Calificala como ...
Jueves 30 de Octubre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
El Himno de Sinaloa, en boca de todos
Con toda una vida en la composición, Faustino López Osuna le escribe a Sinaloa y a su gente
Julieta Lomelí
19-11-2013
 
Faustino López Osuna
Fotografía: Noroeste / Manuel Pérez.
 
 
  < anterior
 

AGUACALIENTE DE GÁRATE._ Creador de la letra y música del Himno Oficial del Estado de Sinaloa, Faustino López Osuna ha compuesto el correspondiente para cada uno de los municipios de Sinaloa. Músico versátil, tiene entre sus creaciones boleros, polkas, corridos y otras canciones. 

Oriundo de Aguacaliente de Gárate, Faustino estudió la preparatoria en México, en la Escuela de Enseñanzas Especiales número 23, que eran escuelas internados del Instituto Politécnico Nacional para que estudiaran los hijos de campesinos, obreros y pobres del País. 

Su contacto con la música se da desde la secundaria, en las clases que recibían todos los que estudiaban en la escuela pública en Culiacán. 

"Yo recuerdo que nos daban Instrucción a la Música. Se hacía un pequeño coro, el maestro nos enseñaba a cuadrar alguna pieza de la tradición mexicana. Llevaba un afinador, un pequeño instrumentito metálico", dice. 

Recibió la instrucción teórica de la música con un libro de Luis Sandi, clásico, en las cuestiones pedagógicas del País. 

Instalado en la casa que lo vio nacer, en la comunidad de Aguacaliente de Gárate, el compositor se remonta a la influencia que el entorno tuvo en su apego a la música, especialmente el talento de su madre. 

"El canto viene de mi madre, desde niño, desde la cuna, yo creo, afinadísima ella, de una hermosísima voz, que lo más seguro educó mi oído; más la música ambiental, aquí en Aguacaliente había varios grupos musicales en mi infancia, había marimba, había quien tocaba saxofón y clarinete, había una pequeña banda de música, muchos guitarristas, guitarreros cantores de la tradición de música yucateca hasta la de nuestros días".

Un hombre de artes

Su oficio de compositor lo empezó a desarrollar desde muy joven. Siempre ha sido una persona que le gusta estar en contacto con las artes. 

"En la secundaria escribía en cualquier papel, si tomaba café, en cualquier servilleta de restaurante", comenta.

"Me gustan todas las artes, quien las cultive en sus inicios busca un modelo en qué basarse, tiende a copiar ese esquema de lo que él quiere hacer". 

Faustino recuerda con nostalgia la música que sonaba en la radio hace algunos ayeres.

"En la radio se tocaba la más hermosa, bellísima música, del pueblo de México, no estaba tan alterada y tan pervertida como está actualmente", comenta. 

"Entonces uno escuchaba en los ranchos y las ciudades música más completa, bien hecha de los grandes músicos, boleros de oro y rancheras. La radio educaba también el oído, no existía la televisión en mi infancia. En el cine escuchaba el piano, porque en la película, alguna taberna, con 'Tongolele' o Meche Barba, había algún pianista mientras ellas bailaban".

Responsabilidades de vida

A la par de que estudiaba, Faustino seguía componiendo.

"Yo tenía un encargo de mi madre, educar a mi hermano, casi tres años menor, y entre los dos, ya estando en profesional, educar a las dos hermanas menores. Era sacar adelante a la familia, no dedicarme a compositor, ni andar en la legua", resalta. 

"Era la obligación, no la inspiración. Y ahorita no se obliga a nadie, por eso hay tanta falta de valor y problemas. ¡Que crezcan libres!, como cualquier planta o animal, por desgracia", lamenta. 

En su camino, en la trayectoria de la preparatoria y profesional, tuvo la suerte de encontrar gente valiosa, a la que pidió consejo y orientación. 

"Uno de ellos fue un compositor de Culiacán, uno de los más grandes, Enrique Sánchez Alonso, llamado 'El Negrumo', creador de Dios no lo quiera, Una pura y dos con sal, Culiacán. Lo vi en México y le pregunté cómo le hacia yo para registrar mis canciones, yo, un joven romántico, ignorante, que va de la provincia", afirma. 

"El fue guitarrero de Pedro Infante cuando este comía tortillas duras. Él le ayudó para que siquiera comiera. Y por desgracia, nunca le grabó Pedro Infante ninguna canción. Él me dijo: ¿a qué vienes a México? y le dije que a estudiar y me dice: ponte a estudiar, porque si se te pasa el tiempo no lo vas a hacer". 

Faustino no sabe cuántas composiciones ha realizado en toda su carrera musical.

"Nunca las cuento. No se vale contarse. Para efecto de mercadotecnia, de noticias, todo el mundo hecha mentiras. He oído muchachos que escriben mil canciones, que le componen al Recodo, a 'El Coyote', mentiras, viven una ilusión terrible, que no ponen los pies en la tierra", dice. 

"Yo creo que son jóvenes como yo lo fui, medio fanfarrones. A 'El Negrumo' le dije: ¿cómo le hago para que me graben?, y me dijo: espérate, si eres compositor, toda tu vida vas a serlo, hasta que te mueras, pero si no estudias ahorita se te va a ir el tiempo, te vas a quedar burro, necesitamos gente más preparada, que sepa defender los derechos de los compositores, que sepa defender ante la situación pública sus canciones en la radio y otros medios".

El Himno de Sinaloa

La aventura de escribir el Himno de Sinaloa inició para Faustino con la convocatoria nacional, que vio por internet.

"Me entero que hay esa oportunidad, pero yo no estaba convencido de participar, duré un mes en convencerme. En principio, dando por hecho de que yo no participaba, tenía que reconocer que el día que viera la premiación de los que participaron, tal vez sintiera que podía haber hecho algo mejor. Me dije: no te lo vas a perdonar el resto de tu vida. Y fue así que decidí jugármela", dice el compositor.

"El día que se estrenó el Himno, el 22 de abril en el Museo de Arte de Sinaloa, con todo el elenco que lo grabó, el tenor José Manuel Chu acompañado por la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes el Coro Taller de la Ópera de Sinaloa y el Coro Vocacional del Instituto Sinaloense de Cultura, el Gobernador, Mario López Valdez, mencionó que habíamos participado 47 compositores, lo cual hace más satisfactorio haber logrado el primer lugar".

n ¿Cuál es el sentir de saber que ya empezó a trascender en el tiempo con esta composición, que ya es cantada por las nuevas generaciones?

"Yo no estoy diciendo en el himno nada mío, estoy diciendo lo de ustedes, lo de nosotros, la verdad, la unidad, la honradez, la solidaridad, la vida, la libertad. Yo lo único que logro es el mérito de condensar con mi sensibilidad, talento o capacidad; haber logrado traducir en letra de acuerdo a la convocatoria", afirma.

"Forjé los sueños de mis padres, lo que me inculcó mi madre, los maestros en la escuela, cuando nos daban Civismo, yo no sé por qué razón desapareció la materia de Civismo de los planes de estudio, gravísimo error. Yo siento que soy el producto de la suma de estos sueños, de estos anhelos, de lo mejor que quiere el ser humano, Sinaloa, mi pueblo y mis padres, y que si tengo éxito es el resultado de todos ellos que me formaron".

Defiende la labor de los compositores

Faustino lamenta que en las estaciones de radio nunca se dice el nombre del autor de la canción que se toca.

"Yo siento que eso es injusto. Los locutores dicen: Luis Miguel canta, o la canción de Luis Miguel, pero como es tiempo que se va a alargar y no lo venden, no mencionan a los autores", afirma.

EL HIMNO

El Himno de Sinaloa se puede escuchar todos los días a la medianoche en la radio, después del Himno Nacional Mexicano, y en las escuelas en cada ceremonia de Honores a la Bandera.

COMPOSICIONES

Faustino López Osuna compuso himnos para cada uno de los municipios de Sinaloa, además, es un músico versátil, pues ha creado boleros e incluso piezas de salsa.

PROYECTO

Actualmente está grabando un disco con 11 temas para sus amigos.

COMPOSITOR

Faustino López Osuna nació el 15 de febrero de 1943, en la comunidad de Aguacaliente de Gárate, Concordia, Sinaloa.

Ha ocupado importantes cargos en la administración pública y federal.

Ha incursionado en la música como intérprete y compositor, siendo autor de las melodías "Qué caso tiene", "También las lluvias se van", los corridos "Badiraguato", "El Colsalteco, "San José de Gracia", "Sinaloa", "San Ignacio", "La Candelilla" y el son "El Escuinapense".


Calificación
 
Excelente
 
Votos: 1
 
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.07396 segundos