Calificala como ...
Jueves 30 de Octubre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
Análisis: Culiacán: ¿ciudad hueca o abierta a la belleza?
Desde una perspectiva oficial hay que restarle espacios por mal uso y representar un riesgo. Desde el corazón del artista hay que llenar esos espacios con jardines, árboles y esculturas
Adrián García Cortés
07-12-2009
 
Actualmente, en el Congreso de Estado se analiza la iniciativa de Ley de Desarrollo Urbano, que plantea reducir las donaciones de los fraccionamientos del 15 al 10 por ciento.
Fotografía: Noroeste/Mario Crespo.
En el proceso de culturización urbana incoado recientemente en el ámbito público y oficial, para explicar las carencias y la urgencia de atenderlas, se recurre a menudo a calificativos despectivos que nos marcan en la memoria una imagen de que Culiacán es una ciudad que pareciera no tener remedio o que solamente medidas emergentes pudieran enfrentarlas.

Es el caso de la opinión emitida por el Instituto Municipal de Planeación (Implan) que propala de Culiacán ser una ciudad "hueca", por la gran profusión de baldíos dentro del casco urbano. Opinión o tesis con tintes peyorativos, porque lo hueco es aquello que está vacío o falto de contenido, ocioso y sin ocupar, abismal y hasta pernicioso, por lo que hay que desaparecerlo o llenarlo con lo que sea.

El problema, visto así, se convierte en una mera disquisición lingüística o sintáctica con manejo equivocado del adjetivo, porque esos "huecos" urbanos pudieran verse más con sentido positivo, que mucho ayudaría a resolver los vacíos con un poco de avanzada cultura urbana. Tal vez debiera decirse que Culiacán es más una ciudad abierta, porque así se expresa mejor que es susceptible a cambios y, en todo caso, que a esos "huecos" se les convierta en espacios para lucir las bellezas y la prodigalidad de una vida urbana más apetecible.

Un equívoco peyorativo

fatal para la ciudad

El equívoco pretende respaldar dos propuestas, de ninguna manera despreciables, pero sí objeto de gran análisis, que pretenden, de un lado, compactar la densidad poblacional y propiciar la edificación en altura, y de otra eludir la falta de atención a los espacios sin edificar reduciendo las donaciones de los nuevos fraccionamientos del 15% al 10% destinadas a los municipios.

Más que la propuesta de compactar el área urbana que, debe decirse, es un hecho ineludible en el desarrollo de una ciudad con visos metropolitanos –como ya se perfile Culiacán--, lo que ha irritado al común opinar es el afán de reducir las donaciones, propuesta que se ha inscrito en una iniciativa de "reforma" a la Ley de Desarrollo Urbano, donde expresamente se festina el rumbo de los llamados "huecos", y la baja del 15 al 10 por ciento de las donaciones de fraccionamientos.

La iniciativa de ley acota en sus motivos:

--"... en los diversos municipios del Estado, derivada de la observancia y aplicación de esta disposición legislativa, la falta de recursos suficientes para el equipamiento urbano que permita que los espacios recibidos en donación y destinados a usos o servicios públicos, ha propiciado que dichos espacios se conviertan en lotes baldíos que contribuyen, por sus características de abandono, a generar riegos para la seguridad de quienes habitan en su derredor, e incluso en focos que atentan contra la salubridad pública".

--"Para proveer de una alternativa de solución el fenómenos antes expresado, se propone a esta H. Representación Popular, se reforme el artículo 161 en sus partes ya indicadas a efecto de que el porcentaje del 15% de la superficie neta vendible del fraccionamiento de que se trata, se agregue de manera opcional donar una superficie que comprenda del 10 al 15 por ciento de la superficie total como la fracción materia de la donación.. ."

La propuesta se matiza con la excepción opcional a cambio de que el fraccionador haga entrega al Ayuntamiento, por el diferencial del 5%, equipamiento urbano que éste le solicite. Sobre este particular, hay que recordar que solamente seis de las 32 entidades que forman la República están abajo del 15% de donación: Aguascalientes, Distrito Federal, Chiapas, Quintana Roo, Baja California Sur, Querétaro y Zacatecas. Y que cinco están arriba del 15%: Guerrero, Nuevo León, Yucarán, México y Tabasco. Las demás entidades —o sea el 65%-- son equiparables al caso actual de Sinaloa.

Los diputados se informan;

avisan lectura legislativa

A la vista de algunos comentarios críticos sobre la citada iniciativa, tres diputados de los firmantes de ella: Ricardo Hernández Guerrero, Jesús Antonio Valdés Palazuelos y Cresenciano Espericueta Rodríguez, acudieron al Implan a recabar información y buscar consensos, anunciando que la propuesta, al abrirse el período ordinario de sesiones el pasado primero de diciembre, ya estaba en segunda lectura y que pronto pasaría a comisiones para su análisis.

En la reunión con los diputados, a la que acudieron expertos en desarrollo urbano ajenos al Implan, este órgano planificador dio a conocer siete propuestas con que puede apoyar la iniciativa, aclarando que sólo se trataba de un primer acercamiento con los legisladores "para colaborar con ellos en el mejoramiento de los espacios públicos de los nuevos fraccionamientos, y que ésta puede no ser necesariamente la propuesta final del Implan".

Las siete propuestas del Implan fueron:

1. La reducción del porcentaje a donar debe aplicarse a fraccionamientos de vivienda de objetivo social, de vivienda de interés social, de vivienda popular, de vivienda de servicios progresivos y para usos mixtos. No en fraccionamientos de vivienda medida, de vivienda residencial y para usos turísticos. En esto deberá seguirse aplicando el 15% de donación.

Justificación: En estos últimos casos provocaríamos la reducción del área de donación sin más cambios significativos, ya que en ellos, se entregan las áreas de donación con el equipamiento adecuado por razones de mercadotecnia. La diferencia en los casos en que se permitiría la reducción, es que se lograría, por otros mecanismos, dotación de equipamiento y espacio público de calidad para las zonas con más carencias y más desprotegidas.

Opciones que validan

acuerdos de las partes

2. La facultad de solicitar y autorizar que la cesión de la superficie sea menor del quince por ciento será del Ayuntamiento (y no del desarrollador) en función de las necesidades contempladas en el Plan Director de Desarrollo Urbano.

Justificación: De esta forma se convierte en un incentivo que puede o no utilizar el Ayuntamiento, siempre apoyados en una metodología de planeación que favorecerá un desarrollo urbano ordenado y equitativo.

3. La opción de que dos o más fraccionamientos unan las superficies de terreno que les corresponde otorgar en cesión, dentro del mismo. El Ayuntamiento podrá aceptar la superficie de que se trate en apego a lo que señale el PDDU.

4. La opción de que el porcentaje correspondiente de área de donación se otorgue fuera del fraccionamiento que realiza la cesión. Siempre y cuando el Ayuntamiento lo autorice en función de los requerimientos del PDDU y la superficie a ceder se encuentre en áreas urbanizadas.

Diferencia que podría

ser hasta en efectivo

5. Cuando el área que corresponde ceder es menor a 500 m2 ésta debe ser un solo predio.

Justificación: Se evita la dispersión de las áreas de donación y el poco funcionamiento de ellas por su limitadas dimensiones. Entidades que los aplican: Nuevo León, México y Querétaro.

6. Cuando el área que corresponde ceder no excede 300 m2 podrá cederse el predio o un pago equivalente en base al valor comercial de la superficie. Cuando la donación se haga en efectivo y de contado el pago se destinará para la formación de áreas verdes, equipamientos públicos y reservas territoriales en función de los requerimientos que se especifiquen en el PDDU, el municipio debe estar obligado a crear un fondo para este rubro con las aportaciones en efectivo, o en su defecto, el pago equivalente al área se destinará directamente a otro espacio público que determine el Ayuntamiento en base a las necesidades que señale el PDDU.

Justificación: Existen nuevos fraccionamientos que por su ubicación pueden tener cubiertas sus necesidades de equipamiento a la distancia requerida, sin que necesariamente estén dentro de éstos. Las áreas de donación pueden cubrir necesidades en sectores más necesitados. Entidades que lo aplican: Sonora, DF y Nuevo León.

7. Que para el caso de vivienda construida en edificios multifamiliares de tres o más niveles, el área de donación sea determinada en función del total de la superficie neta v endeble construida.

Justificación: Esto se convierte en un incentivo para los desarrolladores, pues al aumentar la densidad de población y ofrecer mayores zonas de donación tendrán la oportunidad de ceder un porcentaje de donación en función de la superficie vendible.

Una voz que disiente:

hace otras propuestas

A lo anterior, el arquitecto Jaime Juárez Castro, uno de los que más razonadamente expresó su opinión, propuso lo siguiente:

Áreas de donación:

1. Dotar a las áreas de donación de los siguientes atributos: inalienables, imprescriptibles e inembargables, con lo que se evitará que se traslade el dominio, que prescriba el uso que se les asignó y que se embarguen.

2. La ubicación de los terrenos a donar se fijará de común acuerdo con el municipio y el fraccionador y será lo más central del polígono del proyecto del fraccionamiento buscando equidistancia a los residentes.

3. No se aceptarán áreas de donación con pendientes mayores al 12% que estén afectadas por restricciones federales, estatales o municipales o terrenos productos de nivelación con escombros y basuras.

4. Que su forma geométrica sea lo más cercana al cuadrado.

5. No se considerarán áreas de donación los camellones de las vialidades.

Vivienda multifamiliar: La cantidad a donar en los casos de fraccionamientos de vivienda multifamiliar se calculará en base a 14 m2 por vivienda.

Áreas comerciales y de servicios: Los fraccionamientos habitacionales deberán disponer al menos el 3% de su área vendible para usos comerciales y de servicios exclusivamente (equivalentes a dos lotes por ha.)

La traza urbana: Cuando el predio a desarrollar estuviera desligado de la estructura vial existente, se deberá realizar el proyecto de integración y continuación vial en el distrito urbano donde se ubique. Se deberán conservar los porcentajes actuales de áreas de donación; promover la adquisición para fines públicos de reservas territoriales para garantizar el equipamiento urbano normativo; y planear ejecutivamente en la formación de nuevas centralidades o subcentros urbanos.

El espacio público genera

democracia y convivencia

En entrevista por separado, al arquitecto Juárez Castro lo interpelamos sobre las razones de su disentir con la iniciativa, a lo que, con perspectiva diferente a lo dicho, nos hizo estas consideraciones:

- Tenemos un crecimiento urbano basado en hacer calles y construcciones. Nos hemos olvidado del complemento de las ciudades: plazas, parques, jardines, arte urbano, puntos emblemáticos.

- El espacio público es el elemento intrínsecamente democrático de la ciudad, calles y plazas: son lugares propicios para el encuentro e intercambio entre personas.

- La riqueza real de las ciudades son la invención, la curiosidad y la creatividad. La ciudad crece sobre sí misma, se rellenan los espacios y se mejoran sus deficiencias.

- Debemos de corregir el actual modelo urbano difuso, hacia una región policéntrica, otorgar capacidad de actuar en forma colaborativa y complementaria, crear sinergias y simbiosis.

- La ordenación del territorio es o debe ser una expresión espacial de la política económica, social, cultural y ecológica de toda la sociedad, cuyo objetivo es un desarrollo equilibrado de las regiones y la organización física del espacio.

Mirar a la belleza, no

al vilipendio urbano

En suma, que la iniciativa supradicha, si bien intencionada en cuanto a garantizar mejores niveles de vida en los nuevos ensanches urbanos, requiere de un análisis y de una puesta en consenso público en base, como lo señala Juárez Castro, a una expresión espacial de la política económica, social, cultural y ecológica de toda la sociedad y, sobre todo, en no vilipendiar la falta de mantenimiento de los precios sin utilizar, sino, en tanto cumplen su destino de acuerdo al Plan Director de Desarrollo Urbano, en escenarios que le den a las ciudades la oportunidad de aumentar sus áreas de oxígeno con jardines y arboledas y de convertirlas en muestras de un arte urbano tan poco practicado en nuestras ciudades. Tal es la lectura, hasta ahora, de esta iniciativa, y no la que pueda hacer un pleno legislativo que quizás, ni siquiera conoce la ciudad en que se ubica.

PROPUESTAS

Donaciones de fraccionamientos a los municipios sinaloenses:

PLANTEAMIENTOS DEL IMPLAN

1. Reducir donaciones.

2. Opcional del 15 al 10%.

3. Unir dos o más superficies.

4. Donaciones externas.

5. Menos de 500 m2 un solo predio.

6. Pago efectivo en menos de 300 m2.

7. Superficie total en multifamiliares.

8. Primer acercamiento a legisladores.

9. Pudiera no ser propuesta final.

PROPUESTAS DE JAIME JUÁREZ

1. Inalineables, imprescriptibles e inembargables.

2. Ubicación de común acuerdo municipio y desarrollador.

3. Sin pendientes mayores al 12%.

4. Sin restricciones federales, estatales, municipales, o de nivelación con escombros y basuras.

5. Lotes cercanos al cuadrado.

6. No camellones de vialidades.

7. Multifamiliares 14 m2 por vivienda.

8. Dos lotes por hectárea vendible para usos comerciales y servicios.

9. Integración y continuación vial al área urbana.

10. Conservar el 15% actual de donación.

11. Adquirir reservas territoriales para equipamiento.

12. Planear nuevas centralidades o subcentros urbanos.

Calificación
 
Regular
 
Votos: 4
 
Comentarios: 5
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.12199 segundos