"Evangelización, Educación y Cultura"

"El Código de Hammurabi"

    Nacido alrededor del Siglo XVIII a. C., en la ciudad sumeria de Babilonia; Hammurabi, el legendario rey de esta ciudad-estado, es conocido como el primero en poner la sabiduría emanada del conocimiento popular, en una manera codificada, buscando lograr una equidad entre falta y sanción. En lo que sería una justa sentencia.
    Aún cuando no se tengan datos preciso del Rey Hammurabi, sí podemos establecer que extendió su imperio hasta el Golfo Pérsico y a lo largo de los ríos Tigris y Éufrates, teniendo como sede capital la mencionada ciudad de Babilonia.
    Como gobernante puso énfasis en la protección de sus fronteras, supervisando personalmente la navegación, el comercio y la agricultura; también tuvo especial cuidado en la recaudación de impuestos y en la edificación de templos.
    Aparte de sus cualidades militares y administrativas, se le recuerda por su obra de codificación de las leyes: El Código de Hammurabi.
    La cualidad de aquella forma, muy adelantada para aquellos lejanos tiempos, consistía en ser una herramienta, la cual podía ser utilizada, incluso por los afectados, pudiendo esgrimir estos argumentos cuando había disconformidad en la aplicación de sus contenidos.
    La Ley del Talión, práctica entre los pueblos semitas, procuraba una equidad al aplicar la justicia, cuando era ejercida por los funcionarios reales, los cuales podían contar con un instrumento adecuado en su ejercicio.
    "Ojo por ojo" y "diente por diente", en el bíblico del Pentateuco aparece como una manifestación de esta manera de concebir la aplicación de la justicia por parte de la legislación judía. Con el trascurrir del tiempo, la manera de aplicar estos principios fue cambiando, de una concepción literal, en lo físico, a una forma de sanción de tipo económico que trataba de ser, eso sí, equitativa en cuanto al daño infringido.
    Muchos consideran que la ejecución de esta ley daba motivos para llevar a cabo los deseos de venganza, también otros consideran que ella fue ocasión de que por primera vez se pudiera un límite a lo negativo de este sentimiento, ofreciendo una sanción como respuesta al daño ocasionado. De esta manera la víctima también podía tener un derecho cuando la sanción se hubiera sobrepasado en este caso, también habría castigo para el ejecutor.
    Expuesta en estelas detalladas en piedra y en caracteres cuneiformes, esta antigua legislación fue el primer intento de vivir de una manera civilizada, en una sociedad dando sus primeros pasos en el arte de convivir las unos con los otros. El Código de Hammurabi fue uno de los cimientos básicos para poder decir: "el respeto al derecho ajeno es la paz".

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.


    Suscríbete
    Regístrate para leer nuestro artículo
    Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


    ¡Regístrate gratis!