No todo lo que brilla dura: acciones para que una empresa familiar perdure

    Definir canales de comunicación efectiva entre los miembros de la familia y los colaboradores junto con el director de la empresa permitirá solucionar cualquier problema

    Una empresa familiar bien cimentada colabora a la economía social de manera significativa. Sin embargo, muchas veces al obtener los primeros resultados positivos, los fundadores descuidan aspectos necesarios para que ese éxito inicial se prolongue a lo largo de las generaciones. Sucede como en una fábula de la antigua china, que un hombre ansiaba más que nada tener una pieza de oro y se le ocurre robar una frente a muchas personas, cuando lo atrapan le preguntan por qué hizo tal cosa, el hombre explica que aturdido por su ambición se olvidó de todo lo demás. En el negocio familiar, debemos evitar cegarnos de la misma manera y procurar acciones que continúen recompensándonos.

    En México “alrededor del 70 por ciento de los negocios nuevos no llegan a la tercer año de vida” de acuerdo con datos otorgados en Empresas Familiares en México. Esta alarmante estadística puede reducirse y prevenirse teniendo presentes algunas acciones dentro de la empresa que ayuden a solventar propuestas, disminuir riesgos y, en general, que contribuyan a mantener la buena salud del emprendimiento por muchos años. Ayudar a la estabilidad y prolongación de cada empresa familiar, implica cooperar con la economía del país de manera valiosa. A continuación, menciono algunos de esos fundamentos que considero de mayor peso, para tomar en cuenta tanto por el líder de la empresa, como por el resto de la familia y colaboradores.

    En primer lugar, es muy importante distinguir las fronteras entre el negocio y los lazos familiares. Establecer estas diferencias, mediante un “Protocolo Familiar” permite que el desarrollo de la empresa sea profesional, evitando conflictos en la toma de decisiones, priorizando el bienestar del emprendimiento antes que gustos o beneficios personales. Para lo anterior, se deben establecer roles claros, responsabilidades específicas basados en el conocimiento, las habilidades y experiencia y no en preferencias de tipo familiar.

    Para lograr lo anterior, debe imperar otro aspecto esencial: la comunicación asertiva. En una encuesta realizada en La comunicación de las empresas familiares, se afirma que “El 80 por ciento de los encuestados considera que la comunicación formal favorece el compromiso de la familia con la empresa, fortalece la evolución y el crecimiento de la empresa”. Definir canales de comunicación efectiva entre los miembros de la familia y los colaboradores junto con el director de la empresa permitirá solucionar cualquier problema. Además, el diálogo impulsa a que tanto directivos o socios como empleados sigan los mismos objetivos. Para ello se pueden calendarizar reuniones que fomenten un sentimiento de unidad y propósitos compartidos. Ceder la voz a propuestas u opiniones no reduce el liderazgo de un líder, por el contrario, lo fortalece y afianza. “Si no tienes empatía y relaciones personales efectivas, no importa lo inteligente que seas, no vas a llegar muy lejos”. Daniel Goleman.

    Muy relacionado con el valor del liderazgo, también es importante reconocer cuando el conocimiento externo puede contribuir al desenvolvimiento de la empresa familiar. Muchas veces, perspectivas nuevas e imparciales tienen la capacidad de identificar áreas de desarrollo o soluciones a dificultades. La ayuda externa puede solicitarse en forma de asesoría, consultoría o programas especializados que desarrollen habilidades específicas. Las nuevas ideas y miradas frescas siempre son benéficas para la adaptación, crecimiento y mantenimiento de la empresa. Gobernar, dirigir y gestionar son tres roles cuya separación y diferenciación resultan esenciales para la buena salud de una empresa familiar. Si los identificas tienes la oportunidad de aprender las claves de dirección y estar preparado para ser el líder de tu empresa familiar.

    Por último, ser conscientes del avance progresivo es quizá el mayor secreto de una supervivencia a largo plazo. Estar dispuestos a la evolución del mercado, de nuestro propio producto, permitirá mantener una visión actual, obtener herramientas útiles, modernas, para de esta manera continuar siendo competitivos y prevalecer en el gusto de los clientes. El objetivo es conocer y entender al cliente tan bien que el producto o servicio se vendan solos. “Las claves para un marketing exitoso: enfoque, posicionamiento y diferenciación”. Philip Kotler.

    Aceptar ir paso a paso, evitará que nos dejemos deslumbrar por el brillo de una pieza de oro, nos enseñará y preparará para seguir reluciendo como empresa familiar saludable por un largo tiempo, con estabilidad, rentabilidad y crecimiento sostenible.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.


    Suscríbete
    Regístrate para leer nuestro artículo
    Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


    ¡Regístrate gratis!