Automedicación y deporte - Periódico Noroeste
null
>
Medicina del Deporte
Automedicación y deporte
Amigo lector de Noroeste, el automedicarse en cualquier área de la salud o para cualquier enfermedad es un error que lo puede llevar a efectos indeseables...
Dr. Epifanio Castañeda Labra
04/12/2017 | 5:51 PM
Compartida 3 veces
Foto: Noroeste

Amigo lector de Noroeste, el automedicarse en cualquier área de la salud o para cualquier enfermedad es un error que lo puede llevar a efectos indeseables, sea cuál sea la sintomatología o enfermedad es necesario el conocimiento de la farmacología de las diferentes sustancias medicinales para su indicación, pues bien, la automedicación en el “deportista” es práctica común en las diferentes disciplinas deportivas.

Este tipo de “trampas” sólo estará dañando su salud, porqué, mire, nuestro cuerpo tiene diferentes manifestaciones de alarma para “avisar” que algo anda mal y si lo sabemos escuchar y hacemos caso, lo más probable es que nada malo pasará, pero si aparte de “desobedecer”, lo engaña con el consumo de medicamentos, pues prepárese para un probable desenlace que en nada beneficiará la salud.

Los “egos” son el factor que más predispone a alteraciones y enfermedades secundarias al ejercicio.

Ejemplo de automedicaciones. Al realizar más de dos partidos por semana de manera repetitiva, sin descanso, lleva a la intoxicación de sustancias que se producen durante la actividad deportiva, esta “intoxicación” lleva al individuo a bajar el rendimiento, lo que refiere hace y hace actividad física (ejercicio) y parece que en lugar de rendir va para abajo. Esto es una realidad, ya que el organismo al no desechar o descansar se “intoxicará” de radicales, lo que provocará bajo rendimiento, ya que disminuye la flexibilidad, elasticidad, fuerza, llevando al individuo a diferentes sintomatologías (dolor, fatiga, cansancio, etc.), pero si el “deportista”, en lugar de descansar se automedica, con esta acción nuestro sistema de autodefensa se bloquea, por lo que no detecta la alteración y prosigue con la actividad.

Cuando el organismo llega a la intoxicación no apta para seguir con la actividad (cansancio, calambres en todo el cuerpo, taquicardia, o bradicardia, pérdida momentánea del conocimiento, convulsiones, etc.), vienen las manifestaciones que no sólo pone en peligro la salud, sino que se puede llegar a la muerte súbita.

En otras ocasiones la persona está en tratamiento para enfermedades crónico degenerativas o en control de alguna patología que necesita de la medicación y en lugar de tomar la dosis indicada por el profesional, aumenta el solo la dosis porque va a hacer ejercicio, no lo haga usted, acuda al especialista porque esta acción le puede constar la vida. Recuerde que su salud y calidad de vida vale más que la consulta y su “ego” por la actividad física, que es buena, pero cuídese.

epical_med@hotmail.com

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..