"Firmes"

"Las fuerzas al interior del Congreso"
07/11/2015

    Jesús Héctor Muñoz Escobar

    En su edición del 17 de julio la revista The Economist, menciona en uno de sus artículos que "la victoria del PRI significa que los cambios en México ahora dependen más del antiguo partido, que del propio Presidente".
    En el proceso electoral anterior se renovaron 500 diputaciones federales y fueron concurrentes con los de 565 ayuntamientos, 10 congresos estatales y 6 gubernaturas.
    Si analizamos en retrospectiva los resultados electorales, tomando como punto de referencia las elecciones a la Cámara de Diputados del año 1997 a 2009: En 1997, el PRI obtuvo 239 escaños, PAN 121, PRD 125, y los partidos chiquitos 9, en el 2000 el PRI bajó a 208, el PAN subió a 207, el PRD cayó con 53 y los chiquitos quedaron en 16. Para 2003 el PRI subió ligeramente con 222, el PAN bajó a 151, el PRD subió a 95 y los chiquitos 15; para el 2006 el PRI se desplomó con 106, el PAN aumentó a 206, el PRD repuntó con 126 y los chiquitos doblaron con 32. Para el 2009 el PRI obtuvo 261, el PAN se desplomó con 133 y el PRD también con 65, pero los partidos chiquitos (PT-Convergencia, Panal) se fueron a la alza con 43 escaños.
    El estado que cuenta con más distritos en el país, es el que gobierna Enrique Peña Nieto, el Estado de México, que tiene 40 distritos, de los cuales el PRI y el Verde en alianza ganaron 31, y 6 más el PRI sin pactos: Al final suman 37, mientras que el PAN obtuvo 3. Le sigue en número el D.F. con 27 asientos 17 del PRD, 6 del PAN, 3 del PT-Convergencia y 1 del PRI; luego Veracruz, con 21 distritos, el PRI obtuvo 17 y 4 el PAN, el resto de los estados tiene un promedio de diputados que oscila entre 7 y 9, lo que quiere decir que quien tendrá la mayor fuerza política dentro de la bancada será Peña Nieto. Otra lectura es que el PRI tendrá el mayor número de comisiones, así como la Junta de Coordinación Política, la mesa directiva, capacidad de aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación por si solo, nombrar al auditor superior de la Federación, y puede aprobar reformas, excepto las constitucionales, todo parece indicar que hará alianzas con el PRD (Jesús Ortega).
    Quienes adquieren un valor muy importante para el Presidente, son los Senadores del PAN que son mayoría y que podrán operar como contrapesos reales. La prioridad de los diputados electos son las comisiones: El PRI tendrá mano en la de Hacienda y en la de Presupuesto; todo parece indicar que Beatriz Paredes se quedará como presidenta en el PRI, y el coordinador de los diputados será Francisco Rojas. Por el PAN, todo apunta que será Josefina Vázquez Mota, y en el PRD, Guadalupe Acosta Naranjo.
    A los sinaloenses que no hay que perder de vista son: Manuel Clouthier, quien tiene preparación, liderazgo y apellido; Óscar Lara amplia experiencia y relaciones en los temas hacendarios y presupuestales; y Aarón Irízar, tiene amplia experiencia legislativa y es amigo personal de Beatriz Paredes. En este momento de contingencia económica nacional, la prioridad para el Presidente es obrar con astucia, y lograr acuerdos necesarios para no quedar acotado y gobernar con su circunstancia; para el PRI apostarle a México y a la responsabilidad, ya que de ello dependerá el avance de las reformas y otros temas fundamentales para México.

    Comentarios: jhme@jhmunozirizarymcbride.com.mx

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.


    Suscríbete
    Regístrate para leer nuestro artículo
    Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


    ¡Regístrate gratis!