Jubilación existencial

    La etapa de jubilación no debe considerarse el final o conclusión de la jornada. Nunca se debe cercenar el cordón de las ilusiones ni asfixiar el baúl de los planes y proyectos.

    El segmento de los adultos mayores ha crecido considerablemente en la distribución de la pirámide poblacional, lo cual acarrea nuevas situaciones personales, familiares, sociales, económicas, laborales, de atención médica y cuidados en general.

    En épocas pasadas, los adultos mayores no aspiraban arribar a una considerable suma de años, ni alcanzarlos en las condiciones físicas actuales, gracias al progreso de la medicina y de los cuidados gerontológicos.

    Este novedoso orden origina, también, una nueva serie de consecuencias que, por desgracia, en ocasiones no se aprovecha para un desarrollo integral y pleno. Por ejemplo, la jubilación se puede vivir como una etapa carente de sentido y de optimismo a la que se llega sin prospección y se convierte en aburrida prisión, en que se deteriora la salud por carecer de una programada actividad.

    La jubilación laboral no puede degenerar en precipitada jubilación existencial. Es claro que no se puede detener el proceso de envejecimiento, pero es lamentable que el ser humano que arriba a ese maduro momento conceda mayor peso a sus recuerdos que a los proyectos. Es evidente que el pasado pesa más, pero no se le debe otorgar el timón de la travesía que aún resta.

    La etapa de jubilación no debe considerarse el final o conclusión de la jornada. Nunca se debe cercenar el cordón de las ilusiones ni asfixiar el baúl de los planes y proyectos.

    “Tengo la impresión de que nuestro tiempo ha luchado más por prolongar la vida de los humanos que por conseguir que esa prolongación sea gozosa. Hay que añadir años a la vida. Pero es más importante añadir vida a los años... La peor jubilación de todas es la que alguien se impone a sí mismo”, escribió José Luis Martín Descalzo.

    ¿Me jubilo existencialmente? ¿Mutilo mis planes y proyectos?

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play