"Reconoce Gabriel Ballardo triunfo de la planilla roja en elecciones del Stase y niega compra de votos"

"El secretario general indicó que si la Comisión Electoral del Stase reconoce como ganadora a la planilla de Teresa de Jesús Ochoa Pérez, él también lo aceptará, es por eso que se prepara para el cambio de Comité Ejecutivo, mismo que sería la próxima semana"

Gabriel Ballardo Valdez, secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado, reconoció el triunfo de la planilla roja, liderada por Teresa de Jesús Ochoa Pérez, y negó haber participado en la compra de votos en las recientes elecciones del Stase.

El actual dirigente del sindicato refutó las acusaciones realizadas por las planillas blanca, azul y amarilla, siendo el líder de esta última, Juan Gabriel Chinchillas Elizalde, quien ha realizado los señalamientos más fuertes contra él, diciendo que Ballardo Valdez compró votos a favor de la planilla roja.

"Sobre las acusaciones de compra de votos que hacen hacia mi persona, lo vuelvo a reiterar, mienten, mienten, mienten, y no podrán presentar pruebas porque simple y sencillamente eso nunca sucedió. Me da tristeza que los candidatos duden de la honorabilidad de los trabajadores, ya que nuestro sindicato ha sido transparente en el tema de las votaciones", aseveró.

El secretario general indicó que él aceptará el triunfo de la planilla rojo, ya que así lo hizo la Comisión Electoral, que fue la que se encargó de realizar la elección, es por eso que se prepara ya para entregar las riendas del Stase la próxima semana.

"Lo reconoció la Comisión Electoral, estaba viendo que ya le dio su constancia de mayoría. Yo lo que la autoridad me está ordenando es lo que voy a hacer, yo ya me estoy preparando para entregar a más tardar el lunes o el martes el nuevo Comité Ejecutivo, ya si hay una impugnación lo tendrán que ver los tribunales", expresó.

Sobre el evento de entrega, dijo, será de manera presencial, pero tomando las medidas correspondientes para evitar contagios de Covid-19; aún no hay horario ni lugar donde se realizaría la ceremonia.

"Se está valorando entre secretarios de organización para ver cómo se hace la toma de protesta para que no haya de alguna manera contacto directo entre los trabajadores, para cuidar la sana distancia y que sobre todo, todos usemos cubrebocas y que sea una entrega tranquila y pacífica, y que ya a partir de esta fecha ya esté la nueva dirigencia atendiendo la problemática del sindicato", explicó.