|
"Conferencia mañana presidencial"

"Acapara reflectores la sinaloense Martha Camacho Loaiza con AMLO"

"La historiadora denuncia ante Andrés Manuel López que a pesar de que la investigación de su caso fue de las más avanzadas, no se ha hecho justicia"

La sinaloense Martha Alicia Camacho Loaiza acaparó reflectores en la "mañanera" del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La historiadora, víctima del episodio conocido como "Guerra Sucia", el cual se desarrolló en los años 70 del siglo 20, expuso su testimonio en la conferencia matutina de ayer lunes.

Se conoce como "Guerra Sucia" a la etapa en la cual el Gobierno mexicano combatió y exterminó a guerrilleros y activistas, que buscaban un cambio de régimen político a través de la vía armada.

El Estado, a través de la extinta Dirección Federal de Seguridad, los aniquiló. Se estima que unos 521 mexicanos fueron desaparecidos y asesinados. Cuarenta y tres de éstos eran de Sinaloa, uno de los estados con más desaparecidos políticos.

Camacho Loaiza fue una de las sobrevivientes.

La Presidencia de la República, ahora encabezada por Morena, revivió aquellos momentos en el marco de la celebración de la Masacre del Jueves de Corpus, conocida como "El Halconazo", de 1971.

En esa ocasión un grupo paramilitar reprimió en forma violenta una manifestación de jóvenes en la Ciudad de México. Un centenar murió.

Camacho Loaiza, al lado de Alberto Híjar Serrano, otro de los sobrevivientes de la represión, relató sus vivencias de aquellos momentos.

"Soy académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa, junto con mi esposo fuimos desparecidos el 19 de agosto de 1977, después de torturas, inimaginables, de todo tipo".

"Mi esposo fue ejecutado extrajudicialmente, obviamente, no nos entregaron su cuerpo ni nada; yo fui obligada a parir en medio de golpes, un hijo, 40 días después de estar detenida", contó ante representantes de medios de difusión.

La activista, que mantiene viva la memoria y demanda de justicia para los familiares de desaparecidos por motivos políticos, expuso ante el Presidente que su caso fue en los que registró más avances, cuando se creó una fiscalía especializada, en el año 2002.

"De los casos de Sinaloa, mi caso, por llamarlo de alguna forma, es el que tiene más evidencias, les he dado nombres, domicilios", relató.

"En la Femospp (Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado), de nombre muy largo, pero de alcances nulos, hasta la fecha es increíble que de Sinaloa es el caso que tiene más elementos y todavía no logramos ni justicia ni el rescate de la memoria", acusó.

La activista denunció también que un retroceso, al cerrar nuevamente los archivos de estos casos en el Archivo General de la Nación.

"Aquí la justicia transicional parece que está con los ojos cerrados o no existe porque tenemos testimonios, yo les di nombres, hasta los domicilios de los perpetradores y todavía no alcanzamos justicia", subrayó.

Ante López Obrador y Alejandro Encinas, Subsecretario de Gobernación encargado de Derechos Humanos, hizo votos porque en el nuevo gobierno federal sí puedan ver resultados.

"Esperamos que en esta ocasión sí podamos alcanzarla; me uno a lo que nos comenta el maestro (Alberto Híjar), vivos se los llevaron, vivos los queremos. ¡Justicia, ni perdón ni olvido!", exclamó.

Loaiza Camacho fue invitada a diversos actos para recordar los acontecimientos de violencia contra estudiantes en los años 70, cuando gobernaba en México el PRI.