizacional en su empresa. A diferencia de muchos otros empresarios agrícolas, no ha hecho de la innovación su mayor fortaleza; le gusta más bien tomar las decisiones cuando se siente sobre un terreno más firme.
Puede calificarse como un excelente "colono", porque mientras los "pioneros" van abriendo brecha y enfrentando todas las adversidades, prefiere estar tras la barrera para observar fríamente los errores de los primeros. Cuando decide entrar en acción suele superar a los que habían iniciado antes.
Se caracteriza por ser hábil, astuto y buen negociador, con un excelente timing. Antes de tomar una decisión analiza muy bien lo que va a hacer. Sabe adoptar para su empresa las experiencias de éxito de otros.
Por ejemplo, en el terreno de los ingenios azucareros estudió muy bien lo que estaban haciendo otros grupos antes de aplicar los grandes cambios cualitativos que llevó a cabo. Lo mismo sucedió en el caso del tomate.
Sus principales productos son el tomate gordo y el saladette, y por supuesto la caña de azúcar, insumo que procesa en Zurcamex, el grupo industrial familiar.
Sus zonas de siembras se ubican principalmente en Culiacán, Navolato y la zona de San Gabriel en Jalisco, donde detenta una gran cantidad de hectáreas con tomate de invernadero.
Un elemento clave en el desarrollo de las empresas del arquitecto De la Vega Echavarría es la actuación de su hijo Eduardo de la Vega Canelos, quien empujó el cambio organizacional que ha transformado sus negocios en los últimos 10 años.
Hay quienes afirman que De la Vega Canelos heredó los genes de agricultor de su abuelo, Don Aristeo Canelos, uno de los primeros inmigrantes griegos.
Eduardo de la Vega Echavarría comenzó su vida laboral ejerciendo su profesión de arquitecto. Su obra más importante es el actual Palacio de Gobierno, que diseñó y construyó en los tiempos de Alfonso Genaro Calderón. Sin embargo, cuando su papá entró en años, dejó de lado su profesión universitaria y se hizo cargo del entonces pequeño negocio agrícola, para hacerlo crecer y convertirlo en una próspera empresa.


6. SERGIO PAREDES VERDUGO
A pesar de que su formación no es agronómica, Sergio Paredes Verdugo se ha convertido en un empresario con mucha sensibilidad para las plantas y los animales. Tiene el don de saber qué le hace falta a los cultivos. Con la experiencia que ha desarrollado y la interacción que ha tenido con las plantas, pareciera que le dicen qué necesitan.
Su primer acercamiento con el mundo agrícola fue cuando entró a trabajar como contador de Don Mario Tamayo.
A Paredes Verdugo siempre le gustó el campo, por eso en sus ratos libres, en los domingos y en las tardes, se iba con Don Mario a aprender los secretos del negocio agrícola. Posteriormente trabajaría con la familia Podesta como administrador, convirtiéndose incluso en socio. Luego, hace unos 20 años, decidió independizarse y volar por su propia cuenta.
Originario de Villamoros, en el municipio de Navolato, se fue a estudiar a Culiacán, donde se graduó de contador.
Trabajó primero como despachador de gasolina mientras estudiaba, para mantener sus estudios. En esos tiempos dijo que algún día sería dueño de una gasolinería, ese era su sueño. Hoy en día, ese anhelo ha sido superado con creces porque Paredes Verdugo no sólo es un prominente empresario agrícola, sino además, es dueño de también de varias gasolinerías.
Una de sus principales cualidades es ser muy disciplinado. Analiza minuciosamente los números y controla muy bien el negocio. Tal vez uno de los pasos que le falten dar es institucionalizar más su empresa y formar directivos, pues puede afirmarse que sigue siendo el "hombre orquesta" en su negocio, al que se han empezado a incorporar sus hijos, destacando por su actuación Jesús Arturo.
Entre sus principales productos, cultivados totalmente en el municipio de Culiacán, se ubica el tomate gordo y el chile bell pepper.
Otra de las grandes virtudes de Paredes Verdugo es su enorme capacidad de trabajo y su honorabilidad. Quienes tienen relación comercial con él lo consideran un empresario cabal que maneja su empresa "como una gotita de agua", pues mantiene su calidad moral, independientemente de los resultados que tenga en la cosecha. Esta es una virtud que más de alguno elogia, pues cuando las cuentas se convierten en números rojos, no falta quienes caen en la tentación de buscar transferir la factura de las pérdidas a los proveedores y acreedores.

Alonso Carrillo es Director de la Revista Bien Informado;
Tels. 715-1316 y 715-1319; alcarrillo@prodigy.net.mx

Calificación
 
Muy buena
 
Votos: 11
 
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.08223 segundos