Mandando señales - Periódico Noroeste
null
>
Mandando señales
La fiesta grande
Marisela González
01/01/2008 | 00:00 AM
Los seis equipos más importantes de la temporada están listos para la postemporada. Mexicali y Hermosillo pueden seguir los juegos cómodamente en sus televisores.
Vaya platillo beisbolero para iniciar el año, porque hay tres series que son de pronósticos reservados.
Navojoa-Culiacán, Los Mochis-Obregón y Mazatlán-Guasave se ven parejas por donde se les vea.
Pero la más fuerte es la de rojos y azules.
Mazatlán llega como el líder de pitcheo del circuito y Guasave es el mejor equipo a la ofensiva. Es lo mismo de siempre: pitcheo contra bateo.
No son pocos los que creen que de aquí puede salir el mejor perdedor.
Los Venados tienen la pócima para dominar a los bates azules. Y pueden presumir que metieron a cuatro de sus cinco abridores entre los 10 mejores lanzadores del circuito.
Ahí están Walter Silva, Pablo Ortega, Héctor Navarro y Randy Williams. De esos cuatro sólo tres, a excepción
de Navarro, enfrentarán a los Algodoneros.
Y vean que la salida de Navarro de la rotación le pesó mucho a Eddie Díaz, ya que el "Choco" no parecía un pastelito, sino un pan francés, por lo bien que se vió ante el poderoso equipo yaqui.
Sin embargo, con la salida de Fernando Salas se abrió un hueco en el bullpen y es ahí en donde Navarro encaja a la perfección.
Bustillos no es malo, pero este año ha dado una de cal por una de arena, pero abriendo en casa ante Guasave puede dar una buena salida.
Además de que Mazatlán se acomoda muy bien contra Guasave. En la serie anual quedaron 6-3 arriba y lo que es mejor, que esos triunfos fueron para sus abridores.
Pablo Ortega les ganó uno, Walter Silva y Randy Williams dos cada uno. El otro triunfo fue para Navarro.
De los abridores el único que perdió contra Guasave fue Silva.
Hay algo muy importante, en lo que corresponde a la ofensiva.
El parque de Guasave es de los preferidos de Roberto Saucedo, ya que el poderoso toletero suele levantar mucho la pelota a los jardines y las dimensiones no son tan lejanas como las del Teodoro Mariscal.
Lo mismo beneficiará a Derrick White, Miguel Ojeda y Édgar González.
Ah, y también a Juan Melo, el flamante refuerzo de los rojos.
Melo viene con su etiqueta de ser campeón de bateo en República Dominicana, en donde el nivel es muy fuerte.
Desgraciadamente ocupará el lugar de Brian Myrow, un excelente jugador, pero que se ve cansado. A la directiva hay que decirle que Myrow merece regresar el próximo año, porque un pelotero de esa calidad no se lo encuentran en cualquier tienda.
Melo es bateador de líneas, batea por ambos lados del plato. Él ya tiene experiencia de Grandes Ligas, poca, pero la tiene, además de que conoce mucho del beisbol mexicano.
Con Édgar González y Melo los Venados pueden tener más ofensiva, no sé si se haya perdido defensiva, porque Myrow y Damian Jackson son excelentes guantes.
Ah y por cierto ningún aficionado en Mazatlán quería que el rival de Venados fuera Guasave, y no porque les tengan miedo, sino porque no hay televisora, así que hay que echarse los juegos por el radio, ufffff.

Navojoa y Culiacán
Cuidado con los Mayos, porque tienen pitcheo y bateo. Óscar Rivera y Mario Mendoza pueden darle muchos dolores de cabeza a los guindas, que terminaron mal la segunda vuelta.
Mucho dependerá Culiacán de su bateo, que no ha sido su mejor arma en esta temporada.

Los Mochis y Obregón
Obregón está perrón. No creo que los Cañeros puedan darle pelea, aunque si Alberto Castillo y Javier Arturo López se ponen duros, pueden dar sorpresas.

elcoachrojo@hotmail.com
    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..