|
Armamentismo

Ciudadanos tienen derecho a portar armas en público, determina Corte Suprema de EU

En su decisión, los jueces del máximo tribunal estadounidense anularon una ley de Nueva York, que exige a las personas que demuestren una necesidad particular de llevar un arma para obtener una licencia para llevarla en público

Por 6 votos contra 3, los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos determinó que los ciudadanos estadounidenses tienen derecho a portar armas en público, ello a pesar de que en la actualidad el Congreso de EE.UU. está trabajando en la legislación sobre armas, tras los recientes tiroteos masivos ocurridos en Texas, Nueva York y California, entre otros.

En su decisión, los jueces del máximo tribunal estadounidense anularon una ley de Nueva York, que exige a las personas que demuestren una necesidad particular de llevar un arma para obtener una licencia para llevarla en público.

Sin embargo, dijeron que el requisito viola el derecho de la Segunda y Decimocuarta Enmienda de la Constitución, que protege “el derecho de un individuo a llevar un arma de mano para su defensa personal fuera del hogar”.

“El requisito de causa justificada de Nueva York viola la Decimocuarta Enmienda al impedir que los ciudadanos respetuosos de la ley con necesidades ordinarias de autodefensa ejerzan su derecho de la Segunda Enmienda de poseer y portar armas en público para la autodefensa”, dijo el juez Clarence Thomas, quien escribió la opinión mayoritaria.

A los jueces de la Corte Suprema de EE.UU. no les importó que los estados de California, Hawai, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island tuvieran leyes similares a la neoyorquina, y que el Gobierno encabezado por el presidente Joseph Biden los había instado a mantener la ley de Nueva York.

En una disidencia a la que se unieron sus colegas liberales, el juez Stephen Breyer se centró en el número de víctimas de la violencia armada.

“Desde el comienzo de este año [2022], ya se han registrado 277 tiroteos masivos, un promedio de más de uno por día”, escribió.

La decisión de la mayoría de los jueces de la Suprema Corte estadounidense marca un precedente histórico y puede tener consecuencias a nivel nacional. El fallo amenazaría con las restricciones de llevar armas de fuego en el metro, aeropuertos, bares, iglesias, escuelas y otros lugares públicos.

En la mayor parte del País, los propietarios de armas tienen pocas dificultades para llevarlas legalmente en público. Pero eso ha sido más difícil en Nueva York y otros estados con leyes similares. La ley neoyorquina, en vigor desde 1913, establece que para llevar un arma oculta en público, la persona que solicita una licencia tiene que demostrar una “causa adecuada”.

Dicho estado expide licencias sin restricciones en las que una persona puede llevar su arma en cualquier lugar y licencias restringidas que permiten a una persona llevar el arma, pero sólo para fines específicos como la caza y el tiro al blanco o para ir y volver de su lugar de trabajo.

La última vez que el Tribunal Supremo de EE.UU. emitió una decisión importante sobre armas fue en 2010. En dicha determinación y en otra del 2008, los jueces establecieron el derecho nacional a tener un arma en casa para la autodefensa. Veinticinco estados permiten, por lo general, que la gente lleve armas ocultas en la mayoría de los espacios públicos sin ningún tipo de permiso, comprobación de antecedentes o formación en materia de seguridad, según el Giffords Law Center to Prevent Gun Violence.

El 22 de junio del 2022, con 64 votos a favor y 34 en contra, el Senado de Estados Unidos avanzó en un proyecto de ley bipartidista de control de armas, tras las masacres de Uvalde y Búfalo. Los promotores del texto esperan que se apruebe definitivamente a finales de esta semana, para remitirlo después a la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense.

El texto de 80 páginas, es el resultado de una mediación entre demócratas y republicanos e incluye un aumento de la comprobación de antecedentes para los compradores menores de 21 años de edad, así como 11 mil millones de dólares en fondos para la salud mental y otros 2 mil mdd para programas de seguridad escolar.

El plan también ofrece financiación para incentivar a los estados a incentivar las redes flag laws, leyes que permiten retirar las armas de fuego a las personas que se consideran una amenaza para sí mismas o para los demás. Las prohibiciones de armamento también se aplican a las parejas implicadas en abusos domésticos.

Sin embargo, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), una organización estadounidense que actúa en nombre de los propietarios de armas, anunció una batalla contra lo que parece ser la reforma de control de armas más importante de los últimos treinta años. “Nos opondremos a esta legislación de control de armas porque no está queda corta en todos los niveles”, señaló en un comunicado.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play