RÉCORD: Se disparan homicidios - Periódico Noroeste
null
>
RÉCORD: Se disparan homicidios
Con más de 741 personas asesinadas, el 2007 fue el año más violento en Sinaloa de los últimos 15 años; en el sur hubo 126 asesinatos y regresaron los secuestros.
Belizario Reyes
01/01/2008 | 00:00 AM
Pese al despliegue de centenares de elementos en el Operativo Conjunto Sierra Madre en la lucha contra la delincuencia, principalmente contra el narcotráfico, durante 2007 en Sinaloa los homicidios dolosos superaron récords de los últimos 15 años, pues fueron asesinadas 741 personas.
El incremento de la violencia que se vivió en el país y la entidad también tuvo manifestaciones en el sur del estado, donde se registraron cerca de 126 homicidios dolosos, de los cuales, en el municipio de Mazatlán se presentaron 66.
Entre los hechos que se registraron en este municipio estuvo el crimen a balazos contra una familia, la noche del 6 de septiembre, cometido por un grupo de gatilleros en el poblado de El Habal, donde falleció la pareja y dos de sus hijos menores, sólo sobrevivió un menor de 5 años, quien se refugió abajo de una cama.
En esta ola de asesinatos murieron no sólo personas ligadas a los cárteles de las drogas, sino también personas inocentes y elementos de las diferentes instituciones de seguridad pública y procuración de justicia de los tres niveles de gobierno.
Al igual que semanas antes, en Michoacán y Tijuana, a principios del año el Gobierno Federal implementó el Operativo Conjunto Sierra Madre en los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua, primero en el denominado Triángulo Dorado, región donde colindan estas tres entidades federativas y es considerada una de las principales productoras de drogas en el País.
Posteriormente el operativo bajó a los valles donde se destruyeron en total cerca de 600 hectáreas, principalmente de mariguana y algunas de amapola.
En el sur del estado se destruyeron cerca de 280 hectáreas de drogas, principalmente las que fueron localizadas en el municipio de Elota, donde incluso los soldados descendieron en paracaídas para efectuar dichas labores.
Pero pese al despliegue de personal y la intención de inhibirlos con su presencia en las ciudades, el índice de homicidios aumentó, incluso sin respetar que los asesinados tuvieran grados o cargos en instancias de gobierno.
El 2 de febrero fueron masacrados, de al menos 50 balazos de fusil AK 47 "cuerno de chivo", el soldado raso y el cabo de infantería del Ejército, Nery Gamboa Ventura y César Noé Crisóstomo Pérez, en hechos que ocurrieron a tres cuadras de la Casa de Gobierno, en Culiacán.
Mientras que el 6 de ese mismo mes fue asesinado de al menor 20 balazos, en la capital del estado, el coordinador de la Unidad Modelo de Investigación Policial de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Jorge Valdez Fierro.
En tanto que el 4 de septiembre un grupo de gatilleros asesinó a balazos a escasos metros del Palacio de Gobierno a Óscar Rivera Inzunza, quien se desempeñaba como vocero en materia de seguridad del Gobierno del Estado y del Operativo Conjunto Sierra Madre en Sinaloa.
Ocho horas y 15 minutos después del crimen de Rivera Inzunza, y a unos metros de las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado, fue hallado asesinado con un balazo en la cabeza el secretario general del Frente Cívico Sinaloense, Ricardo Murillo Monge, hermano de la presidenta de dicho organismo ciudadano, Mercedes Murillo Monge.
En algunos casos, los ataques contra elementos de instituciones de seguridad sólo quedaron en amenazas, como las que a principios de septiembre le hicieron al General Rolando Eugenio Hidalgo Eddy, Comandante de la Novena Zona Militar, en tres puntos distintos de Culiacán.
Cada una de las amenazas estaba acompañada con una corona fúnebre y restos de un perro muerto y embolsado.
El 18 de septiembre de 2006 fue tirado a la entrada de la misma Zona Militar el cadáver de una persona asesinada con un mensaje que decía "Por dedo Eddy".
En los crímenes también se vieron involucrados elementos del Ejército, como el que ocurrió la noche del viernes 1 de junio en un camino de terracería cerca del poblado La Joya de Los Martínez, en el municipio de Sinaloa de Leyva, donde tres menores y dos mujeres fueron acribilladas por los soldados en un punto de revisión y sólo sobrevivió gravemente herido el conductor de la camioneta en que viajaban las víctimas.
A finales de agosto, unas 2 mil 500 personas de comunidades de los altos de Culiacán y Tamazula, Durango, efectuaron una marcha en la capital sinaloense en protesta por lo que ellos consideraron abusos que presuntamente cometieron elementos del Ejército en sus poblados.
En noviembre también efectuaron otra marcha, pero ahora además de Culiacán lo hicieron en Mazatlán, yen esta última ciudad se apostaron durante algunos minutos frente a las instalaciones de la Tercera Región Militar, pero nadie los recibió.
La violencia se vivió no sólo en las calles o caminos de la serranía, sino también en el interior de los penales, principalmente en Culiacán, sin que saliera exento de ello el de Mazatlán.
Pero en 2007 también se incrementaron delitos como el secuestro, pues se registraron 15, 50 por ciento más que en 2006 cuando se presentaron 10.
En 2005 se registraron seis plagios y en 2004 ocho, de acuerdo con estadísticas de la PGJE.
En tanto que los homicidios culposos por accidente de tránsito o por accidentes de diversa índole en 2007 se registraron 614; en 2006 fueron 675; en 2005, 518: en 2004, 539 y en 2003 fueron 527.

HOMICIDIOS DOLOSOS EN SINALOA
Según estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, el 2007 es el año en que se cometieron más asesinatos de los últimos 15 años.
AÑO HOMICIDIOS
1993 582
1994 672
1995 650
1996 709
1997 641
1998 643
1999 571
2000 506
2001 558
2002 495
2003 484
2004 516
2005 610
2006 604
2007 741

Fuente: PGJE
    Sé un buen ciudadano
    Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
    Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
    Te puede interesar..