Te quedan articulos gratis este mes
|
Columna

Adolescentes

EDUCACIÓN EN LA FAMILIA

    A quienes nacimos al final de la guerra nos tocó una infancia muy linda sin los peligros que hoy corren niños y adolescentes, jugar en la calle a juegos muy movidos y divertidos sin que los papás tuvieran ningún inconveniente ni miedo, una infancia sencilla, alegre, y bien educada.

    Los abuelos sobrevivientes de la revolución y padres templados, sabían que hay que esforzarse y lo hacían sinaspavientoss así es la vida y ya. Eran personas recias no se doblaban fácil, responsables y así nos enseñaron. Una de las cosas más importantes que nos enseñaron fueron los principios: en esta casa no se dicen mentiras ni palabrotas, se trata a todos con respeto, también a los empleados, vecinos, comerciantes, barrenderos, hay que decir gracias y por favor siempre y pedir disculpas y cosas así.

    Pero sobre todo y más importante tenían fe y nos la enseñaron, fe sencilla sin mucha doctrina, porque no todos tenían conocimiento de doctrina, pero nos enseñaron lo que sabían, les veíamos rezar o lo hacíamos juntos, íbamos a misa, algunos como a mí nos tocó que les ayudaran en la escuela de monjas, unos generales también, después de pasar dos guerras, de una firmeza y reciedumbre impresionante, les vivo agradecida, me enseñaron la doctrina para yo completar por mi cuenta, todos ellos sabían por experiencia cuánto ayuda en la vida la fe, a la que se acude cuando las fuerzas faltan, el problema rebasa, nos sentimos cansados, necesitados de paz y apapacho, cómo ayuda afrontar situaciones a veces casi imposibles.

    El hecho es que sabiendo lo que ha significado la fe en nuestras familias se nos fue de la mano, el mundo y en específico México, está con este grado de degradación moral porque se alejó de Dios, y de la moral cristiana que no es otra cosa que ley natural, o ¿no será natural que nos moleste que nos mientan y por eso no debemos mentir? ¿No será natural no querer que maten a nadie de nuestros seres queridos y por eso no debemos matar? ¿No será natural sentir feo si sabemos que nuestro cónyuge nos es infiel y por eso no debemos ser infieles?

    Y así todos los mandamientos, que como nos impiden hacer lo que nos da la gana mejor dejamos eso de la fe solo para cuando hay bodas, bautizos, 15 años o tenemos algún aprieto de salud o dinero entonces sí corremos a pedir, pero nunca a dar gracias. Y la Virgencita de Guadalupe esa siempre presente, aunque no debe hacerla muy feliz ver cómo se trata a su hijo.

    Pues lo dejamos algo de lado en la vida diaria y claro nos enrolamos en carreras para vivir nuestra vida sin esos preceptos engorrosos, pero tampoco se educa a los hijos.

    Todo este rollo es por el evangelio de ayer, uno de los evangelistas lo llama Jairo que va con Jesús a pedirle que alivie a su hija que está muriendo, luego llegan los de su casa a decirle que ya no moleste al Señor que su hija murió, Jesús le dice que no se preocupe que solo está dormida. Llegan a la casa, Jesús la toma de la mano y la levanta, pues muchos padres afligidos hoy por la vida que llevan sus hijos y de la que se sienten algo culpables por no haberles enseñado la fe y otras cosas “quererles dar todo lo que ellos no tuvieron”, hoy también tienen hijos muertos aunque tengan buena salud, muertos por la vida que llevan, vacía, pero llena de vicios desde pornografía, drogas, alcohol, diversiones extremas, sin respeto a nadie, sin oficio muchos o con oficios que se vuelven metas olvidándose de convivir sino solo ganar no importa cómo.

    La fe para esos chicos no tiene sentido se burlan, es de otros tiempos, nada que ver y la moral menos, eso de ponerse limites no va con ellos. El asunto es que no debemos dejar que llegue a mayores, entre más grandes más trabajo costara enderezar el camino y la realidad es que desde muy chicos se vuelven exigentes irresponsables y viciosos, por lo menos de sus aparatitos que no pueden soltar.

    Definición de adolescente: una persona que lo quiere todo inmediatamente, y que no le debe nada a nadie. Cuando maduras aprendes que en la vida no se puede tener todo y que en todo caso para tener lo que quieres debes esforzarte y poco a poco, reclama derechos no tiene obligaciones, no le debe nada a nadie no siente agradecimiento.

    El remedio para que los hijos resuciten es primero hablarles de Jesús aunque se rían y burlen y a Jesús de ellos Él no se reirá, y sin cansarnos, y claro en razón de su edad habrá que dar razones con argumentos apropiados a la edad, quiere decir que hay que estudiar un poco la doctrina para no decirle herejías.

    Nuestros padres nos dieron todo lo que podían y ya, nadie está obligado a lo que no puede pero nos enseñaron a trabajar, hoy los protegen tanto que terminan siendo inútiles sin capacidad de valerse por sí mismos.

    En segundo lugar ésta es la tarea, la raíz del problema, esforzarse por conseguir lo que necesitan, trabajar, todo en la vida necesita esfuerzo y cuando se consigue así es muy satisfactorio, pero sobre todo y de lo más importante enseñar a agradecer es el corazón la respuesta de vida, es la parte más importante de las relaciones humanas, que tenemos deudas, con todos, especialmente con Dios que nos da la vida y todo lo que tenemos.

    Y vamos a misa, no importa que el sacerdote no sea muy ameno que parezca aburrido y sin sentido vamos a pedir a Dios, pero sobre todo a agradecerle.

    El hecho es que sabiendo lo que ha significado la fe en nuestras familias se nos fue de la mano, el mundo y en específico México, está con este grado de degradación moral porque se alejó de Dios, y de la moral cristiana que no es otra cosa que ley natural, o ¿no será natural que nos moleste que nos mientan y por eso no debemos mentir? ¿No será natural no querer que maten a nadie de nuestros seres queridos y por eso no debemos matar? ¿No será natural sentir feo si sabemos que nuestro cónyuge nos es infiel y por eso no debemos ser infieles?
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play