"Órganos encargados de proteger a mujeres en Sinaloa no cumplen ni corrigen errores: CESP"

"El Estado requiere 'con urgencia' nuevas políticas públicas efectivas y eficaces, y que puedan medirse en el combate a la violencia de género, además que se dote de un mayor presupuesto a las instituciones encargadas de este tema"

Los impresionantes hechos de violencia contra las mujeres en Sinaloa, que han llevado a la muerte a 27 de ellas en lo que va del año, cinco de ellas carbonizadas, hacen ver que los órganos que están encargados de proteger a las mujeres en Sinaloa siguen sin trabajar como deberían, criticó la Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública.

En un posicionamiento, un par de días después de que los restos de dos jóvenes mujeres fueron halladas todavía en llamas, el CESP señaló que el estado requiere “con urgencia” nuevas políticas públicas efectivas y eficaces, y que puedan medirse en el combate a la violencia de género, además que se dote de un mayor presupuesto a las instituciones encargadas de este tema.

“Los hechos de violencia contra la mujer ocurridos a lo largo de este 2020 demuestran que las instituciones responsables de garantizar el derecho a la vida no solamente no están cumpliendo, sino que no han corregido lo que impide que funcionen como las leyes lo mandan”, señala.

“Sinaloa requiere con urgencia políticas públicas efectivas, eficaces y medibles en el combate a la violencia de género, pero también mayor presupuesto a las instituciones para mejorar la atención y prevención de estos delitos, con herramientas que hagan efectiva la garantía del derecho a la vida y a la justicia”.

Otra petición para destacar del CESP en el posicionamiento, señala que las instituciones deben brindar un informe público de acciones en materia de violencia contra la mujer, para que los ciudadanos conozcan lo que se hace para combatir este problema.

A través de su herramienta de difusión Ciudadanos Evaluando, la Coordinación Ciudadana del CESP señaló que en el periodo enero-agosto 2020, la violencia familiar incrementó 17 por ciento en comparación con el mismo periodo del 2019. Y que sólo el mes de agosto, este delito tuvo la cifra mensual más alta de la que se tenga registro con 513 denuncias.

En el caso de violación, 2019 alcanzó la cifra más alta de la última década y en el 2020 el ritmo de denuncia no ha bajado. Hasta agosto de este año, el aumento es de 16 por ciento.

“En cuanto a cifras, los asesinatos tipificados como feminicidio registran una disminución del 46% hasta agosto, con 16 casos asentados en los registros oficiales.

Sin embargo, el total de mujeres asesinadas de enero a agosto, independientemente de su tipificación, es de al menos 26, según registros periodísticos”, agrega el informe de Ciudadanos Evaluando.

En el posicionamiento, la Coordinación General del CESP se solidarizó con los familiares de las víctimas de estos delitos en el estado y demandó a las autoridades que esclarezcan “con prioridad” los hechos crueles que se han registrado en el estado, y cuyas víctimas son mujeres jóvenes, adultas mayores y hasta niñas.