Inicia regreso a clases presenciales

    El rechazo del magisterio al regreso a clases es harina de otro costal. Son pocos los que apelan al riesgo del contagio.

    El lunes 30 de agosto se retorna en 21 estados de la República a clases presenciales en los planteles escolares, las cuales se cerraron en marzo de 2020 a consecuencia del brote de la Covid-19 del año pasado.

    Los describo alfabéticamente: Aguascalientes, Bajo California (sur) Campeche, Chiapas (está en duda), Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Ciudad de México, Colima, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, Morelos, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

    Hidalgo, San Luis Potosí y Tamaulipas, por su parte, lo harán de manera escalonada, esto es, paulatinamente.

    En Oaxaca el regreso a clases será solo en escuelas privadas, ya que la sección del Sindicato de Nacional de Trabajadores de la Educación, (SNTE) declaró que las condiciones de las escuelas públicas “no eran adecuadas”. En realidad, porque no les han abonado el pago de sus salarios.

    El Gobernador de Quintana Roo, por su parte, dijo que será un regreso a clases voluntario, sólo hasta que se regrese al “semáforo verde” de la pandemia. Los mandatarios de Nayarit y Puebla optaron por implementar un modelo mixto digital y presencial.

    Y finalmente, Baja California (norte) y Michoacán mantendrán las aulas virtuales y Guerrero anunció -sin explicación alguna- que el regreso a clases “se retrasará”.

    Es evidente que las 17 gubernaturas que ganó Morena el 6 de junio pasado fueron los que realmente acataron la política educativa del regreso a clases, en tanto que los gobernadores del PAN, PRI y MC, que fracasaron en 11 estados, se opusieron al regreso a clases presenciales, unos de manera soterrada y otros abiertamente.

    Los comités participativos de diversas escuelas en el país, han puesto ya en marcha el protocolo sanitario de la Secretaría de Educación Pública, integrado por padres, profesores y autoridades, el cual contempla varias medidas precautorias, que les comparto a grosso modus:

    Se realizarán tres filtros a todas las personas que entren a las escuelas; se harán preguntas para saber si los que asisten tiene temperatura, tos a algún síntoma relacionado con la Covid-19 y, ahora también de la variante Delta. Se contará con termómetros infrarrojos o digitales, se lavarán las manos con jabón y agua o Gel con alcohol al 70 por ciento.

    Todas las personas deberán portar cubrebocas y mantener la sana distancia; suspender ceremonias, eventos y reuniones y dar mayor uso a los espacios abiertos, y, lo que es más trascendental: avisar de inmediato a las autoridades competentes, en caso de detectar o sospechar de algún contagio o malestar ya sea en la casa de los alumnos o la escuela.

    Finalizo dejando en claro que el regreso a las clases presenciales no es “obligatorio” como se ha difundido perversamente con fines políticos. Si los padres, madres, abuelos y tutores no quieren que sus hijos, “regresen a las clases presenciales” es su derecho, pero también su responsabilidad.

    El rechazo del magisterio al regreso a clases es harina de otro costal. Son pocos los que apelan al riesgo del contagio. La mayoría de ellos, en entidades como Michoacán y Chiapas, los que les importa es que les retribuyan, según dijo el dirigente de la CNTE en Michoacán, “la primera quincena de agosto, aproximadamente 700 millones de bonos y otras prestaciones, porque hay cerrazón en el Gobierno estatal que encabeza el perredista”.

    Me pregunto: ¿Y por qué no se manifiestan y bloquean al sátrapa Gobernador de Michoacán que se enriqueció del presupuesto estatal de los ciudadanos y ahora se define como pordiosero?

    ¿Ya se les olvidó que gracias a la cancelación de la nefasta “Reforma Educativa” del sexenio pasado, al asumir la Presidencia López Obrador les se abrió la puerta a la CNTE e incrementó la nómina del magisterio? Si como dicen los dirigentes de la CNTE, el Gobernador de Chiapas no les aporta su caja de ahorros, ¿por qué no lo bloquearon a él en vez del Presidente de la República? Que como bien dijo “no puede ser rehén de nadie”

    Veremos y diremos que alcance tendrá el “regreso a clases” en lo educativo y desde luego, en la salud de nuestros hijos y/o nietos.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play