IONSA
MAZA-TLÁN._ El empoderamiento del Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera ha desatado toda clase de historias a su alrededor, especialmente en lo que se refiere a sus mujeres e hijos.
Al capo se le conocen al menos cuatro esposas, pero muchas aventuras con otras tantas mujeres.
Su primera esposa fue Alejandrina María; la segunda es Estela Peña, su tercera fue Griselda Guadalupe López y la última, Ema Coronel Aispuro.
Con Ema Coronel, sobrina de Ignacio “Nacho” Coronel, socio de Guzmán Loera, procreó a un par de gemelas en Estados Unidos.
Esa información fue revelada por el diario estadounidense L.A. Times en septiembre del 2011.
Las predecesoras de Coronel Aispuro han sorteado detenciones y finales trágicos. En mayo de 2010, Griselda López Pérez fue detenida durante un operativo implementado por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (entonces SIEDO) en Sinaloa.
Esta mujer, madre del joven Édgar Guzmán López, asesinado
en el 2008, fue trasladada a la ciudad de México. Sin embargo, fue liberada el mismo día con las reservas de ley.
Pero Griselda no es la única que salió mal librada de la unión con “El Chapo”. Más mala suerte corrió Zulema Yulia Hernández, quien estuvo relacionada con el capo mientras estaban encarcelados en la década de los 90.
Una vez libre, Hernández trabajó para la banda de Guzmán. Zulema le dio una entrevista al periodista Julio Scherer y así se dio a conocer su romance con el narcotraficante.
Fue asesinada y su cadáver
abandonado en un automóvil cerca de la ciudad de México. Sus verdugos la marcaron con la “Z”, el símbolo de Los Zetas, en los senos, estómago y glúteos.
Sus hijos
Sobre los hijos del capo, el 8 de mayo de 2012 Estados Unidos fichó a dos de sus descendientes en su “lista negra”. Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López fueron señalados por el Departamento del Tesoro norteamericano como narcotraficantes y lo señala como los principales lugartenientes de la organización que lidera su padre.
En el 2005, Iván Archivaldo fue detenido en Jalisco, por lo que fue condenado a cinco años de prisión.
Sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) no pudo acreditar que Iván Archivaldo Guzmán Salazar fuera parte de la estructura del cártel de Sinaloa y el Poder Judicial lo dejó en libertad en abril de 2008.
Iván y Ovidio no son los únicos hijos de “El Chapo” que están en la mira pública. También en el año 2008, la Procuraduría General de la República confirmó el fallecimiento de






Édgar Guzmán López en Culiacán, donde estudiaba Administración de Empresas en la Universidad Autónoma de Sinaloa. La muerte, al parecer, se le atribuye a grupos rivales.
CANELAS, DGO. (Proceso)._ En 2008, la revista Proceso publicó en su edición 1609 y también en la Edición Especial número 36 el reportaje acerca de su boda con Emma Coronel Aispuro
Esta es la historia
Aquí, en pleno corazón del Triángulo Dorado del narcotráfico -como se conoce a la zona donde confluyen los estados de Sinaloa, Chihua-hua y Durango-, Joaquín El Chapo Guzmán Loera contrajo matrimonio.
El lunes 2 de julio pasado, el famoso narcotraficante se casó en La Angostura, localidad de este municipio a donde los fuereños llegan sólo por caminos accidentados. Con todo y eso, además de autoridades locales asistieron a la boda ex funcionarios del Gobierno de Sinaloa, tierra natal de Guzmán Loera.
Su nueva esposa, de 18 años de edad, se llama Emma Coronel Aispuro.
Previamente, para halagar a su novia, el narcotraficante más buscado y por el que la DEA estadounidense (Drug Enforcement Administration) ofrece 5 millones de dólares, secuestró prácticamente a la cabecera municipal durante todo un día, el pasado 6 de enero, para ofrecer un baile en honor a Emma en la plaza municipal.
Localizado en la Sierra Madre Occidental, Canelas -cabecera del municipio del mismo nombre- tiene 2 mil habitantes. La Procuraduría General de la República considera éste uno de los lugares del País donde más se cultivan y trafican la mariguana y la amapola. La gente misma reconoce que aquí se siembra en 80 por ciento esos enervantes y 20 por ciento de maíz o de frijol.
Igual que los municipios de Tamazula y San Dimas, esta región atrae a los capos del narcotráfico, que la hicieron parte de su Triángulo Dorado. Dentro de todo, La Angostura es una de las localidades más alejadas de Canelas, la cabecera: en época de lluvias sólo se llega después de tres horas y media en motoneta; la otra opción es el helicóptero. Pero aunque apenas hay 10 casas, su ubicación es lo importante: colinda con Tamazula, Durango, y Culiacán, Sinaloa.
Prófugo desde el 19 de enero de 2001, cuando escapó del penal federal de Puente Grande, Jalisco, El Chapo Guzmán se estableció en La Angostura a finales del año pasado.
Luego conoció a Emma, de tez blanca, cuerpo bien delineado y estatura de 1.70.
Una fiesta segura
En su parte pública, la peculiar historia de amor comenzó el 20 de noviembre del año pasado: ese día el Ayuntamiento convocó a todas las jovencitas al concurso para elegir a la reina de la Gran Feria del Café y la Guayaba 2007.
Una de las postulaciones provocó sorpresa: Emma, una muchacha del lejano caserío de La Angostura, competiría con Baudelia Ayala Coronel, de El Ranchito; Rosa Sandoval Avitia, de la cabecera; Alma Díaz Rodríguez, de Zapotes; y Nancy Hererra Vizcarra, de Mesa de Guadalupe.
A partir de entonces las cinco candidatas organizaron actividades para ganar simpatizantes. Emma invitó a cuanta gente
pudo al gran baile que haría el 6 de enero. Sobre este acontecimiento, el periódico local El Correo de la Montaña, de mayo pasado, dijo que le dio a Emma una “morbo popularidad”, una fama basada en las expectativas de que El Chapo asistiera. Ya corrían rumores -que luego resultaron ser noticias- sobre la boda.
Llegó el Día de Reyes. A las 11 de la mañana unas 200 motonetas con asientos para dos personas llegaron a Canelas. A bordo de ellas, hombres con vestimenta y pasamontañas negros, con metralletas colgadas del hombro y pistolas de grueso calibre en los cinturones. Poco a poco se distribuyeron en las 10 entradas del pueblo, incluyendo las de herradura (a caballo). Se apostaron en todas las calles.
Luego arribaron a la pista de aterrizaje, en avionetas de cinco plazas, los integrantes del grupo musical Los Canelos de Durango, con la misión de amenizar el baile. Pero también iban armados: presumían sus pistolas con cachas de oro.
Horas más tarde, a las 16:30, llegaron seis avionetas de ala fija. El Chapo bajó de una de ellas.
Vestía pantalón de mezclilla, chamarra, cachucha y tenis de piel negra. Éstos tenían una raya blanca. Como si fuera parte de su vestuario, en el pecho llevaba cruzado un fusil de asalto AK-47 cuerno de chivo y en la cintura una pistola que hacía juego con la ropa. Después de él bajó de la misma aeronave su brazo derecho, Nacho Coronel, originario de Canelas.
En seguida se desplegó el resto del cuerpo de seguridad del narcotraficante al que se supone el más buscado. De otras tres avionetas bajaron hombres vestidos con uniforme verde, semejante al de los militares; portaban chalecos y radios fijos en el pecho. El operativo fue más ostentoso que el implantado en las giras presidenciales.
En las otras dos avionetas iba el armamento: granadas, cuernos de chivo, metralletas y pistolas. También incontables cajas de whisky.
Dos helicópteros comenzaron a sobrevolar la zona; el operativo estaba completo. En la plaza central, Los Canelos abrieron el baile con Cruzando cerros y arroyos, canción con la que El Chapo enamoró a Emma:
Cruzando cerros y arroyos /he venido para verte…
Y en otra estrofa:
Eres flor, eres hermosa, /eres
perfumada rosa /que ha nacido para mí. /Acerca tu pecho al mío /y abrázame, que hace frío, /y así seré más feliz.
La orgullosa joven de La Angostura paseaba por la plaza mezclándose con la gente y debidamente cuidada. Los hombres de su galán le abrían paso cuando éste quería bailar. La pareja, como dice su canción, se veía feliz.
Con tanta vigilancia la fiesta debía ser un éxito. De pronto, en un extremo de la plaza un hombre disparó un balazo, pero los guardias de El Chapo nomás lo aplacaron. Ningún altercado, era la consigna. Al ingenuo que intentó tomar una foto le quitaron la cámara. Después sólo se oyó la música y la algarabía normal de un gran baile de pueblo.
Ahí estaban, por supuesto, los padres de Emma: Blanca Estela Aispuro Aispuro e Inés Coronel Barrera. En La Angostura, Inés se dedica oficialmente a la ganadería, aunque quienes lo conocen saben que realmente su fuerte es la siembra de mariguana y amapola. Emma anunció ese día su matrimonio y, durante el bailongo, Coronel Barrera no disimuló su alegría por emparentar con un jefe tan poderoso.
Había pocas pero notorias personas. Algunos asistentes dicen haber reconocido al ex subprocurador de Justicia de Sinaloa, Alfredo Higuera Bernal, y al Presidente Municipal de Canelas, Francisco Cárdenas Gamboa, de extracción panista, quien concluyó su encargo el 31 de agosto y cuya presencia generó dos versiones: que fue forzado a asistir o bien, que es un integrante más de la organización de El Chapo.
En el reino del capo
Los objetivos del baile se cumplieron: Emma quedó a la cabeza del concurso para reina de la Feria del Café y la Guayaba 2007 y Joaquín Guzmán afianzó su relación con ella. De paso, demostró su poder al aparecer en público desafiando a policías y militares. Además de Canelas, en el presente año se le ha visto en los concurridos restaurantes El Mirador, de Monterrey, y La Garufa, de Torreón.
A las 11 de la mañana del día siguiente, despegaron los aviones del capo. Aparte de los recuerdos de una fiesta fenomenal, a los habitantes de Canelas les quedó la certeza de que pronto habría boda.
Aunque hablan con mucha reserva, los propios vecinos recuerdan que dos días
después, el 8 de enero, llegaron al municipio 150 militares del 72 Batallón de Infantería, destacamentado en Santiago Papasquiaro, Durango. Acamparon frente a la pista de aterrizaje, en la Cañada del Macho y Ojito de Camellones, e instalaron un retén en la carretera. Se quedaron 44 días.
El 14 de febrero se contaron los votos del concurso: de 800 votos, 400 los ganó Emma Coronel; en segundo lugar quedó Alma Díaz Rodríguez y el tercer puesto fue para Baudelia Ayala. Ese día regresó la música con los grupos Alegres del Barranco, la Banda Tierra Blanca y nuevamente Los Canelos. Cada uno abrió con el corrido Cruzando cerros y arroyos, dedicado a Emma I.
La coronación se consumó el 23 de febrero, día de la inauguración de la feria. Varios canelenses dicen que El Chapo estaba presente mientras Emma recorría las calles del pueblo. Casualmente dos días antes, el 21 de febrero, se había retirado el destacamento del Ejército.
El periódico de la comunidad, El Correo de la Montaña, reseña en su boletín número 23:
En la edición de este 23 de febrero de 2007, en punto de las once horas aproximadamente, previo desfile por el encementado de la cancha deportiva habilitada para el magno evento de coronación de Sus Majestades -como dijera el conductor del programa al referirse al cortejo saliente y al entrante-, la autoridad municipal presidida por el C. Francisco Cárdenas Gamboa, sin más preámbulo, procedió a colocar la corona en las sienes de Emma I; a la vez que el Sr. Rodolfo Dorador, Senador (del PAN) por la República, hacía lo mismo con Alma, elegida -al igual que la reina- democráticamente Princesa.
NOROESTE/REDACCIÓN MÉXICO._ Al momento de su detención, a Joaquín “El Chapo” Guzmán lo acompañaba su esposa Emma Coronel Aispuro y sus dos hijas, quienes fueron puestas en libertad al no encontrárseles ningún delito, admitió el titular de Segob.
“Es correcto, estaba ella, su esposa, estaban sus dos hijas, pero no tenían nada absolutamente que ver con las acciones del delincuente y se les dejó en libertad, se les dio atención e inmediatamente después se les liberó a ella y a sus dos hijas”, apuntó Osorio Chong en entrevista radiofónica.
Desde el sábado, cuando en un operativo de la Marina fue capturado “El Chapo”, se manejó extraoficialmente que en el condominio de la torre Miramar también estaba su mujer.
En un recorrido realizado por Noroeste al interior del departamento ese mismo día, se constató que en el interior había una cuna viajera de bebé y algunos artículos de uso personal que señalaban una presencia femenina.
Coronel Aispuro, la tercera esposa de Guzmán Loera, es una joven originaria de la comunidad La Angostura, municipio de Canelas, Durango, donde fue reina de las fiestas regionales y se casó a los 18 años con el capo.
Tiene entre 22 y 24 años y es sobrina de Ignacio “Nacho” Coronel Villarreal, quien fue abatido por el Ejército en Zapopan, Jalisco, en julio de 2010.
En 2011, el diario Los Ángeles Times dio a conocer que Coronel Aispuro dio a luz a sus hijas gemelas, María Joaquina y Emali Guadalupe, en esa ciudad de California.
El sábado, las niñas y la esposa, así como supuestamente tres empleadas domésticas, estaban en el condominio en el paseo costero de Mazatlán.
Osorio Chong dijo ayer en entrevista que el operativo en la torre Miramar duró 17 minutos en cercar la zona, y tres minutos adentro del departamento.
Cuando los marinos entraron capturaron primero al guardae
spaldas, Carlos Manuel Hoo Ramírez, quien los guió al departamento.
Una vez en el condominio, por el que los inquilinos habrían pagado 40 mil pesos de renta por tres meses de estadía, según el portal Sinembargo.mx, los marinos se encontraron con una mujer adormilada que les dijo que ahí no había nadie y pidió que no la tocaran.
Sin embargo, detectaron que en el baño estaba un hombre, “El Chapo”, a quien conminaron a rendirse en tres ocasiones antes de que aceptara hacerlo.
Osorio Chong explicó que Guzmán Loera aceptó su captura cuando vio a los marinos frente a él.
“Desde el arribo al lugar hasta su salida fueron no más de 3 minutos, fue un trabajo limpio y rápido que hicieron los marinos”, precisó el funcionario federal.