|
AGRONEGOCIOS

Agricultura de Precisión en la Era Digital

    De acuerdo con un reporte del Servicio de Investigación Económica (ERS) del USDA, la agricultura digital (DA), es la transformación en curso de la agricultura que incluye la digitalización y automatización de las tareas agrícolas, de las cuales la agricultura de precisión (PA) es un elemento principal, y que puede ser una parte importante de la solución a varios desafíos que enfrenta la agricultura, incluido el aumento de los costos de producción, el cambio climático y la escasez de mano de obra, entre otros. La adopción de tecnologías digitales en la producción de cultivos ha aumentado en general desde 1996, aunque su uso ha variado ampliamente según la tecnología y el cultivo.

    Utilizando datos de la Encuesta de Gestión de Recursos Agrícolas (ARMS) del USDA, documentamos las tendencias en la adopción de tecnologías agrícolas digitales entre 1996 y 2019, enfatizando los cambios posteriores a 2016. La adopción de mapas de rendimiento y mapas de suelos (es decir, mapas que asocian características físicas con coordenadas geográficas) y tecnologías de tasa variable (VRT), sistemas de dirección y guía automática, vehículos aéreos no tripulados e imágenes satelitales, han estado a disposición de los agricultores durante varios años.

    A medida que las tecnologías y los análisis digitales continúan evolucionando, la digitalización de la agricultura estadounidense adquiere una importancia cada vez mayor. La digitalización implica el uso de análisis de datos, procesos de producción automatizados y el desarrollo y comercialización de aplicaciones de inteligencia artificial. El potencial para transformar el sector agrícola estadounidense mediante estas tecnologías es considerable.

    Específicamente, se prevé que la digitalización tenga el potencial de aumentar la eficiencia en el sector agrícola, al tiempo que contribuye a reducir costos, aumentar el rendimiento y/o mejorar el bienestar de los operadores agrícolas. Si bien la digitalización es una transformación compleja con muchos componentes, se puede rastrear en parte examinando el uso que hacen los agricultores de tecnologías establecidas y emergentes.

    El informe analiza las tasas de adopción de DA por parte de los agricultores para mapas de suelos, mapas de rendimiento, monitores de rendimiento, VRT, sistemas de dirección y guía automática e imágenes aéreas en seis cultivos principales: maíz, algodón, arroz, sorgo, soya y trigo de invierno.

    La mayoría de la superficie de cultivos se gestiona mediante sistemas de dirección y guía automáticos: los sistemas de dirección automática se utilizaron en solo el 5.3 por ciento de los acres de maíz plantados en 2001, y aumentaron al 58 por ciento en 2016. Las estimaciones para 2019 sugirieron un 72.9 por ciento y Tasas de adopción del 64.5 por ciento para el sorgo y el algodón (superficie plantada). Ese mismo año, las aplicaciones de GPS se utilizaron en el 40 por ciento de toda la superficie agrícola y ganadera de Estados Unidos para la producción agrícola.

    Las tasas de adopción varían según el tamaño: al menos la mitad de las productores relativamente grandes (es decir, aquellos que están por encima del 60 por ciento del resto en cuanto a tamaño) dependen de mapas de rendimiento, mapas de suelo , VRT y/o sistemas de guía. Mientras que (a excepción del algodón), menos del 25 por ciento de los más pequeñas utilizan alguna de estas cuatro tecnologías. Este uso podría deberse a beneficios de escala (es decir, los retornos de la adopción de tecnología podrían ser mayores en agrícolas más grandes que en las más pequeñas).

    Los que adoptan la tecnología DA utilizan datos, adquieren recomendaciones de manejo de cultivos y emplean servicios técnicos/de consultoría a tasas más altas que los que no adoptan la tecnología DA: los que adoptan la tecnología DA tienen más probabilidades que los no adoptantes de descargar datos públicos para usarlos en la toma de decisiones, aunque la adopción general sigue siendo poco común. Por el contrario, los agricultores obtienen con mayor frecuencia recomendaciones de manejo de cultivos basadas en tecnologías que recopilan datos en sus campos. Y si bien los servicios técnicos/de consultoría se contratan en una pequeña fracción de las hectáreas encuestadas, dichos servicios tienden a ser buscados un poco más por quienes adoptan la tecnología DA.

    Es probable que los agricultores utilicen tecnologías de agricultura de precisión por una variedad de razones: a medida que las capacidades tecnológicas continúan evolucionando, también lo hacen el propósito de su uso. Por ejemplo, los agricultores de maíz y trigo de invierno tienden a depender de monitores de rendimiento para rastrear el contenido de humedad de los cultivos. Por el contrario, los monitores de rendimiento se utilizan principalmente para ayudar a determinar el uso de insumos químicos en la producción de algodón, soya y sorgo.

    Más allá de la documentación de las tendencias, este informe explora ciertos factores que impulsan la adopción por parte de los agricultores, incluidos los precios, la variabilidad del suelo, los programas del USDA, los beneficios de ahorro de mano de obra, los impactos esperados en la productividad y la disponibilidad de servicios de consultoría.

    Fuente: https://www.ers.usda.gov/publications/pub-details/?pubid=105893

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.


    Suscríbete
    Regístrate para leer nuestro artículo
    Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


    ¡Regístrate gratis!