"Deja un cometa huella en Júpiter"

"Un misterioso impacto provocó una huella del tamaño de la Tierra en el planeta Júpiter, confirmó ayer la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio"
07/11/2015

    NTX/AP

    MIAMI (NTX/AP)._Un misterioso impacto provocó una huella del tamaño de la Tierra en el planeta Júpiter, confirmó ayer la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio.
    Un astrónomo amateur en Australia descubrió con su telecospio y fotografió la marca en el mayor planeta del sistema solar, cuyo diámetro de 142 mil 984 kilómetros es 11 veces mayor que el de la Tierra.
    Imágenes tomadas el lunes por la NASA muestran una mancha blanca, una especie de cicatriz, en la atmósfera del planeta más grande del sistema solar cerca del polo sur del gigante astro de gas.
    Siguiendo el rastro de la alerta procedente de Australia, los especialistas del Jet Propulsion Laboratory (California), han apuntado a la nueva mancha de Júpiter un telescopio de infrarrojo de la NASA situado en Mauna Kea Hawai y han confirmado que se trata de un impacto de cometa y de que habido mucha suerte para ver un fenómeno raro como este.
    Glen Orton, científico de la NASA, dijo a la revista New Scientist que pudo haber sido un bloque de hielo de algún lugar cercano al planeta o un cometa vagabundo que por su debilidad no fue detectado antes.
    "Estamos seguros, la mancha es muy distinta de una estructura en la atmósfera de Júpiter", afirma Agustín Sánchez Lavega, científico español y experto internacional en los planetas gigantes.
    "En las fotos del día anterior no se ve la mancha y, además, sus características, como el brillo en infrarrojo, indican que ha sido un impacto", expresó Laveaga.
    El objeto creó una marca en Júpiter de un tamaño similar al de la Tierra a pesar de que su tamaño era probablemente de entre 80 y 160 kilómetros en su diámetro, dijo a la cadena de televisión CNN el astrónomo australiano Anthony Wesley, quien descubrió el impacto.
    La velocidad del objeto antes de impactar el planeta cerca de su polo sur era de entre 50 y 100 kilómetros por segundo, según los cálculos.
    El impacto se produce 15 años después de que 21 fragmetos del Cometa Shoemaker-Levy 9 impactaron Júpiter en 1994, en lo que representó la primera colisión de cuerpos celestes en el sistema solar observada por astrónomos.


    "Estamos seguros, la mancha es muy distinta de una estructura en la atmósfera de Júpiter".

    "En las fotos del día anterior no se ve la mancha y, además, sus características, como el brillo en infrarrojo, indican que ha sido un impacto".

    Agustín Sánchez Lavega
    Científico español

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.


    Suscríbete
    Regístrate para leer nuestro artículo
    Esto nos ayuda a identificarte mejor al poder ofrecerte información y servicios justo a tus necesidades al recibir ayuda de nuestros anunciantes.


    ¡Regístrate gratis!