De la Política a la Farándula, solo hay un quiebre

    Portada.- A los grupos de rastreadoras de desaparecidos, en este día internacional de las víctimas de desapariciones forzadas.

    Efeméride.- Ángela Peralta, bautizada por la prensa de la época como El Ruiseñor Mexicano, muere en Mazatlán, el jueves 30 de agosto de 1883, a los 38 de edad.

    La frase.- Miguel de Cervantes de Saavedra: “La verdad puede ser estirada pero nunca se rompe, y siempre surge por encima de las mentiras, como el aceite flota sobre el agua.”

    La curiosidad.- Ángela Peralta fue su nombre artístico, pero ante las leyes era: María de los Ángeles Manuela Tranquilina Ciríla Efrena Peralta Castera. Murió en nuestro puerto como víctima de la epidemia de fiebre amarilla que azotó a los porteños en el año 1883. Su primera presentación formal como cantante de ópera la tuvo a los 8 años de edad y a los 17, logró debutar en el mismísimo escenario del Scala de Milán.

    Condolencias.- Van de nuevo para las familias Ocampo Mota y Reynoso Uribe. También, para los estimados Arturo “El Güero” Fregoso y Edgar Romero, extendidas a sus respectivos círculos familiares.

    La pregunta.– La suerte está echada para el inicio presencial del ciclo escolar ¿actuarán las autoridades con rapidez y eficiencia ante posibles contagios?

    Rapidines.- Nombres de algunas cantantes mexicanas de ópera.

    Alejandra Cadenas.- Jorge González Nery, del mero Monterrey, fue parido en Mazatlán vía carnavalera y poco a poco fue entendiendo la fiesta, al grado de que sus espectaculares monigotes pasaron a formar parte de la ornamentación de la máxima fiesta mazatleca. Desgraciadamente, el estimado González Nery llegó al término de su vida terrenal. Descanse en paz el estimado artesano.

    Alicia Aguilar.- Ante una oposición cuyas principales caras visibles son gente desprestigiada, como Fox, Calderón y Fernández de Cevallos, es normal que el Presidente de la República agarre a pitorreo las críticas que le lanzan.

    Ana Caridad Acosta.- Vale recordar que Fox llegó a la presidencia de la República haciendo escuchar el vigoroso taconeo de sus botas, amenazando con aplastar los vicios del pasado y terminó calzándose delicadas zapatillas de ballet y bailando el guión que le heredó el PRI.

    Consuelo Escobar.- Al tigre de papel guanajuatense le siguió Felipe Calderón y tampoco supo corresponder a las expectativas que levantó entre la población, por su calidad de opositor al PRI, pero al igual que su inmediato antecesor, prefirió no romper con el pasado, optando por seguir el caminito marcado por el tricolor. Hoy está convertido en un mercader de la política.

    Cristina Ortega.- A la chavalada también vale recordarle que a Diego Fernández de Cevallos se le involucró en pactos políticos y de negocios con el grupo de Carlos Salinas de Gortari, de los que se dice, se derivó parte de su enorme fortuna. De hecho, sus secuestradores lo señalaron como el traficante de influencias y de la crisis.

    Ernestina Garfias.- Hoy se recuerda el Día Internacional de las Victimas de Desapariciones Forzadas y dentro de la vergonzosa clasificación de países que cargan con este tipo de violencia, México ocupa el primer lugar. Una guirnalda negra más, clavada por la impunidad, en el prestigio nacional.

    Fanny Anitúa.- El que anda loco de contento, y de huida también, es Ricardo Anaya, ya que el aparato de justicia del Gobierno federal le está haciendo la chamba promocional al iniciarle una causa penal con pruebas endebles.

    Gilda Cruz Romo.- A cruzar los dedos en señal de buenos deseos para que el inicio escolar en su modalidad presencial no se convierta en aliento de una nueva seguidilla de contagios, y que por el contrario, pase a significar el primer paso hacia la normalidad escolar.

    Guillermina Higareda.- Los representantes de la coalición PRI-PAN-PRD acudieron a instancias internacionales para denunciar que la delincuencia organizada presionó al electorado para que votara por MORENA ¿Esto quiere decir que 452 mil ciudadanos sinaloenses no le tuvieron miedo a las amenazas y decidieron emitir su voto en favor de los quejosos y otras opciones?

    Lourdes Ambriz.- Y por lo que se ve, los afamados topes avalados por “El Químico” llegaron para quedarse, sin importar las consecuencias que ya están teniendo en la circulación de vehículos y comprometiendo el transitar urgente de las corporaciones de auxilio y seguridad. Los irracionales topes son un monumento a la ignominia.

    María Bonilla.- En la explanada de El Clavadista y sus alrededores, está creciendo la población de ratas; sí, me refiero a las de cuatro patas y no a las que se imagina el cotarro que también son muy dañinas. Urge la intervención de quien cobra como titular de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente Municipal para acabar con la plaga.

    María Katzarava.- “Señor. Me da unos preservativos.” “¿Algún tipo en especial, señora?” “¡Qué va! ¡Mi marido, como siempre!”

    Martha Félix.- “Después de 40 años sigo conservando el regalo que me diste cuando cumplí 20 años de edad.” “¡Ah caray! ¿por el afecto que me tienes?” “No. Para que no se me olvide lo piojoso que eres.”

    Mónica Guillén.- “Señora ¿acaso no le da pena llevar un abrigo producto del sufrimiento de un animal?” “¿Y a usted que le importa lo que le pase a mi marido?”

    Olivia Gorra.- “Señor, a su edad tan avanzada yo le recomiendo que le baje a la actividad sexual.” “Perdón doctor ¿a la pensada o a la platicada?”

    Oralia Domínguez.- Si una pareja disgustada no termina en la cama, no es reconciliación, ya que, en la guerra del amor, la paz y el cese de hostilidades ¡se firma con carne!

    Rebeca Olvera.- Un veterano se casa con una mujer más menos de cuatro décadas; le sacaba como 30 el picarón. “Antonino ¿cómo te puedo hacer feliz en la cama?” “Con que no me despiertes, está bien.”

    Violeta Dávalos.- “Si uno que es carita, sufre ¡Imagínate los feos! Qué chinga.

    Corte.- “Nadie sabe para quién trabaja” y se me hace que la Fiscalía General de la República lo está haciendo para Ricardo Anaya.

    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play