Bolsa mexicana en máximos históricos

CONTEXTO FINANCIERO
    En México, las bolsas aceleraron las ganancias matutinas para alcanzar niveles sin precedentes, confiando en el rebote y en la valuación de acciones locales pese a datos desalentadores en el plano económico. Ambos indicadores renovaron sus niveles máximos, solo tres días después de haber roto una sequía de cuatro años sin nuevos puntajes históricos. Además, la del lunes fue la mejor jornada en casi tres semanas. El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores cerró por primera vez en su historia por encima de las 52 mil unidades

    Iniciamos ayer la semana con una jornada positiva para las principales bolsas de valores del globo. El mercado de valores estadounidense regresó a los máximos, con un renovado apetito por riesgo y confianza en la recuperación pese a que los últimos datos no fueron precisamente alentadores. El Nasdaq refrescó su máximo histórico con base en su mejor día en tres meses, mientras que el SP500, que lo tocó intradía, se quedó a dos décimas de acompañar al índice tecnológico y el Dow Jones también quedó muy cerca de nuevos máximos históricos.

    Parece que los inversionistas dejaron atrás las dudas de la semana pasada, alimentadas por datos como confianza del consumidor y ventas minoristas decepcionantes, además de números de China y Europa en el mismo sentido a partir de una renovada fortaleza de la pandemia. Y no es que haya desaparecido el temor a la desaceleración de la recuperación, pues los índices de gerentes de compras manufacturero, de servicios y compuesto, quedaron debajo de los pronósticos, sino que el mercado parece menos temeroso en medio de un rebote productivo que sigue en curso.

    Además, una economía menos vigorosa que lo previsto podría retrasar el otro gran temor de los operadores, como es que la Reserva Federal comience a retirar los estímulos monetarios a la actividad productiva. En ese sentido, el mercado estará atento a los comentarios de Jerome Powell, Presidente de la Reserva Federal, en el simposio de Jackson Hole.

    En México, las bolsas aceleraron las ganancias matutinas para alcanzar niveles sin precedentes, confiando en el rebote y en la valuación de acciones locales pese a datos desalentadores en el plano económico. Ambos indicadores renovaron sus niveles máximos, solo tres días después de haber roto una sequía de cuatro años sin nuevos puntajes históricos. Además, la del lunes fue la mejor jornada en casi tres semanas. El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores cerró por primera vez en su historia por encima de las 52 mil unidades.

    Los inversionistas parecen más confiados en el desempeño de la economía y de las empresas que en meses anteriores, cuando los estímulos fiscales y monetarios estadounidenses y los reportes corporativos, además de los estimados de analistas, auguraban una recuperación mejor de lo esperado. El apetito por riesgo no cedió pese a que recientes datos económicos mostraron que la mejora económica ha tambaleado por el aumento de los contagios de la variante delta de covid-19.

    En México, las ventas minoristas presentaron en junio su mayor caída en lo que va del año y el peor desempeño para un sexto mes desde 2010. Hacia adelante los operadores pondrán atención a las señales de política monetaria, que podrían provenir de Jackson Hole, así como de la minuta de la última reunión de Banco de México.

    En asuntos energéticos, observamos que los precios del petróleo frenaron siete días de pérdida al hilo, su peor racha bajista en 22 meses, con ganancias impulsadas por un dólar más débil a pesar de las preocupaciones sobre la demanda avivadas por el aumento de casos de la variante delta del coronavirus. Así, el precio del crudo estadounidense, West Texas Intermediate, ganó 3.50 dólares para cotizarse en 65.34 dólares por barril, mientras que el barril de crudo europeo, Brent del Mar del Norte, avanzó 3.77 dólares para colocarse en 68.75 dólares.

    Los petroprecios tuvieron su mejor día en cinco meses gracias a que el índice del dólar, que mide la moneda frente a seis pares, descendió 0.6 por ciento desde su mayor nivel en 10 meses, ya que los inversionistas también estaban ajustando sus posiciones en medio de temores de una desaceleración de la demanda a medida que la variante delta de covid-19 se extiende, lo que lleva a nuevos bloqueos en países como Japón y Nueva Zelanda.

    En asuntos cambiarios, tenemos que el peso mexicano logró frenar dos días de perdidas ante el dólar y se alejó de su nivel más débil en dos meses, en medio de dudas sobre el curso de la política monetaria estadounidense desencadenaron. De acuerdo a los registros de Banco de México, el tipo de cambio cerró en 20.36 pesos por dólar, lo que representa una apreciación de poco más de seis centavos en relación a su cierre previo del pasado viernes. El peso logró recuperar terreno en medio del rebote de los precios del petróleo, por la debilidad del dólar.

    La debilidad de dólar se dio luego que la semana pasada el dólar se fortaleció luego que los inversionistas reafirmaron sus apuestas sobre que la Reserva Federal de Estados Unidos comenzará a reducir las políticas de estímulo de la era de la pandemia antes que Europa y Japón. Los inversionistas se mantendrán atentos atentos al dato del producto interno bruto de Estados Unidos, las minutas de la última reunión de Banco de México y el discurso de Jerome Powell en el simposio de Jackson Hole. Sigamos atentos. Nos vemos el próximo martes.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play