Calificala como ...
Domingo 23 de Noviembre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
Festejan creyentes el día de Malverde
Celebran el 101 aniversario luctuoso del 'bandido generoso'
Gabriela Soto
04-05-2010
 
Decenas de creyentes pasean a Jesús Malverde por algunas de las calles de Culiacán.
Fotografía: Noroeste/Alejandro Escobar.
 
 
  < anterior
 
siguiente >
CULIACÁN._ Todos afirman: sí cumple. Es la fe oriunda de corazones de Sinaloa y del resto del país celebra el 101 aniversario luctuoso de Jesús Malverde.

Desde temprano llegan a la atestada capilla del "bandido generoso". Los creyentes entran con ofrendas, algunos agradecen por haberles cumplido y otros simplemente se acercan para verlo.

El ritual comienza al sacar la figura de Malverde que se coloca sobre una bandera tricolor del móvil que la transportará. Al momento, un tumulto se acerca para abrazarlo, besarlo y tomarse fotos.

El encargado de la capilla coloca joyas de oro sobre el cuello de la efigie. Inicia el recorrido de aproximadamente dos horas entre Independencia e Insurgentes.

Los fieles abren paso y adhieren su mano al carruaje gris con imágenes de Malverde. La marcha progresa al son de la banda y el desplazamiento de cohetes sobre el cielo azul.

El carro se detiene y la gente aprovecha para bailar dos o tres canciones. Susana Viñe y Estanisla Sánchez son de las que bailan sin pareja. Más flash y video para recordar el festejo. Se reanuda el camino, esta vez con porras provenientes de voces de niños, jóvenes y adultos. Después de la porra siguen los aplausos.

Seguidores solicitan canciones de moda a la banda y sólo algunos cantan. Es un ambiente de fiesta.

"Era un bandido (Malverde) pero generoso, por eso le llaman el bandido generoso, él le robaba a los ricos para darle a los pobres", dice Jesús González Sánchez, encargado de la Capilla de Malverde,

 "En vida ayudó a muchas personas y ahora de muerto igual, sigue ayudando. De todos los lugares de Culiacán y de México, de Veracruz, Aguascalientes, Querétaro, Guerrero, Chihuahua, Tijuana", expresa.

De todo se le pide, de la gente que está enferma, trabajo, familia, gente que no puede salir embarazada, indica.

Los asistentes corren por agua que se les ofrece, beben sedientos por el inclemente sol. Refrescan su cuerpo. El chofer detiene la unidad, asoma la cabeza y les grita: "no tiren el pin... agua". No hacen caso.

Al sonido del claxon retoman el paso. En tres ocasiones la marcha del automóvil se quebranta por el tráfico que dificulta su paso. La mayoría de los concurrentes responden que desde hace años asisten a la celebración, que creen firmemente en Malverde y que sí cumple todas sus peticiones.

Al llegar son recibidos con antojitos y música de banda que se prolonga por todo el día. Así Malverde

Calificación
 
Excelente
 
Votos: 11
 
Comentarios: 23
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.0490 segundos