¿Agua potable?

    Tenemos semanas sufriendo desabasto de agua potable y, cuando hay, tenemos que batallar porque el agua que llega a nuestras casas sale turbia.

    El derecho al agua es un derecho humano protegido a nivel constitucional.

    El derecho al agua implica no solo que tengamos agua disponible, sino que esta sea de calidad.

    Una serie de enfermedades que al parecer tienen su origen en el agua que nos está llegando tienen asolados a los mazatlecos.

    De existir una relación de causa a efecto entre las enfermedades reportadas y el agua “potable” que recibimos, la Jumapam será sujeta de demandas por responsabilidad patrimonial.

    En esas demandas se le podrá reclamar a Jumapam que proporcione agua potable de buena calidad, pero además que pague los gastos que los usuarios afectados tengan que hacer por las enfermedades provocadas.

    La Jumapam también puede ser objeto de una acción colectiva para buscar proteger a los afectados más ampliamente.

    No está bien echarle la culpa de tener agua de mala calidad al huracán que nos pasó rosando.

    Tampoco es una defensa adecuada que Jumapam salga a decir que el hecho de que el agua está turbia no es culpa de ella.

    La razón de existir de Jumapam es proporcionar el servicio de “agua potable”, no de agua chocolatosa.

    Si tienen problemas técnicos pues que los arreglen de inmediato o contraten expertos que puedan resolver el problema.

    Ojalá que las cosas no pasen a mayores y que no lleguemos a tener una víctima fatal del problema del agua turbia.

    A dejar la grilla y a ponerse a trabajar que para eso se les paga.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play