BMV en máximos de 32 meses

CONTEXTO FINANCIERO
    En México, las bolsas cerraron la jornada nuevamente con ganancias, asimilando aún la continuidad de las políticas monetaria y fiscal de estímulo en Estados Unidos como impulso al rebote económico.

    Iniciamos ayer la semana con una jornada mixta en las bolsas de valores del planeta. Los principales índices estadounidenses cerraron la sesión negativa, con una rotación de portafolios que reflejó mayores temores de inflación. El Dow Jones pasó a terreno negativo los últimos minutos de la sesión tras rebasar los 35 mil enteros intradía, con lo que cortó una racha de cinco días de alzas. Por su parte, el Nasdaq presentó su peor nivel desde finales de marzo.

    Los mercados ajustaron tras los máximos de la semana pasada y luego que los temores de mayores precios generalizados se materializaron por cierre de gasoductos estadounidenses ante un ciberataque, lo que podría impactar el precio de combustibles y otros commodities. En ese sentido la tasa de interés de los Bonos del Tesoro a 10 años cotizó al alza y casi recuperó el 1.60 por ciento.

    En México, las bolsas cerraron la jornada nuevamente con ganancias, asimilando aún la continuidad de las políticas monetaria y fiscal de estímulo en Estados Unidos como impulso al rebote económico. Además de hilar cuatro sesiones positivas, este lunes se observó el mejor desempeño para ambas canastas desde el 14 de abril, llevando a los índices a cerrar en sus mejores niveles desde finales de agosto de 2018.

    Los inversionistas siguen tomando posición de cara a los planes de estímulo y gasto en infraestructura de la administración del Presidente estadounidense, Joseph R. Biden, dejando de lado los temores de inflación que, en algunas sesiones como la de hoy, aquejan a los actores del mayor mercado bursátil mundial.

    En temas energéticos, los precios del petróleo subieron ligeramente, luego que el propietario del oleoducto atacado por hackers dijo que pondrá en línea los servicios de distribución a través de un enfoque por etapas. Así, el precio del barril de petróleo estadounidense, West Texas Intermediate, subió dos centavos para colocarse en 64.92 dólares por barril, mientras que el crudo europeo, Brent del Mar del Norte, ganó cuatro centavos para cotizarse en 68.32 dólares el barril.

    Los petroprecios redujeron sus ganancias ya que el suministro del oleoducto operado por Colonial Pipeline podrá ser puesto en marcho bajo un enfoque por fases, lo que eliminó toda especulación sobre un retraso más prolongado en la distribución. La compañía dijo en conferencia de prensa que su plan se basa en una serie de factores con la seguridad y el cumplimiento que impulsan sus decisiones operativas, con el objetivo de restaurar sustancialmente el servicio operativo al final de la semana.

    Colonial detuvo todas las operaciones del oleoducto el viernes por la noche como una medida reactiva al ciberataque de ransomware. Un grupo criminal conocido como DarkSide fue responsable del ataque, confirmó el Buró Federal de Investigaciones. El oleoducto es una parte fundamental de la infraestructura petrolera de Estados Unidos, que transporta alrededor de 2.5 millones de barriles por día de gasolina, diesel, combustible para calefacción y turbosina. El sistema también proporciona combustible a los aeropuertos, incluidos los de Atlanta y Baltimore.

    En asuntos cambiarios, tenemos que el peso mexicano avanzó por tercera sesión al hilo, ya que el dólar estadounidense se mantuvo en su nivel más débil en más de dos meses, tras el débil reporte de empleo que se dio a conocer el pasado viernes. De acuerdo a los reportes de Banco de México, el peso cerró ayer en un tipo de cambio interbancario de 19.92 unidades por dólar, lo que representa un avance de casi tres centavos respecto al cierre previo.

    El dólar bajó respecto al resto de las monedas importantes del mundo, no solo por la perspectiva de una recuperación del mercado laboral más lenta, sino también porque algunos esperan que las políticas de la Reserva Federal, incluidos sus 120 millones de dólares al mes en compras mensuales de activos, aumenten la inflación y, por lo tanto, reduzcan el valor del dólar.

    Al respecto, Charles Evans, presidente de la Reserva Federal de Chicago, dijo que el empleo y la inflación deberán recuperarse sustancialmente antes que la autoridad monetaria decida cambiar la orientación de la política monetaria. El funcionario señaló que se está reiniciando la economía y que muchos sectores están experimentando problemas de crecimiento, tras un decepcionante reporte de empleo para el mes de abril, publicado el viernes pasado. Sigamos atentos; nos vemos el próximo martes.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play