null
>
Desplazada y con la nostalgia de volver a Concordia
Fallece la ‘tía Nena’, lejos de sus montañas
Magdalena López fue un ícono en la sierra, conocida en pueblos como Copala, Pánuco, Chirimoyos, El Palmito y La Petaca. Fue partera, celadora, farmacéutica y hasta veterinaria
Fernanda Magallanes
14/11/2017
Compartida 295 veces
Foto: Rafael Villalba

MAZATLÁN._ Nunca supo la gravedad que vivía la zona serrana de Concordia, no tenía noción de todas las familias que salieron huyendo de sus hogares, huyendo de  la violencia, ni siquiera supo por qué ella desde hace dos años llegó a Mazatlán a comenzar una nueva vida.

Así falleció, Magdalena López, mejor conocida como la “Tía Nena”, de casi 100 años.

Ella partió del pueblo de Santa Lucía, Concordia, hace aproximadamente dos años, cuando su hija, Martha López, decidió ir por ella, ante la ola de violencia que se comenzaba a manifestar en la zona serrana, pero con el pretexto de que su salud ya no era la indicada para estar sola.

La "Tía Nena" fue un ícono en Santa Lucía y pueblos como Copala, Pánuco, Chirimoyos, El Palmito y La Petaca; todos la conocían por las labores que hacía.

Fue partera, celadora en la cárcel de Concordia, farmacéutica, incluso hasta veterinaria.

“Por mi mamá pasó mucha gente, ella atendió a muchas mamás, casi en todos los poblados se conoce a alguien que fue ayudado por ella, por la "Tía Nena", como le decían.

Ella no era mi mamá de nacimiento, pero me hizo suya y mi responsabilidad era traérmela para que no estuviera sola”, explica su hija, Martha.

Las anécdotas que los pobladores de Santa Lucía vivieron con ella son incontables, de generación en generación, la "Tía Nena" quitó desde veneno de alacrán, hasta recibir el parto de una vaca.

Ella vivió despreocupada y atenta siempre a quienes la buscaban, su corazón estaba en el pueblo.

“La nostalgia la tumbó, cayó en una tristeza profunda, su corazón y sus ganas siempre estuvieron en querer regresar a Santa Lucía, pero nunca supo la realidad que se vivió allá, sólo rumoraba pero nunca supo que tan feo estaba”, comentó.

Quienes la conocieron mencionaron que la señora Magdalena fue una gran persona. Mal hablada, directa pero con un corazón para todo el que llegara a necesitar de ella.

Desde los hombres que llegaban a jugar baraja con ella, hasta los niños llorando, picados por un alacrán.Incluso su perico aprendió lo mal hablado de la "Tía Nena".

La memoria y el alma de la "Tía Nena" regresó a Santa Lucía, Concordia, a pesar de que su cuerpo se quedó sepultado en Mazatlán, el pasado viernes 10 de noviembre.

Te puede interesar..

Oportunidades