Conmueve el fallido amor entre juguetes - Periódico Noroeste
null
>
EN EL TEATRO ÁNGELA PERALTA
Conmueve el fallido amor entre juguetes
Presenta el Ballet de Jalisco dos historias para niños, como parte de la Temporada Primavera 2017 en Mazatlán
Héctor Guardado
20/03/2017 | 03:47 AM

A medianoche, los muñecos de papel y los soldados de plomo adquieren vida mientras arde el fuego en la chimenea. El foro del Teatro Ángela Peralta recibió el domingo por la mañana dos ballets para niños: La bailarina de papel y el Soldadito de plomo, y El flautista de Hamelin, interpretados por el Ballet de Jalisco.

En la sala de juegos de los niños, un batallón de soldados de plomo se lanza contra un bromista arlequín que les declara la guerra en puntas de ballet.

La sincronía de la marcha, los saltos y los movimientos de los rifles al unísono asombraron al público de niños que ocupó las butacas del foro mazatleco para admirar este espectáculo, que formó parte de las actividades de la Temporada Primavera 2017.

Una bailarina de papel es testigo de la lucha y se enamora de uno de los soldaditos de plomo, el arlequín celoso lucha por evitar que se reúnan los dos enamorados, pero el batallón consigue vencer al muñeco y lo lanza por la ventana.

La bailarina de papel le entrega su corazón al soldadito de plomo, y realizan un dueto de amor con el que mostraron su virtuosismo técnico, ella con giros vertiginosos, él con saltos y dobles giros en el aire, se desplazaron por el escenario consiguiendo el clímax de la función.

La bailarina de papel gira en un vértigo de emoción amorosa después de abrazar a su pequeño soldadito de plomo, sin darse cuenta, su veloz vuelo la lleva a la chimenea y la consume el fuego, su enamorado desconsolado se planta frente a las llamas y se lanza, sus compañeros de batallón, mientras lloran sacan de las llamas un bloque de plomo que tiene fundido el corazón de la bailarina de papel.

También, con el lenguaje del ballet, se presentó el cuento clásico El flautista de Hamelin, que narra la historia de un pueblo invadido por los ratones, el flautista con su música consigue que la plaga se vaya.

El alcalde no le quiere pagar lo justo y el flautista en venganza se lleva a todos los niños del pueblo a una cueva hasta que los padres consiguen que le paguen el dinero que todo el pueblo dio para que se fueran los ratones, y se lo entregan al flautista que hizo sonar su flauta para que los niños regresaran. 

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..