No tan rápido

    Finalmente, el Ayuntamiento tuvo que dar a conocer el convenio que celebraron con NAFTA.

    De ese documento destaca que, además de pagar en efectivo, el Ayuntamiento dará en pago dos terrenos.

    Uno de ellos, ubicado por la calle Mariano Escobedo, parece ser que ya se escrituró a NAFTA y ya tomó posesión de este.

    Pero el otro, que es área verde del Fraccionamiento Antiguo Aeropuerto aún no se escritura ni se le ha dado posesión a la empresa mencionada. Y dijera Don Tiofilito... ni se le escriturará ni se le dará posesión.

    La situación legal del terreno que es área verde no ha permitido que el Ayuntamiento lo escriture a NAFTA por la sencilla razón de que, ese terreno fue donado con un fin específico y el que no puede desconocerse bajo pena de que el gobierno federal deje sin efectos legales la donación y revierta la propiedad del inmueble de nuevo al gobierno federal.

    Sin que esta sea una cátedra sobre el régimen legal de los bienes inmuebles municipales, déjeme decirle que la clasificación es relativamente sencilla.

    Hay inmuebles que son de dominio público y uso común, como las avenidas y áreas verdes.

    Este tipo de bienes inmuebles sí pueden pasar a propiedad privada, pero solo en ciertos casos y siguiendo un procedimiento legal que incluye el acuerdo en el Cabildo y la aprobación del acuerdo por el Congreso del Estado.

    A ese procedimiento se le llama “desincorporación” y, como le digo, está permitido en la ley.

    Hay bienes inmuebles, como el ubicado en calle Mariano Escobedo que servía de estacionamiento para algunos miembros del Cabildo, que son del “dominio privado” del municipio, es decir, los adquirió porque los compró, porque fueron objeto de alguna permuta o incluso porque se los dieron en pago o donaron.

    Este tipo de bienes inmuebles pueden ser “vendidos” por el Ayuntamiento sin tener que seguir el procedimiento de “desincorporación” porque no son de uso común ni bienes “públicos”.

    Es por eso por lo que el inmueble ubicado en Mariano Escobedo ya pudo ser escriturado a NAFTA como pago de lo que le deben.

    Pero el inmueble ubicado en el Fraccionamiento Antiguo Aeropuerto es otra cosa. Al estar destinado a área verde por orden del gobierno federal, no puede ser escriturado, aunque quieran iniciar el procedimiento de “desincorporación” porque en el Decreto de donación el gobierno federal fue muy claro: si el Ayuntamiento quiere cambiar el destino para el que fue donado (áreas verdes), perderá la propiedad en favor del gobierno federal.

    En otras palabras, si al Ayuntamiento se le ocurre pretender dar en pago ese inmueble a NAFTA, la propiedad se revierte en favor del gobierno federal y entonces terminará siendo un “área verde federal”.

    Los vecinos del Fraccionamiento Antiguo Aeropuerto tienen elementos suficientes para defender adecuadamente el predio a que me vengo refiriendo y poner un alto a las ansias locas de “El Químico” por entregar ese inmueble.

    Los bienes públicos no pueden ser usados al antojo del gobernante en turno, ni para hacer negocios desde el poder ni, como en este caso, para pagar los platos rotos por otros gobernantes.

    El predio mencionado tiene un “candado” legal que impide que se utilice para pagar parte de la deuda con NAFTA y se ve muy cuesta arriba quitar ese candado.

    Seguramente este asunto terminará en tribunales y anticipo que con resultados favorables a los vecinos. Así que, estimado Alcalde, no tan rápido.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play