‘Estoy satisfecho con las elecciones’: Lorenzo Córdova - Periódico Noroeste
null
>
Newsweek en español
‘Estoy satisfecho con las elecciones’: Lorenzo Córdova
En entrevista con Newsweek en Español, el presidente del Instituto Nacional Electoral pasa revista a las controversias que han envuelto en las últimas semanas a la incipiente democracia mexicana
Newsweek en Español
19/06/2017 | 04:08 AM
Compartida 75 veces
Foto: Newsweek en Español

Jorge Torrez

@JTJ_1

 

Lorenzo Córdova se instala en un rincón de su amplia oficina en el Instituto Nacional Electoral y se dispone a conversar sobre las elecciones del 4 de junio. Han sido días convulsos para la autoridad electoral y la incertidumbre que derivó de la jornada ha puesto en entredicho los procesos y la gestión no solo de los institutos locales, sino del propio instituto federal.

Pero el presidente del INE se siente optimista. Está al corriente de las controversias poselectorales y asegura con desparpajo que las elecciones han dado “buenos resultados” y que lo que se vivió el pasado 4 de junio es el fruto de la “nueva realidad democrática del

país”, dice a Newsweek en Español.

Coahuila y Estado de México han reportado irregularidades que mantienen en vilo los resultados electorales, y Córdova asegura que se están atendiendo todos los señalamientos y se elabora ya un dictamen con la información de los partidos políticos y del propio Instituto, en donde se determinará la gravedad de las acusaciones y se establecerá la viabilidad de los procesos de anulación, como ha solicitado el PAN en Coahuila y Morena en el Estado de México.

Córdova no descarta que esta posibilidad se materialice, pues la Constitución mexicana lo establece con mucha claridad y es posible que, de comprobarse la gravedad de las acusaciones en ambos estados, pueda “abrirse una causal de nulidad directa”.

El presidente del INE asegura que en el Instituto trabajan en corregir las fallas que se presentaron en la elección, con miras a preparar la jornada electoral “más grande de la historia de la democracia mexicana” en 2018.

Pero se asegura de que no quede ninguna duda respecto a lo que piensa sobre las elecciones del 4 de junio: “Hoy tenemos una competitividad que hace 30 años no teníamos”, dice Córdova, y “en términos generales sí, estoy satisfecho con las elecciones”.

- ¿Qué opina de la gestión electoral de las elecciones del 4 de junio?

- Las elecciones del 4 de junio fueron un paso adicional en el proceso de instrumentación

de la reforma de 2014. Esta reforma trajo como consecuencia un nuevo modelo de operación electoral en donde el INE tiene una presencia y una serie de responsabilidades particularmente importantes en los procesos electorales locales y en donde se está consolidando la idea de estandarizar y homogeneizar los procedimientos, los criterios, las reglas con las que se hacen elecciones en el País, de cara a la que va a ser la cita electoral más grande de la historia de la democracia mexicana, es decir, las elecciones federales y las 30 elecciones locales que concurrirán en 2018.

- Hubo fallas importantes en la organización de las elecciones.

- Hay elementos que han sido motivo de buena parte de las controversias

poselectorales en esta elección, como por ejemplo, el comportamiento atípico

de algunos mecanismos que no habían presentado problemas en la presentación

de los resultados electorales preliminares, pienso en el conteo rápido, pienso

en el programa de resultados electorales preliminares de Coahuila, en donde por

primera vez tuvimos comportamientos atípicos, digamos, una no coincidencia

de lo que el conteo rápido reporta frente al PREP y, eventualmente, frente a los

cómputos distritales.

 

- ¿Qué le toca hacer al INE?

- Lo que nos toca ahora es analizar qué pasó, con dos propósitos, el primero es generar información para disipar dudas o, eventualmente, encontrar fallos respecto a esta discusión poselectoral, pero sobre todo, tomar decisiones que nos permitan de cara a las elecciones de 2018 garantizar que estos fenómenos no vuelvan a presentarse.

- ¿Le brinda entonces una buena calificación a la organización electoral?

- Creo que las elecciones dan buenos resultados, pero también áreas de las que tenemos que ocuparnos.

 

- Pensando en el Estado de México y Coahuila, ¿ve una gestión transparente en los institutos locales?

- Yo creo que hay una gestión mucho más transparente de lo que ocurría en el pasado y, sobre todo, existen hoy como no existían entonces los mecanismos para revisar dicha actuación. Se han presentado quejas en contra de los consejeros electorales de ambas entidades federativas y habrá que desahogarlas.

- ¿La actuación de los órganos electorales se desarrolló en los parámetros de lo normal?

- Está en los parámetros hasta que no se demuestre lo contrario y estamos justamente entrando en la etapa en la que quien sostenga la comisión de algún tipo de irregularidad tendrá que probarla ante los tribunales, y los tribunales son los que van a tener que tomar las decisiones finales al respecto. Lo que estamos viviendo es parte de la nueva realidad democrática del País, en donde la competitividad entre los partidos políticos, como expresión de un pluralismo cada vez más asentado y cada vez más robusto y competitivo, se está expresando en las urnas y consecuentemente en la disputa también poselectoral.

- ¿No ve un saldo negativo en estas elecciones?

- Tenemos problemas, déjame llamarlo así, medioambientales, en los que la democracia tiene que recrearse, pero que no son ni una responsabilidad de las elecciones ni de los órganos electorales, sino más bien el resultado de una serie de problemas estructurales que están complicando prácticamente todas las esferas de la vida pública.

- ¿Es decir?

- La pobreza, la desigualdad, la corrupción, la impunidad, la inseguridad son todos elementos que lastiman la convivencia social y prácticamente inciden en todos los ámbitos de la vida pública, de la vida política, incluyendo el ámbito electoral, y creo que lo que hoy estamos enfrentando es una desafección con la democracia.

- ¿La conclusión es que hay una democracia débil?

- Muchos en el ámbito de la opinión pública han planteado que estas elecciones constituyen un retroceso, pero no me lo parece, porque finalmente la alternancia sigue siendo una moneda de uso corriente en los procesos electorales.

- Pero es una democracia muy cara frente a un proceso electoral de baja calidad.

- Hoy tenemos una competitividad que hace 30 años no teníamos, un sistema de partidos competitivo, robusto, que no teníamos hace 30 años. Tenemos muchos problemas

como sistema democrático, sin lugar a dudas, pero es por la vía electoral que tenemos hoy un país radicalmente distinto al que teníamos hace 30 años.

 

- Uno de los puntos fundamentales de irregularidades en una elección son los gastos de campaña y los problemas que surgen al demostrar que hubo un gasto excesivo. ¿No es esto un falso juego del INE, en el que pareciera que sí pueden sancionar, pero en la realidad no se sanciona?

- Lo que diría es que está en curso el proceso de fiscalización y no adelantemos vísperas, dejemos que este proceso concluya para poder hacer un corte de caja de cómo nos fue. Lo que sí me atrevería a decir es que el sistema de fiscalización, sobre todo después de la reforma de 2014 que le impuso al INE cambios no menores en la gestión de los mecanismos de control de la contabilidad de los partidos políticos en los ingresos y gastos, es un sistema en donde en tiempo real se van recibiendo las operaciones de los partidos políticos y se van revisando, es un sistema que poco a poco ha venido robusteciéndose elección tras elección. Me atrevería a decir que la fiscalización va a ser mucho más robusta en estas elecciones de lo que fue en 2016.

- ¿Tiene el INE una participación más activa en esta fiscalización?

- Nunca antes habíamos tenido tanta información de lo que vimos en el campo como en estas elecciones. Es mucho mayor el bagaje de información que el INE recabó respecto de lo que los partidos informan.

- ¿Entonces la anulación de las elecciones en el Estado de México y Coahuila es una posibilidad real?

- La Constitución establece una nueva causal de nulidad que supone que si un partido rebasó los topes de gasto de campaña en un 5 por ciento y la diferencia entre el primer y segundo lugar es menor a 5 por ciento de la votación, puede abrirse una causal de nulidad directa.

- Y aquí el INE tiene una corresponsabilidad para probar excesos en los gastos de campaña de los partidos.

- El INE tendrá que compulsar toda la información que los partidos reportaron con la que el INE detectó, si eventualmente hay un reporte de gastos menores a los que efectivamente ocurrieron, si hay gastos no reportados, si hay una mala contabilidad o una mala distribución entre las distintas campañas electorales del gasto realizado en las elecciones, es decir, un dictamen de donde se desprende si hay o no un rebase de los topes de gastos.

- La percepción de que algo huele mal en algunos estados afecta la credibilidad del INE.

- Sin lugar a dudas afecta la credibilidad del sistema electoral y creo que sobre eso no hay que ser omisos y no hay que ser ni descuidados ni indolentes porque, finalmente, todo órgano público depende en buena medida para su función de la credibilidad pública. Es prácticamente imposible que un órgano electoral que no goza de credibilidad pública pueda organizar elecciones creíbles y puede ser algo muy delicado de cara a los procesos electorales de 2018.

- México tiene una democracia cara, el costo de las campañas del 4 de junio se elevó a 5 mil millones de pesos; ¿está de acuerdo en que debe ser menos costosa?

- Sí, por un lado, es decir, creo que debemos tener una lógica de revisar con mucha objetividad y con mucha racionalidad el financiamiento a los partidos políticos. Creo que es pertinente desde mi punto de vista que siga habiendo un financiamiento público y que este sea predominante frente al financiamiento privado. Nuestros procesos electorales son caros por la desconfianza. Si dar ese salto nos abre un boquete en torno a la confianza de las elecciones, pues no vale la pena darlo en este momento.

- ¿Entonces la lógica es que el costo de la democracia mexicana se incremente en cada elección?

- No, yo creo que no. Yo creo que tenemos el desafío de que el costo disminuya, pero la desconfianza, es decir, la cantidad de atribuciones que se le han venido dando al INE, vuelven prácticamente imposible que las elecciones cuesten menos.

- ¿Qué ocurrió en el Estado de México y Coahuila?

- Como ente rector tenemos que contribuir a este esclarecimiento público de lo que ocurrió, y para eso por cierto hemos mandatado la realización de una serie de informes para aclarar estas dudas. Lo que ocurrió con los mecanismos preliminares, bueno, tenemos que hacer la tarea de la fiscalización y, por supuesto, estaremos atentos a lo que nos sea requerido por los tribunales ahora que entramos a la fase litigiosa de la elección.

- ¿Realmente está satisfecho con el desenlace de estas elecciones?

- En términos generales te diría que sí, que estoy satisfecho con las elecciones, aunque eso no quiere decir que no haya nada por hacer, al contrario, creo que hay muchas lecciones que sacar y hay muchas cosas sin duda que mejorar. La democracia es un proceso inacabado e implica una revisión permanente de los procedimientos e incluso de las reglas.

 

 

“Lo que estamos viviendo es parte de la nueva realidad democrática del País, en donde la competitividad entre los partidos políticos, como expresión de un pluralismo cada vez más asentado y cada vez más robusto y competitivo, se está expresando en las urnas y consecuentemente en la disputa también poselectoral”.

 “La pobreza, la desigualdad, la corrupción, la impunidad, la inseguridad son todos elementos que lastiman la convivencia social y prácticamente inciden en todos los ámbitos de la vida pública, de la vida política, incluyendo el ámbito electoral, y creo que lo que hoy estamos enfrentando es una desafección con la democracia”.

 “Hoy tenemos una competitividad que hace 30 años no teníamos, un sistema de partidos competitivo, robusto, que no teníamos hace 30 años. Tenemos muchos problemas como sistema democrático, sin lugar a dudas, pero es por la vía electoral que tenemos hoy un país radicalmente distinto al que teníamos hace 30 años”.

 “En términos generales te diría que sí, que estoy satisfecho con las elecciones, aunque eso no quiere decir que no haya nada por hacer, al contrario, creo que hay muchas lecciones que sacar y hay muchas cosas sin duda que mejorar. La democracia es un proceso inacabado e implica una revisión permanente de los procedimientos e incluso de las reglas”.

Lorenzo Córdova
Presidente del Instituto Nacional Electoral

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..