null
>
VÉRTIGO: 'El asesino vive en el 21' y 'El caos y el orden'
.
Ernesto Diezmartínez Guzmán
14/09/2017 | 04:55 AM
Foto: Internet

Ya que la cartelera cinematográfica en esta ciudad ha vuelto a su estadio natural -es decir, a apestar- hay que refugiarse en el cine disponible en el servicio streaming. Y, por fortuna, no todo es Netflix. Por ejemplo, ahí está Mubi (mubi.com), que ofrece, todos los días, una cartelera distinta para el cinéfilo más exigente, con películas que difícilmente se encontrarán en otro sitio.

Este es el caso de El asesino vive en el 21  (L'assasin habite... au 21, Francia, 1942), una curiosidad dirigida por Henri-Georges Clouzot, mejor conocido por el clásico de raigambre hitchockiana  Las diabólicas (1955).

El asesino vive en el 21 tiene la particularidad de haber sido filmada en plena ocupación nazi en Francia y algo de este clima de oscuridad y traición se transmite a través de esta muy entretenida mezcla de thriller y comedia en el que un agudo comisario de la policía (Pierre Fresnay) se disfraza de pastor para entrar a una misteriosa casa de asistencia en donde él sabe que vive un asesino serial que tiene la delicadeza de dejar su tarjeta de presentación después de cada crimen cometido: Monsieur Durand. 

Adaptada a la pantalla grande por el propio autor de la novela original, Stanilas-André Steeman, en colaboración con el director Clouzot, la cinta se deja ver sin mayor dificultad gracia a la gracia y vivacidad de sus diálogos, enormemente atrevidos para la época. Una delicia.

Por su parte, Cinepolis Klic (www.cinepolisklic.com) tiene la gracia de ofrecer algunas películas mexicanas que no sólo no se han visto fuera de la Ciudad de México sino que, incluso, ni siquiera están disponibles en otros sitios o en DVD. Este es el caso de El caos y el orden  (México, 2016), dirigido por Miguel Ángel Tobías.

Estamos ante un documental sobre el gran Manuel Felguérez centrado en su niñez, en la que se aficionó por los insectos y los juguetes para armar/desarmar, en el despertar de su vocación en un viaje adolescente al lado de Jorge Ibargüengoitia a Europa, en sus inicios en las artes plásticas, en sus pleitos contra la Escuela Mexicana de Pintura, en su participación en La Generación de la Ruptura, en su entrañable amistad con Vicente Rojo y, por supuesto, en su técnica de trabajo, sus ideas sobre lo que es ser pintor y ser artista, su matrimonio con su mujer/jefa/secretaria/representante Meche Oteyza, más lo que se vaya acumulando en este didáctico e informativo filme narrado por Imanol Arias, con participación constante en cámara de un articulado y simpático Felguérez.  Otra delicia escondida en el streaming, lista para ser descubierta.

Comentarios: en la página web www.ernestodiezmartinez.com, en la cuenta de twitter @Diezmartinez y en el correo electrónico ernesto.diezmartinez@gmail.com

 

 

Te puede interesar..