Que le regresen su dinero

    Aún con las buenas intenciones de llevar nuestro sistema de salud público al nivel del de Dinamarca (no se ría, yo no lo dije), la realidad nos cachetea y nos enfrenta a lo que tenemos.

    Instituciones de salud pública como el IMSS y el ISSSTE, que no solo no funcionan como deberían a un nivel mínimamente aceptable, si no que sus servicios se encuentran francamente rayando en la negligencia criminal.

    Muchos derechohabientes han padecido los malos servicios del IMSS y del ISSSTE y ellos y sus familias han tenido que enfrentar las consecuencias.

    Enfermedades que pudieron ser atendidas a tiempo, se vuelven crónicas, incurable y provocan la muerte del paciente, algo que no debería haber sucedido.

    Y no me estoy refiriendo a la crisis del sistema público de salud provocada por el Covid- 19. Lo que relato viene sucediendo desde hace muchos años y prácticamente desde que esas instituciones se echaron a andar.

    Precisamente por eso, en su desesperación, los derechohabientes y sus familiares tienen que acudir al sistema de salud privado para tratar de salvar la vida.

    Y al hacerlo, como regularmente la enfermedad que se deben atender en el sistema privado es grave, es lógico que las finanzas personales no aguanten el golpe.

    Todos sabemos de amigos, vecinos, compañeros de trabajo y familiares que, ante una crisis de salud de un ser querido tuvieron que acudir con médicos y hospitales privados cuyas facturas los llevaron a la quiebra.

    No son nada raro cuentas de cientos de miles de pesos que dejan endeudada a la familia.

    A la desgracia de la perdida del ser querido, los familiares tienen que sumarle la angustia y preocupación por tener que pagar las fuertes deudas que les quedaron, por la sencilla razón de que el IMSS y el ISSSTE no sirven para nada y no cumplieron la misión para las que fueron creados.

    Si usted se encuentra en una situación como la que le platico y tiene que enfrentar fuertes deudas porque un ser querido tuvo que utilizar los servicios de salud privados a pesar de ser derechohabiente de esas instituciones, sepa que, bien asesorado, puede recuperar el dinero que gasto.

    Obviamente que el IMSS y el ISSSTE no le van a regresar el dinero de la noche a la mañana, ni con gusto.

    El procedimiento se puede llevar un par de años, pero de que le regresan su dinero, se lo regresan y, además puede cobrarles intereses.

    Esto independientemente de que, si existe negligencia por parte del IMSS o del ISSSTE, pueda demandarlos para que le paguen una indemnización por la muerte de su ser querido y la angustia sufrida por sus familiares.

    Si su ser querido tuvo la fortuna de mejorar su salud y salvar la vida al ser atendido en el sistema de salud privado, no tiene por que resignarse a cargar con las enormes deudas que las facturas médicas y de los hospitales significan.

    Le recomiendo que busque la asesoría de su abogado de confianza y haga lo necesario para que el IMSS o el ISSSTE le reembolsen lo que gastaron.

    Si esas instituciones no sirven para lo que se supone deben servir, no cargue usted con un saco que no le corresponde. Que respondan y le regresen su dinero.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play