null
>
TRABAJO DEL CONGRESO
Rechaza Clouthier consulta por cuentas
El Diputado federal señala que la labor de fiscalización es irrenunciable para el Poder Legislativo, que se basa en la teoría de la división de poderes
Marcos Vizcarra
17/07/2017
Compartida 4 veces
Foto: Noroeste

El Diputado federal independiente Manuel Clouthier Carrillo rechazó la consulta que busca realizar el Congreso local sobre la posible eliminación de la discusión de las cuentas públicas, al asegurar que ello es una facultad irrenunciable del Poder Legislativo.

"Las facultades intrínsecas del Congreso no son consultables ni son renunciables y no lo digo yo, es la teoría de la división de poderes, nomás que es posible que a los señores les falte leer un poquito", dijo.

Los partidos PRI, PAS y Nueva Alianza propusieron hacer una reforma constitucional al Artículo 37, para eliminar la discusión de las cuentas públicas en el Congreso local.

La propuesta se desarrolló en la Comisión de Fiscalización, donde se elaboró un dictamen, el cual tuvo una primera lectura.

Al mismo tiempo diputados de las fracciones del PAN, PRD y Morena, así como organizaciones civiles, entre ellos Iniciativa Sinaloa, Parlamento Ciudadano y el Movimiento Interdisciplinario de la Universidad Autónoma de Sinaloa se apostaron en contra.

El argumento fue que con la iniciativa se promovió un proyecto de opacidad respecto a la fiscalización de las cuentas públicas.

Ante la crítica, los partidos PRI, PAS y Nueva Alianza decidieron aplazar la votación de la iniciativa, con el fin de llevar a cabo una consulta ciudadana, sin embargo, ello, de acuerdo con Clouthier Carrillo, está en contra de la esencia constitucional respecto a las facultades legislativas.

"La facultad de fiscalizar es una facultad que le corresponde al Congreso, eso no lo digo yo, lo dicen todos los estudiosos, lo dicen los libros, incluso el tradicional constitucionalista mexicano Felipe Tena Ramírez en su clásico 'Derecho constitucional mexicano', deja claro cuáles son las funciones hacendarias de los congresos y las cámaras", dijo.

"Lo deja claro, son tres: la expedición de presupuesto, la expedición de Ley de Ingresos y la aprobación de la cuenta anual, entonces no son inventos míos, es una facultad del Congreso", manifestó.

Agregó que las Auditorías Superiores, tanto de la Federación como las de los estados, son brazos de apoyo de los congresos locales, no órganos de suplantación a las labores que corresponden al Poder Legislativo.

"Para poder ejercer el Congreso su función de fiscalizar se apoya en auditores, en este caso un órgano técnico, que podría ser incluso subcontratado, pero en este caso no es así, es un órgano dependiente, depende del Congreso con autonomía técnica y de gestión", dijo.

Esa autonomía, prosiguió, es para poder actuar sin sesgo político y que la Auditoría se mantenga en sus funciones de fiscalización y de elaboración de reportes, los cuales deben ser evaluados por la Cámara y posteriormente actuar en consecuencia, desde una recomendación hasta el inicio de un procedimiento administrativo o penal.

Sin embargo, señaló Clouthier Carrillo, esas facultades autónomas de la Auditoría no implican que el Congreso pueda renunciar a la atribución de fiscalización.

 

Te puede interesar..