Hugh Grant dice adiós a las comedias románticas - Noroeste
Periódico Noroeste
22 de Mayo de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  24º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Hugh Grant dice adiós a las comedias románticas
El actor, centrado en su vida familiar y en el activismo, estrena su primer gran papel en televisión y asegura verse mayor como galán
Noroeste / Redacción
16/05/2018 | 08:59 AM
Marcar como favorita
Foto: Internet

A Hugh Grant se le acabaron las risas y las rosas. El intérprete inglés de 57 años tiene clara su condición y lo que esto supone: se encuentra “más viejo y más feo”, dice de sí mismo, y por tanto ha llegado la hora de cerrar etapa con esas comedias románticas que le encumbraron en los años 90 y los 2000, difundió elpais.com.

El actor presenta estos días ante los medios británicos su nueva serie, una producción de tres capítulos de la BBC que se podrá ver en Amazon.

Escena de A Very English Scandal.

En A Very English Scandal se retrata el escándalo sexual del diputado liberal Jeremy Thorpe, que vivió un romance con el modelo Norman Scott en los años 60 y 70 que acabó con la muerte de éste. Thorpe pasó por un largo juicio que ocupa la trama central de esta serie que le ha dado a Grant su mayor papel en la televisión, por la que no pasaba desde hace dos décadas.

Así, en una entrevista con Radio Times le preguntaron al ganador del Globo de Oro (por Cuatro bodas y un funeral en 1995) sobre si volvería a las comedias románticas que le llevaron a la cumbre de su carrera.

"Ese pájaro ya voló", fue su escueta respuesta. "Siempre he intentado escoger la opción que me parecía más entretenida. Y volverse más viejo y más feo han hecho que los papeles sean, digamos, más variados".

La pequeña pantalla ha dejado de ser tan pequeña y se ha convertido en el sitio en el que estar, y Grant reconoce que hace unos años "solía haber un gran esnobismo con la tele" que, asegura, se ha ido perdiendo. Eso no significa que no vuelva a hacer cine; de hecho, la televisión no le resulta tan atractivo:

“Soy uno de esos señores clásicos que echan de menos el celuloide, las grandes pantallas, el cine como espectáculo”, se lamenta.

El actor asegura que le da “un poco de pena que todo acabe en Netflix, es un poco ‘bleh’. Solo es tele. Echo de menos el romanticismo del cine”.

Lo que está claro es que su faceta como actor es hoy día menos importante para él que la que está viviendo como activista y hombre centrado en su familia.

En marzo tuvo a su quinto hijo (y todos tienen menos de seis años), el tercero con su actual pareja. Ha pisado el acelerador vital en un momento en el que ha elegido, quizá con más mimo o quizá con menos prisa, papeles más escogidos que le han reportado buenas críticas, como el de Florence Foster Jenkins (por el que optó al Globo de Oro en 2016) o el de villano de Paddington 2 (que le valió una nominación al Bafta este 2018).

Pero los mayores titulares los ha acaparado gracias a su guerra abierta con los tabloides, esos que tanta lata le dieron allá por los 90 tras sus imágenes con la prostituta Divine Brown. Sus declaraciones y sus intervenciones ante los tribunales, junto a las de otros afectados, precipitaron el cierre del News of The World, el panfleto de Rupert Murdoch.

El pasado febrero -con el periódico ya cerrado- recibió una indemnización de 110 mil euros que donó de forma íntegra a los activistas Hacked Off. Grant se vio implicado en esta trama, una de las mayores de espionaje del Reino Unido, y llegaron a publicarse noticias sobre sus parejas en las que, como él mismo dijo, la única fuente era el buzón de voz de su teléfono.

PARA SABER

- Hugh Grant regresa a la pequeña pantalla en su primer gran papel televisivo en 20 años.

A BBC y Amazon llega A Very English Scandal, una miniserie de tres episodios que detalla la relación homosexual entre el político británico Jeremy Thorpe (interpretado por Hugh Grant) y su joven ayudante Norman Scott (Ben Whishaw) en la década de 1960.

 

 

 

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..