Calificala como ...
 
Miércoles 1 de Octubre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
TRANSFORMAN EXCREMENTO DE VACA EN GAS PARA COCINAR
Alternativa ecológica
Especialistas de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UAS impulsan un proyecto para producir gas doméstico a partir de las heces fecales del ganado; es viable y ecológico, asegura el Ayuntamiento
GUILLERMO GALLARDO
15-10-2012
 
Alrededor de 27 mil pesos cuesta tener un biodigestor de gas producido por la buñiga del ganado bovino.
Fotografía: Noroeste / Alejandra Rojas.
 
 
  < anterior
 
CULIACÁN._ En Sinaloa hay aproximadamente un millón de cabezas de ganado bovino que generan alrededor de 4 millones de toneladas de heces fecales al año, las cuales provocan serios problemas de contaminación atmosférica al liberar gases de efecto invernadero, contribuyendo al calentamiento global.

De hecho, el agropecuario es el segundo sector más contaminante en la entidad.

Pero esta situación podría revertirse poco a poco con proyectos como los que están aplicando en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UAS.

Con el apoyo del Instituto Internacional de Recursos Renovables instalaron un biodigestor que con base en el excremento de las vacas producen biogás y biofertilizante. En este tipo de equipo también pueden utilizar heces de puercos, chivos, borregos, cerdos o hasta humanos.

El proyecto consiste en una bolsa impermeable y sellada de 12 metros cúbicos semienterrada. A un extremo tiene una pileta por la que se le suministran diariamente 40 kilos de heces de bovino y 15 cubetas con agua.

A partir de esto se crean condiciones de ausencia de oxígeno para que trabajen millones de microorganismos que degradan la materia orgánica convirtiéndola en gas metano y produciendo fertilizante.

Al otro extremo tiene otra pileta donde se colecta el biofertilizante rico en nitrógeno, fósforo y potasio, especial para sustituir el amoniaco y otros químicos como fuente de nutriente para las plantas. Puede ser alternativa para la agricultura.

Es prácticamente un estómago artificial de rumiante.

El gas se forma y sube a la parte de arriba de la bolsa y a través de un conducto es enviado hacia los quemadores de la estufa. El combustible puede utilizarse para cocinar los alimentos, como calefactor o para pasteurizar leche, entre otros usos domésticos e industriales.

Este tipo de equipos ya es usado en algunas partes del mundo pero en Sinaloa no se ha aprovechado como alternativa para producir energía.

 

Especial para el área rural

 

Javier Alonso Romo Rubio, director de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, informa que el biodigestor es una alternativa para producir energía en la zona rural, tanto para el consumo doméstico en las cocinas, como para pasteurizar la leche.

"En el medio rural, o compras gas LP o tumbas árboles para hacer leña. Nosotros esperamos que el impacto ambiental se reduzca con la baja en la tala de árboles, más el ahorro económico que tendrán y el impacto positivo en la salud de las personas y la salud ambiental", asevera.

Otro aspecto positivo, dice, es la generación de fertilizante orgánico para el mejoramiento de los suelos, así como el impacto al no quedar a la intemperie las heces de los animales.

Indica que con la biobolsa de 12 metros cúbicos que tienen instalada se pueden producir cuatro metros cúbicos de gas al día que alcanzan para mantener a 15 miembros de una familia con una flama normal y constante durante aproximadamente 15 horas, además de lograrse entre 300 y 400 litros de biofertilizante.

Asegura que no es peligroso producir y almacenar el gas metano porque es a baja presión.

"Es mucho más peligroso tener un cilindro de 30 kilos de gas LP en nuestras casas porque es a alta presión. Este proyecto tiene cuatro metros cúbicos, que son 2 kilos de biogás a baja presión y nunca provocaría una explosión; además tiene una válvula de alivio para, si la bolsa está a su máxima capacidad, por ahí pueda eliminarse el exceso de gas", expone.

También, indica, tiene para colocar un aditamento en la parte de arriba con el fin de almacenar mayor cantidad de metano.

En cuanto al costo, manifiesta que el que tienen en Veterinaria cuesta alrededor de 27 mil pesos, pero que hay opciones más baratas con capacidades menores, dependiendo de las necesidades de la familia o el productor rural.

Romo Rubio añade que hay capacidades de hasta 40 metros cúbicos para abastecer a siete u ocho familias con cuatro o cinco miembros al mismo tiempo. Este sistema puede adaptarse para hacer un ramal de mangueras hacia varios hogares, además de tener el beneficio del fertilizante que se puede vender.

El especialista Jaime Borbolla Ibarra, coordinador del proyecto, destaca que el biodigestor es fácil de operar pues sólo necesita el estiércol de vaca y agua, lo cual puede manejar fácilmente una persona.

El biodigestor, para el clima de Sinaloa, puede durar al menos 20 años si está a la intemperie, pero con techo podría funcionar hasta por 100 años porque está hecho de un material vulcanizado.

 

-- ¿Cuánto tarda en formarse el gas?

De origen, si es recién instalado, empezamos a alimentarlo con excremento y en una semana ya hay indicios de gas, y en un plazo de 15 a 20 días, ya está en su producción total. De ahí en adelante diariamente se va generando. El 30 por ciento de cada biodigestor es gas.

 

-- Algunas personas podrían no ver bien cocinar con gas sacado de las heces de las vacas...

Sí, es parte de no haberlo hecho todavía. El gas no tiene malos olores, cuenta con un filtro que elimina el ácido sulfhídrico, que es el del olor.

 

-- ¿Es confiable para uso doméstico?

Es 100 por ciento confiable. La UAS y la Facultad no vamos a actuar irresponsablemente, sino responsablemente, porque creemos que esta herramienta puede ayudar al medio ambiente y a las personas.

 

El investigador agrega que el 86 por ciento de los habitantes de la zona rural del país usa leña para cocinar y el 11 por ciento del área urbana, por lo que el biodigestor es una opción viable para el campo.

En este proyecto están trabajando varios especialistas de Veterinaria, entre ellos Isabel Quintero Osuna, Carlos Osuna y Borbolla Ibarra, quienes dicen que esperan tener eco en las autoridades para impulsar su masificación.

"Estamos viendo la posibilidad de financiamiento con el Ayuntamiento, Gobierno del Estado y fundaciones para que se socialice esto", asevera Borbolla Ibarra.

Invita a los políticos y gobernantes a que impulsen este proyecto que viene a ayudar a la gente de escasos recursos económicos, a la salud de la población y ayuda al medio ambiente.

 

Apoyará el Ayuntamiento

 

El Gobierno Municipal apoyará a la Facultad de Veterinaria para buscar financiamiento en la Federación y el Estado a fin de que se instalen equipos en la zona rural.

"Es un proyecto sencillo, económico, rentable y cuida el ambiente", expresa Roberto Moreno León, Subdirector de Ecología del Ayuntamiento.

El Municipio firmará un convenio en los próximos días con la facultad  para impulsar este tipo de proyectos que vienen a mitigar el calentamiento global y ayuda al ahorro energético, expone.

El plan climático para Culiacán establece que las diversas actividades emiten al ambiente 3 millones 375 mil 282 toneladas de bióxido de carbono y metano, de los cuales, un millón 74 mil toneladas, el 31 por ciento del total, son desechos agrícolas y ganaderos, entre ellos el estiércol.

Esta situación, indica Moreno León, está provocando el cambio climático, por ello es necesario buscar alternativas como ésta.

El funcionario añade que en el municipio se tienen alrededor de 500 mil cabezas de ganado, que generan cada una entre 10 y 12 kilos diarios de excremento, los cuales pueden ser susceptibles de procesarlos para generar energía. 

 

Instalan el primero

En la comunidad de Palos Verdes, Guasave, fue instalado ya el primer biodigestor, el cual es un poco más pequeño que el de Veterinaria. Podrá abastecer de combustible de una a dos familias.

Fue instalado el 25 de septiembre y en breve estará produciendo al 100 por ciento.

 

 

¿Qué es un biodigestor?

Es un contenedor libre de oxígeno que recibe los desechos diarios de las vacas, cerdos, chivos o borregos, en el que se fermenta el estiércol mezclado con agua, produciendo biogás rico en metano y puede ser utilizado como combustible en la preparación de alimentos.

 

Beneficios

Económicos: por el ahorro de energía y fertilizantes.

Salud: por el buen manejo del estiércol y la reducción de uso de leña para cocinar.

Ambientales: Se deja de emitir al ambiente el metano que es uno de los gases de efecto invernadero. Se evita la deforestación.

 

Contaminación

Alrededor de un millón de cabezas de ganado hay en Sinaloa, las cuales generan 4 millones de toneladas de excremento al año.

 

Biogás

Gas combustible que se produce por reacciones de biodegradación de la materia orgánica mediante el trabajo de microorganismos, en ausencia de oxígeno.

 

Metano

Gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global del planeta. Es 23 veces más peligroso que el bióxido de carbono. Se produce por la putrefacción de plantas y heces de ganado.

Calificación
 
Excelente
 
Votos: 2
 
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.07287 segundos