El secreto de la longevidad

    Maya Ruibarbo inicia su libro “Cómo vivieron más de 110 años” con el relato acerca de Jeanne Louise Calment. Habla de personas que -como dice el título- vivieron más de 110 años, entre quienes destaca esta mujer de la provincia de Arlés, Francia, quien vivió 122 años y 164 días, falleciendo el 4 de agosto de 1997.

    Se casó a los 21 años con Fernand Calment, quien falleció en 1942, cuatro años antes de festejar su 50 aniversario de bodas. También sobrevivió a la hija de ambos, Yvonne, que murió en 1934, y a su nieto, Frédéric, muerto en 1963 en un accidente automovilístico. Su mayor fortaleza era permanecer imperturbable ante los vaivenes de la existencia.

    Tuvo una vida muy activa. Practicó esgrima hasta los 85 años y siguió montando en bicicleta hasta los 100. A la edad de 110 años su fragilidad hizo que se trasladase a una residencia. A los 114 años hizo una breve aparición en la película Vincent and me (conoció a Vincent Van Gogh cuando tenía ella 12 o 13 años), donde se interpretaba a sí misma, de modo que logró también el título de actriz más anciana conocida en la historia. Cuando tenía 115 años, se cayó y fracturó dos huesos, y su memoria empezó a fallar. Cuando cumplió 122 años, su sordera había aumentado tanto que era difícil comunicarse con ella.

    Su filosofía de vida se resume así: “La juventud es un estado del alma, no del cuerpo, por eso yo sigo siendo una chica. Sencillamente no he lucido tan bien los últimos 70 años... Sonreír siempre. Creo que esa es la razón de mi longevidad... Tengo una sola arruga y estoy sentada en ella... Creo que me moriré de risa”.

    ¿Vivo demasiado estresado y angustiado?

    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play