Alerta por avance del talibán

CONTEXTO FINANCIERO
    En México, las bolsas cerraron con un comportamiento negativo, sin poder, como sus pares estadounidenses, desprenderse de los temores sobre el crecimiento económico global. Los indicadores retrocedieron por segunda ocasión en tres días de intercambio, no obstante, y pese a que las últimas dos semanas han dominado las sesiones rojas, se mantienen cerca de sus máximos de cuatro años

    Iniciamos ayer la semana con una jornada negativa para la mayoría de las bolsas de valores del planeta. El SP500 y el Dow Jones fueron las excepciones, provocado un inicio de semana mixto para el mercado estadounidense, que se sacudió los temores sobre la economía global y tensiones geopolíticas que parecían dominar los primeros intercambios de este lunes. Estas dos bolsas hilaron cinco jornadas de alza, cuatro de las cuales representaron máximos históricos.

    Por su parte, el Nasdaq parece seguir absorbiendo las dudas sobre el rebote y cayó por primera vez en tres días. Los inversionistas parecen continuar con apetito por riesgo ante los sólidos datos de la economía estadounidense y la fortaleza de los reportes corporativos de las pasadas semanas, sumado a una expectativa de medidas no tan duras para contener la pandemia.

    Los primeros intercambios eran rojos debido a que la economía China, asediada por contagios de covid-19, decepcionó con sus últimos registros de ventas minoristas y producción industrial. También generaba preocupación las tensiones geopolíticas ante el avance talibán en Afganistán. Hacia adelante el tema volverá a ser la inflación y la duración de la política monetaria laxa.

    En México, las bolsas cerraron con un comportamiento negativo, sin poder, como sus pares estadounidenses, desprenderse de los temores sobre el crecimiento económico global. Los indicadores retrocedieron por segunda ocasión en tres días de intercambio, no obstante, y pese a que las últimas dos semanas han dominado las sesiones rojas, se mantienen cerca de sus máximos de cuatro años.

    El mercado parece mostrar más confianza en la recuperación de la actividad productiva que la vista en julio, sin embargo, cualquier noticia contracorriente del rebote generará ventas. Hoy las novedades incluyeron datos económicos de China que decepcionaron a los analistas, lo que genera dudas sobre el crecimiento global, además de que aumentaron las tensiones geopolíticas por los problemas políticos en Afganistán. Por otro lado, la Inversión Extranjera Directa recibida por México en el primer semestre subió 2.6 por ciento respecto del mismo periodo de hace un año.

    En asuntos energéticos, tenemos que los precios del petróleo cayeron por tercera jornada consecutiva, tras datos que mostraron que el rendimiento que la actividad económica se desaceleró en China, debido a que los nuevos brotes de covid-19. Así, el precio del barril de petróleo estadounidense, West Texas Intermediate, bajó 1.15 dólares para colocarse en 67.29 dólares por barril, mientras que el crudo europeo, Brent del Mar del Norte, perdió 1.08 dólares para cotizarse en 69.51 dólares el barril.

    Temores sobre una lenta recuperación de la demanda de crudo se avivaron luego que la producción de fábrica y de las ventas minoristas de China se desaceleraron bruscamente en julio, incumpliendo con las expectativas, ya que los nuevos brotes de covid-19 y las inundaciones interrumpieron la actividad comercial. Además, el procesamiento de petróleo crudo de China también cayó en julio a su nivel más bajo diariamente desde mayo de 2020, ya que las refinerías independientes recortaron la producción en medio de cuotas más estrictas, inventarios elevados y ganancias en caída. Es importante recordar que China es el mayor importador de petróleo del mundo.

    En asuntos cambiarios, observamos que el tipo de cambio arrancó la semana con el pie izquierdo, ya que el recelo de los inversionistas se hizo presente ante datos económicos decepcionantes de China y el aumento de tensiones geopolíticas en el Oriente Medio. De acuerdo a los registros de Banco de México, este lunes el tipo de cambio interbancario subió casi tres centavos para cerrar en 19.93 pesos por dólar.

    La moneda mexicana fue presionada luego que las ventas minoristas, la producción industrial y la inversión en activos fijos de China fueron más débiles de lo esperado, ya que el último brote de covid-19 afectó a la segunda economía más grande del mundo. Algunos especialistas señalan que hay preocupaciones de que el contexto económico presente retos, principalmente en China, lo que ha originado un efecto en los precios de los principales commodities.

    Algunos analistas opinan que la demanda de dólares se activó también porque miles de civiles desesperados por huir de Afganistán llenaron el aeropuerto de la ciudad capital, Kabul, después de que los talibanes se apoderaron de la ciudad durante el fin de semana, lo que llevó a Estados Unidos a suspender las evacuaciones, ya que fue objeto de crecientes críticas en su país por su retirada. Sigamos atentos; nos vemos el próximo martes.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play