Calificala como ...
Viernes 22 de Agosto de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
La Rosca de Reyes, toda una tradición
Ya sea con un buen chocolate o con una buena taza de café, la exquisita Rosca de Reyes es uno de los manjares más suculentos que satisface los paladares de chicos y grandes
Univ
06-01-2009
 
Rosca de Reyes.
Fotografía: Univ / NTX.
 
 
  < anterior
 
MÉXICO._ Ya sea con un buen chocolate o con una buena taza de café, la exquisita Rosca de Reyes que año con año miles de familias mexicanas comparten en sus hogares es uno de los manjares más suculentos que satisface los paladares de chicos y grandes. 

La magia, el aroma y el sabor que enmarcan a esta tradición al momento de degustar un arcoiris de sabor por el acitrón, los higos, las naranjas, las cerezas, los orejones, los limones y la piña que lleva en su interior, es para los mexicanos una hermosa tradición que ha pasado de generación en generación. 

El origen

La tradicional merienda familiar en forma de corona con la que chicos y grandes conmemoran la llegada de los Reyes Magos a la ciudad, se remonta a la época en que los españoles colonizaron el país. 

Estos sustituyeron conmemoraciones dedicadas a las divinidades prehispánicas por las cristinas dando como resultado un sincretismo cultural del cual han surgido expresiones netamente mexicanas, entre ellas la Rosca de Reyes. 

Las roscas suelen ser redondas, pero en México se le ha dado forma oval asemejando una corona, para que muchos puedan disfrutar de ella. Se le decora con frutas curtidas o secas como higos, membrillos, cerezas, tunas, acitrón y piña. 

¿Por qué traen un niño en su interior?

De acuerdo con la tradición, la representación de la Natividad es incorporada a la Rosca de Reyes, en donde el pan puede tener uno o varios "niños" en su interior, y por lo tanto escondidos. 

Esto representa que el niño tuvo que ser escondido y protegido en los días del relato bíblico perteneciente al pasaje del "Día de los inocentes", que cuenta que en los tiempos de Herodes, al enterarse que había nacido el Rey de Reyes, en un humilde establo, ordenó matar a todos los niños menores de tres años, para evitar de este modo, ser derrocado. 

Originalmente, la figura era una fruta o una haba representando al Niño Dios, pero al paso del tiempo se convirtió en porcelana hasta derivar en la figura de plástico que en la actualidad conocemos. 

Es tradicional que a la hora de cortar una rebanada la persona que "encuentra" al niño adquiere la obligación de comprar tamales de maíz, (el alimento prehispánico por excelencia) y chocolate (la bebida de los dioses) el 2 de febrero día de la Candelaria. 

La tradición

Por otro lado, su significado tiene que ver con los ritos que se desarrollan después del nacimiento de un niño y así quien encuentra al niñito, se convierten en padrinos o madrinas y tienen la obligación de hacer una cena con tamales, chocolate o atole en 2 de febrero y de invitar a todos los que también compartieron la rosca. 

El día 6 de enero también se acostumbra "levantar al niño", es decir retirar el nacimiento para entregado a los padrinos que se escogieron la Navidad, para que el 2 de febrero, durante la fiesta de la Candelaria, lo vistan según la tradición lo lleven a bendecir al templo como sucedió con Jesús, que a los 40 días de nacido fue presentado con los sacerdotes. 

Esta hermosa tradición es tan popular en las familias mexicanas, que en la actualidad es común que en los lugares de trabajo, con los amigos o en cualquier sitio donde la hermandad tome a los mexicanos se deguste este manjar esperado año con año.


Calificación
 
Muy buena
 
Votos: 6
 
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.07174 segundos