|
Columna

Porque te quiero

    Porque te quiero no

    Porque te quiero sí

    porque la razón se volvió

    loca de tanto sentir

    porque el corazón se ahogó

    en tantos y tantos pensamientos.

    Porque te quiero así

    desenfadado

    caprichoso

    terco

    porque has sido

    meloso

    tierno

    Inverosímil.

    Porque cuando yo

    extiendo mis brazos

    buscando tu amparo

    una rima musical

    de hojas cayendo

    se extiende de los tuyos

    cubriéndome en su manto.

    porque te quiero y no

    y no debía de quererte

    porque te quiero así

    sin excusas ni pretextos

    simplemente te quiero

    y es una forma de querer

    válida e inexplicable.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play