Ohuira: una reserva amenazada por el influyentismo

Francisco
Labastida Ochoa
El 'piloto' de la planta de amoniaco

Si hay una constante en el tiempo, en los hechos y en los personajes que se relacionan con la planta de amoniaco de Topolobampo, esa es Francisco Labastida Ochoa. El ex Gobernador de Sinaloa y especialista en temas energéticos, es el gestor de este proyecto a través de su despacho Consultores en Desarrollo, Economía y Finanzas. Para el también ex presidente de la Comisión de Energía del Senado, sin embargo, no existe conflicto de interés en la promoción del proyecto industrial ni tampoco controversia ambiental aun cuando la factoría de fertilizantes se construirá dentro del noveno humedal más importante del país

  • GABRIELA SOTO/ FRANCISCO CUAMEA

Segunda DE 5 PARTES

A

Francisco Labastida Ochoa le gusta utilizar la figura de aviación para explicar la situación energética de México.

"La figura que yo identifico es como un avión que va volando a toda velocidad, pero rumbo a una montaña, entonces ese avión se va a estrellar con la montaña. ¿Para dónde le damos vuelta? Para la izquierda, para la derecha, para arriba, para cualquier lado", expuso, por ejemplo, en el Foro de Debate en Materia Energética, organizado por el Senado en octubre de 2013.

"No tengo ninguna duda que hay que darle vuelta a ese avión porque si no se va a estrellar, vamos por un mal camino, en pocas palabras, y tenemos pocos años para hacer un cambio de poco tiempo para hacer un cambio de fondo, en el sistema energético nacional".

Quizá al mochitense se le recuerda más como el primer candidato del PRI que perdió la Presidencia de México después de más de 70 años de detentar el poder, pero Labastida tiene una trayectoria ligada al tema energético y de planeación que a veces se deja de lado ante el tema político.

Ingresó en el servicio público a sus 20 años. Con el tiempo, fue subsecretario de Programación y Presupuesto con José López Portillo; Secretario de Energía y Minas con Miguel de la Madrid; Gobernador de Sinaloa de 1987 a 1992 y presidente de la Comisión de Energía en el Senado durante el sexenio de Felipe Calderón, por lo que ahora que está al frente de su despacho Consultores en Desarrollo, Economía y Finanzas tiene los recursos técnicos, políticos y los contactos necesarios.

¿Quién no le abriría la puerta a Labastida Ochoa?

El mochitense no esperó las decisiones del Congreso de la Unión respecto a la reforma energética. Como insistió en distintas ocasiones, habría que virar el rumbo para no estrellarse, así que tomó el control del avión sinaloense y giró la trayectoria hacia el gas natural y, en concreto, se convirtió en el piloto de la planta de amoniaco que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales autorizó de manera condicionada para que se construya en una superficie de 267 mil 500 metros cuadrados que está dentro del polígono Ramsar Topolobampo-Santa María-Ohuira, el noveno más importante del país por su relevancia para la conservación de las aves migratorias.

Labastida Ochoa llevó por tripulación al Gobernador Mario López Valdez, político surgido del grupo Mochis a quien impulsó, primero como compañero de fórmula al Senado en 2006 y, luego, como candidato a Gobernador de Sinaloa; Pedro Joaquín Coldwell, compañero en el Senado y ahora Secretario de Energía con el Presidente Enrique Peña Nieto.

También incluyó a su amigo, “hermano" como lo identifica, Eduvigildo “Leovi” Carranza, empresario atunero y propietario inicial de la empresa Gas y Petroquímica que desarrolla la planta de fertilizantes; y a Rubén Félix Hays, empresario inmobiliario que vendió las tierras para el proyecto, con quien Labastida tiene una relación de amistad en su natal Los Mochis, lo invitó a ser candidato a Diputado federal en 2000 cuando compitió por la Presidencia y, luego, en 2010, operó la campaña de López Valdez en la zona norte.

Y a su hijo, Francisco Labastida Gómez de la Torre, hoy Secretario de Desarrollo Económico, pero quien, desde su cargo anterior como coordinador de Proyectos Estratégicos, operó la instalación del gasoducto en Sinaloa y promovió la inversión de la planta de amoniaco.

El 5 de enero de 2011, Labastida Gómez de la Torre recibió del Gobernador López Valdez el nombramiento como titular de la Coordinación General de Proyectos Estratégicos, la cual no existía en el nuevo Reglamento Orgánico de la Administración Pública Estatal. Fue incluida después.

Aun cuando estas personas están vinculadas con él y con el proyecto de la planta de fertilizantes, para el ex Gobernador de Sinaloa no hay conflicto de interés.

- Todas son personas cercanas a usted, ¿cómo podemos entender esto?

-Bueno, pues no es extraño, tengo 73 años y soy de Los Mochis, lo extraño sería que no fueran amigos.

Después de soltar un "je" de risa, se compone y asegura:

"No hay conflicto de intereses".

-¿Ninguno?

Ninguno.

Gestación de la planta

Para 2006, Francisco Labastida Ochoa no pensaba en repetir como candidato del PRI a la Presidencia de la República.

Seis años después de su derrota ante Vicente Fox Quesada, el primer panista en ganar la primera magistratura de México, intentó, incluso, convencer a Roberto Madrazo para que no se lanzara y diera espacio a sangre fresca.

El tabasqueño no lo escuchó y quedó en tercer lugar ante el nuevo triunfo de Acción Nacional con Felipe Calderón Hinojosa.

Labastida, sin embargo, tenía su plan… y sus temas de interés.

"Dadas las condiciones dije, 'yo me voy a meter (en 2006) a ser candidato a Senador, me voy a jugarla por mi tierra y voy con proyectos bien claros, yo me quiero meter en energía y me quiero meter en seguridad pública’, son los dos temas", dijo a Sabina Berman y Katia D’Artigues en el programa de entrevista Shalalá, en agosto de 2013.

Entrevista con Sabina Berman y Katia D’Artigues en el programa Shalalá, en agosto de 2013

En 2012, el mochitense dejó de ser Senador y, por lo tanto, se retiró de la presidencia de la Comisión de Energía del Senado. Después de eso, reactivó su consultoría privada, Codefi.

Al año siguiente, en 2013, a la mitad del sexenio de Malova, ya exploraba la posibilidad de producción de amoniaco, el cual se procesa en parte a base de gas natural y del cual México es deficitario, a pesar de la demanda de la agricultura local.

Entrevista en Once Noticias con Javier Solórzano, octubre de 2014

El primer paso fue ubicar a los mejores productores de amoniaco en el plano internacional.

"Vimos las tablas de quiénes eran los productores de fertilizantes más eficientes en el mundo, e identificamos que ProMan estaba trabajando todas sus plantas de fertilizantes con más del 100 por ciento de utilización de la capacidad de diseño, es decir, si una planta está diseñada para 2 mil 200 toneladas, ellos producen 2 mil 250 o 2 mil 300", explica Labastida Ochoa en entrevista para Noroeste.

ProMan, dice, es la empresa alemana número cuatro en producción de fertilizantes en el mundo.

También ha sido anunciada como inversionista en la planta de amoniaco de Topolobampo, Sinaloa, aunque al cierre de este reportaje no hay documentación de ello en el Registro Público de la Propiedad de la entidad. Noroeste revisó en las delegaciones de Ahome, Culiacán y Mazatlán.

Además, directivos rechazaron dar su versión de la historia, cuando se les buscó en sus oficinas ubicadas en Los Mochis, Ahome, Sinaloa.

Apenas dejó la Senaduría, Labastida Ochoa viajó en 2013 a Alemania y a Trinidad y Tobago donde Proman tiene plantas.

"Buscamos que se vinieran para acá”, cuenta Labastida en entrevista, "les llevamos los estudios de preinversión que habíamos hecho, y los estudios decían que era competitivo producir en Sinaloa para todo el Pacífico Norte: Baja California y llegar hasta Chile para producir fertilizantes y en su caso exportar".

Codefi es la consultoría de donde el ex candidato presidencial dice que “saca para el chivo”. Y hasta presume que trabaja desde muy temprano. Despierta a las 6:30 horas, hace ejercicio y se activa hasta las 21:00 horas.

En la consultoría, según describe, participan ingenieros petroleros, ingenieros químicos y especialistas en petroquímica, por ejemplo, que son los que se encargan de desarrollar y hacer los estudios. Este proceso incluye las corridas financieras para llegar a lo que se llama estudios de preinversión.

"Nosotros somos un despacho que se encarga de promover proyectos de inversión", expone Labastida.

"Los estudios tienen varias etapas. La etapa más barata, que es la que siempre se tiene que hacer, es una etapa que cuesta una parte muy pequeña el costo total del proyecto, pero eso sirve para decir si es atractivo o si no es atractivo para no gastar grandes cantidades".

- Entonces, ¿ustedes fueron contratados para hacer el estudio de preinversión (de la planta de amoniaco de Topolobampo)?

-Sí, eso es lo que hago y lo hago con varias empresas, todas privadas, y la única que está en Sinaloa es ésta.

-¿Quién lo contrató para el estudio de preinversión (de la planta de fertilizantes)? ¿El Gobierno de Sinaloa?

-No, no, no, no… yo no le cobro 5 centavos al Gobierno de Sinaloa. Me lo contrataron directamente los alemanes (ProMan).

-¿Cómo llega a aparecer "Leovi" Carranza en este proyecto?

Porque lo fuimos a convencer. Leovi y yo somos amigos, casi hermanos, entonces lo fui a convencer de que se metiera porque era un proyecto bueno. Entonces, él se convenció de que era un proyecto bueno, y que te conviene diversificarte, y luego por razones personales decidió no continuar.

-¿Le dijo las razones personales? ¿Hubo una plática al respecto?

Sí, platicamos bien, salieron en buenos términos, ojalá se hubiera, quedado, pero simplemente no lo quiso continuar, a mí me hubiera gustado que hubiera sido un paisano, entraron otros de capital nacional.

-¿Está enterado de la controversia ambiental que se ha dado en este tema, de que el terreno está dentro de un sitio Ramsar, ambientalmente protegido?

Leí algo que se decía que se estaban afectando unos mangles, ahí no hay mangles, los mangles están como a 2 kilómetros de donde está ubicada la planta. Son unos terrenos salitrosos.

Me parece poco serio engañar a la gente diciendo cosas que no son verdad.

"No sé qué tan fuerte (es la controversia) lo que sí estoy seguro es que es una mentira", defiende.

Topolobampo dejó de ser la utopía

Casi tres décadas atrás de cuando Labastida Ochoa gestionó la planta de amoniaco en Topolobampo, el mochitense asumió la Gubernatura de Sinaloa. Entonces, el puerto de su natal Ahome, entró en la agenda de prioridades.

Su administración impulsó este punto del Pacífico para sentar las bases del desarrollo de la industria, dadas sus ventajas logísticas. El entonces ex subsecretario de Programación y Presupuesto y ex Secretario de Energía sabía que el mercado estaba por abrirse.

Estados Unidos, Canadá y México trabajaban el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Cuando Labastida Ochoa concluyó su administración en 1992, se firmó el TLCAN, el 17 de diciembre de ese año; y para el 1 de enero de 1994, cuando la economía derribó las fronteras con la entrada en vigor del tratado, Topolobampo estaba listo.

Nacido en Los Mochis y conocedor de la zona, Labastida se empeñó en que el puerto dejara de ser una utopía.

"Mi administración ha impulsado el desarrollo de Topolobampo como un futuro polo industrial que aproveche las inversiones federales realizadas en el pasado y los recursos con que cuenta esa zona de nuestra entidad", presumió en su Primer Informe de Gobierno en 1987.

"Su disponibilidad de agua dulce para utilización industrial, la facilidad de comunicaciones que lo conectan con el centro sur de los Estados Unidos y el este asiático, así como con la región Noroeste del país, habrán de complementarse con su consolidación como un puerto comercial de altura".

Al cuarto año de su administración, el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari y compañero de Gabinete en la Presidencia de Miguel de la Madrid, vino a Sinaloa a inaugurar la primera etapa del puerto de Topolobampo.

"El primero de junio de 1991, Topolobampo dejó de ser una utopía", proclamó en su Quinto Informe de Gobierno.

"Cuando el Presidente Salinas de Gortari inauguró la primera etapa del puerto de altura, no sólo cumplió nuevamente con hechos, con un compromiso que hiciera durante su campaña política, sino que sentó las bases para que Sinaloa se transforme y modernice. Pueblo y Gobierno vimos materializarse un viejo sueño que nos abre un nuevo futuro".

A la mitad del sexenio labastidista, se reportaba la desincorporaron de 162 hectáreas de terrenos nacionales, donde se asienta el pueblo de Topolobampo; y al menos se expropiaron otras 513 hectáreas para la constitución de reservas territoriales para uso industrial y habitacional.

FLO y el gasoducto

La planta de amoniaco, que la Semarnat autorizó que se construya sobre una superficie que pertenece al noveno humedal más importante del país, será posible por la llegada del gas natural a Sinaloa.

Para la producción de fertilizantes, como el amoniaco, el gas natural es un insumo primordial y, además, económico.

El 12 de noviembre de 2012, el aún Presidente Felipe Calderón atestiguó en Mazatlán la firma de convenio para el arranque de obra del gasoducto en Sinaloa, entre la Comisión Federal de Electricidad, la empresa Transcanada que transportará el gas y el Gobierno de Sinaloa.

Concluían dos años de gestiones para conseguir que la CFE instalara en Sinaloa la tubería para transportar el energético. En ese periodo, siendo Senador, Francisco Labastida Ochoa estuvo ocupado.

"Todo nació de la inquietud del Gobernador de Sinaloa, de Mario López Valdez, quien me pidió que promoviéramos que llegara el gas a Sinaloa, cuando yo era Senador", comparte en entrevista a Noroeste.

"Entonces, le dije, 'con todo gusto', y promoví una cena con el Secretario de Energía, Jordy Herrera; el director de CFE y con el Director de Pemex.

Les planteamos entonces la idea y la solicitud para traer gas importado desde Texas".

El entonces presidente de la Comisión de Energía del Senado logró persuadir a los responsables del tema energético del Gabinete de Felipe Calderón. Les resultó interesante el ahorro de 800 millones de dólares que conseguirían si las plantas de la CFE en Sinaloa cambiaban de combustóleo y diésel a gas natural en la producción de electricidad.

"Ellos me dijeron", cuenta Labastida, "'la idea está buena pero no tenemos dinero para hacer los gasoductos'; entonces yo les propuse que hiciéramos un estudio con algún despacho de su confianza, que le tuvieran respeto para que calculara cuál era la mejor ruta y en dónde se podía ahorrar más dinero.

"Resultó que, pasando por Chihuahua, por Sonora y Sinaloa, Topolobampo y Mazatlán, se ahorraban más de 800 millones de dólares al año. A partir de ese momento, yo les dije, ‘ya ven, es un proyecto prioritario para ustedes y constrúyanlo con un margen para que la industria en el estado se pueda desarrollar".

"Esa fue mi aportación, a partir de ahí lo tomó el Gobierno del Estado, y se encargó de desarrollarlo. Yo les di la idea, hicieron el estudio y ya luego se encargaron el Gobierno del Estado y las dependencias federales, de impulsarlo, y yo me encargué de impulsar industrias que se vinieran al estado a desarrollarse".

Topolobampo, hoy, a ojos de Labastida

Ahora, 24 años después de su sexenio, comenta sobre el potencial de desarrollo que tiene Topolobampo.

"Qué ventaja tiene Topolobampo con respecto a otros lugares”, plantea, "primero el muelle, el puerto, tiene la profundidad más alta en todo el estado; segundo, tienen la ventaja de que tienen tierras salitrosas que su uso más útil es dedicarlo a la industria".

-¿Cuál es el potencial de desarrollo que tiene Topolobampo?

-En mi opinión personal no sólo en Topolobampo sino en todo el estado de Sinaloa porque el gasoducto llega por Topolobampo, pero luego se continúa hasta Mazatlán, o sea, cubre las ciudades más importantes del estado y va a posibilitar que terrenos que hoy son agrícolas o simplemente no se están utilizando puedan utilizarse para fines industriales.

Conexión FLO

Amigos, compañeros de partido, operadores políticos y el hijo de Francisco Labastida Ochoa están vinculados en torno al proyecto de la planta de amoniaco, la cual será construida dentro de una área natural protegida que autorizó la Semarnat.

Personajes

Línea de tiempo

Busque mañana

Síganos en:
@noroestemx NoroesteMx noroestemx Noroeste Tv