Ohuira: una reserva amenazada por el influyentismo

El gigante de amoniaco que se levantará
sobre el ecosistema protegido

La planta de amoniaco de Topolobampo, anunciada como una de las más grandes de Latinoamérica, se construirá en una superficie del noveno humedal de mayor prioridad del país y que está protegido por un convenio internacional firmado por México. Aun así y tras titubeos, la Semarnat autorizó el proyecto. El Gobernador Mario López Valdez fue el promotor; Francisco Labastida Ochoa, el gestor y, su hijo, Francisco Labastida Gómez de la Torre, el operador

  • GABRIELA SOTO/ FRANCISCO CUAMEA

PRIMERA DE 5 PARTES

TOPOLOBAMPO, Sinaloa._ Genaro Campos Elizalde enciende el motor de su pequeña embarcación y navega en el agua del humedal Santa María, Topolobampo y Ohuira, un sitio Ramsar protegido por normas ambientales de carácter internacional.

La panga está adaptada con asientos reclinables y con techo de lona, comodidades que demandan turistas y biólogos que, de vez en vez, arriban.

Pero en esta ocasión, el lanchero no ofrece un servicio turístico para presumir las aves migratorias o los delfines que habitan en la reserva natural.

Ahora lo motiva un interés contrario: mostrar la plataforma rellenada con piedra, una superficie en la Bahía de Ohuira de 267 mil 500 metros cuadrados que pertenece al polígono del noveno humedal de mayor prioridad del país y, sobre la cual será construida la fábrica que producirá 2 mil 200 toneladas métricas diarias de amoniaco anhidro. Una de las más grandes, aún sin construir, en América Latina.

La vista aérea del lote es la de un campo infértil, sin vegetación ni aves.

Una masa de concreto en medio de un ecosistema.

Invasión en el ecosistema

Autorizada por la Semarnat y los gobiernos locales, la planta de amoniaco se construirá dentro el polígono del sistema lagunario Santa María-Topolobampo-Ohuira, el cual es el noveno de los 28 humedales prioritarios del país, identificado por Ducks Unlimited de México.

Fuente: http://ramsar.conanp.gob.mx/lsr.php y http://www.dumac.org/dumac/habitat/esp/proyectos01.htm

- El humedal protegido por acuerdos internacionales es el señalado dentro de la línea amarilla en esta imagen satelital.
- El pueblo y el puerto de Topolobampo se encuentran fuera de la zona protegida.
- La planta de amoniaco será construida sobre una superficie que está dentro de la zona de humedales protegidos.

Mapa del polígono / Foto aérea del googleearth

Antes, en cambio, la orilla del terreno se revestía de manglar. Y más adentro, el suelo se inundaba con el agua que arrastra la marea de la bahía. Justamente ahí es donde acudían las aves locales y migratorias que viajan desde Canadá y Estados Unidos para alimentarse y descansar.

El 2 de febrero de 2009, la Comisión Nacional de Áreas Protegidas Naturales declaró Sitio Ramsar al sistema lagunario Santa María, Topolobampo y Ohuira, para proteger a las aves migratorias que cada temporada lo visitan; las especies marinas que ahí se reproducen para alimentar a otras, así como a la vegetación en la que anidan y viven en este ecosistema al norte del Pacífico sinaloense.

Fuente: Ficha Informativa de los Humedales Ramsar.

Hay, incluso, especies en peligro de extinción al ser zona de crianza y alimentación de la tortuga golfina, prieta, laúd y carey, que tienen protección especial. Al igual que la iguana prieta que habita aquí.

La Conanp protegió este ecosistema bajo la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, un tratado entre 169 países también conocido como Convención Ramsar, que México firmó en 1986.

Diana Cecilia Escobedo Urías, directora del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional, unidad Sinaloa, que pertenece al Instituto Politécnico Nacional, sostiene que no es recomendable desarrollar este proyecto energético dentro del humedal.

"Es que no debería de ser. En términos ecológicos, no es recomendable. Si el Gobierno mexicano solicita a la Convención de Ramsar la inclusión del sistema de laguna Topolobampo a la lista de humedales Ramsar, entonces se entiende que las propiedades son dignas de conservar", asevera.

"Es absurdo que autoricen un proyecto de esta envergadura dentro de los límites del polígono Ramsar, alegando que no hay impacto".

La embarcación avanza lentamente hacia la plataforma de piedra. Genaro Campos teme por la estabilidad del humedal.

Le preocupa también que sus servicios dejen de ser demandados cuando la planta que producirá amoniaco anhidro, una base para fabricar fertilizantes nitrogenados, se aloje en el sistema lagunar.

"Nos afecta esta construcción que se va hacer ahí porque tenemos unos permisos que explotamos por visitar áreas naturales protegidas. Ahí donde se va a construir ese muelle, esa planta, está esa isla (Isla de los Patos) donde llegan muchas aves migratorias, inclusive llegan muchas aves que están en peligro de extinción, como el ostrero americano", lamenta.

"Nos daña, nos afecta, porque puede haber una fuga de amoniaco que sería la materia prima principal que usan ahí, pues sería una mortandad de aves, y prácticamente se nos acabaría ese servicio que damos ahí".

La conexión Labastida

El gas natural es el insumo principal que utilizará la fábrica para producir 2 mil 200 toneladas métricas de amoniaco anhidro diarios. La producción de esta sustancia base de los fertilizantes será lo suficientemente voluminosa para cubrir una piscina olímpica.

La nave industrial tendrá la capacidad de almacenar 75 mil toneladas métricas de amoniaco en tres cilindros de acero, que equivale a la producción de 34 días continuos.

Los cilindros serán de 25 mil toneladas métricas, por lo que cada uno de ellos podría contener el agua que acumulan 10 piscinas olímpicas.

La gigantesca producción permitirá satisfacer la demanda de amoniaco del País; incluso el excedente se exportará a los mercados de Estados Unidos, Sudamérica y Asia.

De acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental que elaboró la empresa, México importa aproximadamente 200 mil toneladas anuales, mientras que la empresa fabricará 770 mil toneladas cada año, cuatro veces más del déficit existente.

“Con el presente proyecto se pretende la producción de 2 mil 200 toneladas diarias de amoniaco anhidro para abastecer al campo mexicano, exportando sus excedentes a países de Asia, Sudamérica y los Estados Unidos”, se detalla en el apartado Justificación del Proyecto de la MIA.

En la primera etapa de la construcción, se invertirán mil millones de dólares.

En el desarrollo de este proyecto aparecen varios personajes que tienen entre sí un común denominador: Francisco Labastida Ochoa, ex candidato presidencial, ex presidente de la Comisión de Energía del Senado y quien hoy dirige el despacho de Consultores en Desarrollo, Economía y Finanzas, Codefi, que impulsó la planta de amoniaco.

Esta red de nombres asociados son el Gobernador Mario López Valdez; el empresario José Eduvigildo Carranza; el político y empresario, Rubén Félix Hays; el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; y su propio hijo, Francisco Labastida Gómez de la Torre, actual Secretario de Desarrollo Económico y Proyectos Estratégicos de Sinaloa.

El 23 de febrero de 2014, López Valdez anunció al Presidente Enrique Peña Nieto que el suministro de gas natural permitiría la instalación de la planta de fertilizantes, la cual dimensionó como la más grande de Latinoamérica.

“Con el apoyo dado al proyecto de gas natural, se abre para Sinaloa un panorama de crecimiento que le permitirá diversificar sus actividades, como será una planta de fertilizantes, la más grande de Latinoamérica”, alardeó el Mandatario sinaloense, según un boletín emitido por la Presidencia de la República el 23 de febrero de 2014.

Páginas 1 2 3 Continuar leyendo
Síganos en:
@noroestemx NoroesteMx noroestemx Noroeste Tv
ExpiresActive on ExpiresDefault "access plus 30 day"