null
>
El pago de sueldo en la Cámara de Diputados
En el Congreso de Sinaloa se gasta más en personal transitorio que en el de base
En el Legislativo, las personas contratadas para prestar servicios durante un determinado periodo, es a quienes se destina el mayor gasto del recurso público en salarios
Gabriel Mercado
22/10/2017
Compartida 4 veces
Foto: Alejandro Escobar

Mientras se discutía la reducción del número de legisladores para ahorrar dinero en el pago de sueldos en las Cámara de Diputados, la realidad en el Congreso de Sinaloa es que es el personal transitorio o de honorarios, las personas contratadas para prestar servicios durante un determinado periodo, es al que se destina el mayor gasto del recurso público en salarios.

En un análisis hecho por Noroeste de las cuentas públicas del Poder Legislativo, hasta junio de este año en el rubro de servicios personales, donde se asigna el dinero para pagar los sueldos y otras prestaciones de la burocracia, ya se erogaron 104.1 millones de pesos, 6.5 millones más que el primer semestre del año anterior.

De ese gasto, lo destinado para el personal permanente, donde se incluyen los Diputados, apenas creció en poco más de un millón de pesos, sin embargo, lo correspondiente al personal transitorio subió en 4.7 millones en relación al 2016.

Incluso la actual Legislatura, en sus primeros tres meses de arranque, de octubre del año anterior a diciembre, pagó 15.5 millones de pesos al personal transitorio, cuando en el primer trimestre de ese mismo año fueron 11.6 millones.

De acuerdo a los listados de prestadores de servicios contratado por honorarios asimilados, quienes conforman el personal transitorio, se contrataron desde el primero de octubre del año pasado 96 personas por esta vía, aunque 23 ya están inactivos, es decir, operaron con 74 personas.

En la pasada Legislatura se realizaron 69 contratos de los que se mantuvieron 41 activos, y en la 60 legislatura que fungió del 2010 al 2013 tuvieron 31 con 29 activos.

Este listado fue proporcionado por el ciudadano Ernesto Saldaña, miembro del Colectivo para la Defensa del Patrimonio Público, y quien lo consiguió vía Ley de Acceso a la Información Pública.

En el presupuesto de los primeros seis meses del año en curso para las remuneraciones del personal transitorio incluso se hizo una ampliación de 4.5 millones de pesos, aunque al final gastaron 1.8 millones más de lo planeado originalmente.

Para el gasto en servicios generales para este año contemplan se gasten 10 millones de pesos más en comparación al 2016, pese a que la tendencia de los años previos era reduccionista en este rubro.

 

Transitan con onerosos honorarios

 

De acuerdo a los listados del personal contratado por honorarios, los pagos más elevados los reciben Carlos Ramiro Gámez Sepúlveda, Fabiola Margarita Inzunza Gil, Rafael Álvarez Noriega, Rosa Patricia Tirado Rojas y María del Carmen Escalante Arvizu, los cinco con 51 mil 887 pesos antes de impuestos. El primero está como asesor de la Secretaría General, la segunda es secretaria de la Junta de Coordinación Política y los últimos tres son asesores; Noriega de la Unidad de Estudios Económicos y Financieros, Tirado Rojas del Departamento de Gestión y Apoyo Parlamentario y Escalante de la Junta de Coordinación Política.

Carlos Gámez fue hace años subdelegado de Prestaciones Económicas del Issste, Rosa Patricia Tirado Rojas antes fue directora de Difusión y Promoción del Instituto Sinaloense de Cultura en el anterior gobierno, Rafael Álvarez Noriega fue subsecretario de Ingresos en el gobierno de Jesús Aguilar Padilla y ex Tesorero y ex director de Egresos del Ayuntamiento culiacanense.

Les sigue en nivel de ingresos Francisco Rubio Montero con 51 mil 203.23 pesos, quien funge como coordinador de la Unidad de Estudios Económicos y Financieros.

Hay además otros 10 prestadores de servicios activos con honorarios superiores a los 30 mil pesos.

Quien ostentó los honorarios más elevados fue José Carlos Loaiza Aguirre, estaba como asesor de la Secretaría General del Legislativo, fue contratado el primero de octubre de 2016 con honorarios de 66 mil 172 pesos mensuales. Ahora está inactivo y es coordinador administrativo de la Secretaría General de Gobierno.

Otro fue el ex legislador Marco Antonio Irízar Cárdenas, quien estuvo como asesor del grupo parlamentario del PRI con ingresos de 51 mil 887 pesos, contratado justo el mismo día que dejó la curul. En enero de este año dejó el Congreso y se convirtió en Jefe de la Unidad de Estudios Constitucionales y Legislativos de la Secretaría de Gobierno.

Cabe señalar que en comparación con la pasada legislatura, nadie de los prestadores de servicios tuvo honorarios superiores a los 37 mil 601 pesos, y sólo tres personas ganaban esa cantidad.

 

 

Es una mentira haya ahorro reduciendo diputados: Saldaña

 

 

El Congreso aunque reduzca su número de Diputados al final del día no servirá de nada y es una mentira total que vaya a causar una austeridad, ya que por un lado se reducen los legisladores, pero hay una "explosión demográfica" de asesores de todo tipo, expuso Ernesto Saldaña del Colectivo por la Defensa del Patrimonio Público.

"Se hizo el análisis de las últimas tres legislaturas, y en la de 2010 a 2013, el personal activo de honorarios asimilables, no son los asesores de Diputados que ahí tenemos 160, no son 160, no son le personal permanente, son el personal eventual, que entra y sale con los Diputados. Tenía esa legislatura, de 2010 a 2013 unos 29 miembros activos, y gastaban en promedio alrededor de 506 mil pesos (al mes), se disparó a 802 mil pesos con 41 activos en la legislatura pasada, de 2013 a 2016, y en esta que es de 2016 a 2018 se volvió a disparar a 74 miembros activos y a un millón 025 mil pesos mensuales", estimó Saldaña.

Aseveró que estos incrementos están enfocados en la mesa directiva, la cual presidía Roberto Cruz Castro del PAN, y en la Junta de Coordinación Política, que preside Irma Tirado.

"Es una gran mentira, es muy lamentable que el Congreso en nuestra cara nos siga mintiendo", subrayó.

De acuerdo a los listados de estos prestadores de servicios por honorarios, anteriormente la Mesa Directiva contaba con tres empleados activos, y al entrar Cruz Castro creció a 14.

"¿En qué vas a ocupar a esas personas?, no están trabajando para el Congreso, son operadores políticos personales para las aspiraciones políticas de estos Diputados, y eso no se vale, eso se llama desvió de recursos", subrayó Saldaña.

 

Hay más contratos porque hay más iniciativas ciudadanas: Secretario

 

Al cuestionar a Simón Rafael Betancourt Gómez, Secretario General del Congreso del Estado, sobre estos gastos y el número de personal contratado por esta vía, afirmó primero que ellos estaban realizando ahorros en esta legislatura, y si se había contratado más personal que años anteriores se debió a que había más trabajo legislativo por la participación de los ciudadanos.

También se le señaló las críticas de grupos ciudadanos quienes acusan sus iniciativas no han salido de la "congeladora", a lo que aludió que había mucho trabajo y todo estaba bajo análisis.

"Estamos racionalizando gasto", afirmó el Secretario.

"Sin embargo veo más personal contratado que otras legislaturas", se le cuestiornó.

"Si vemos orita la inercia de trabajo, y si te metes a la página del Congreso y ves las estadísticas, orita tenemos el 86 por ciento de los trabajos que hemos efectuado antes del año, equivale a lo que hizo la anterior legislatura en tres años, prácticamente ni hemos descansado", respondió.

"La ciudadanía, la sociedad civil ha estado presentando iniciativas, y hemos estado trabajando en el análisis de las mismas", agregó Rafael Betancourt.

"Aunque algunas no han avanzado", se le señaló.

"Algunas no por su complejidad, no han avanzado porque tienen un grado de complejidad alto... más iniciativas y le estamos pegando muy duro a lo que tenemos rezagado de tiempo atrás, no nada más esta Legislatura, sino las otras, lo que denominan 'congeladora'", mencionó.

Comentó que a diferencia de otros años los contratos ahora eran trimestrales o semestrales, cuando antes eran anuales, y siempre hay "entregables", es decir, evidencia que se cumplió el encargo hecho al personal contratado.

Aseveró que los pagos de honorarios dependen además del tipo de "entregable", es decir, del trabajo solicitado y su complejidad.

"El entregable es un documento, el entregable es un trabajo, el entregable es una conferecia, el entregable es una capacitación, depende, pueden ser diferentes cosas. No es la misma pagarte a ti que me hagas una capacitación a que me des un trabajo específico", comentó.

"Hay trabajadores que ganan hasta 50 mil pesos", se le refirió.

"Sí, el grado del trabajo que puede ser mayor, dependiendo del tema, dependiendo la especialidad, el tiempo, no es la misma pagarle a una persona que nos pueda hacer un trabajo sobre finanzas públicas y contabilidad gubernamental a estar recibiendo un tipo de servicio de la viabilidad de una iniciativa, es diferente, es más técnico el otro, más especializado", acotó.

 

Te puede interesar..