|
Derechos humanos

Resuelve la CEDH: Debe ‘Químico’ disculpa pública a los Toledo por tema del agua en estadio

En un documento, la Comisión hace un recuento de lo ocurrido desde noviembre de 2018, por el corte de servicios de agua potable en el estadio Teodoro Mariscal, el cobro ilegal de millones de pesos, y los intentos de despojo del inmueble

CULIACÁN._ La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sinaloa emitió una recomendación en la que pide una disculpa pública, como reparación del daño, al Presidente Municipal de Mazatlán, Guillermo Benítez Torres, el “Químico”, por haber actuado con ilegalidad, durante y posterior al corte de agua del estadio Teodoro Mariscal y la intención de despojarlos del inmueble, por el que hay un decreto de concesión.

El documento de 43 páginas, hace un recuento de lo ocurrido desde noviembre de 2018, por el corte de servicios de agua potable en el estadio, el cobro ilegal de millones de pesos, y los intentos de despojarlos del inmueble, sede de los juegos de local del equipo profesional de beisbol Venados de Mazatlán, que participa en la Liga Mexicana del Pacífico y con opción de participar y ser sede de la Serie del Caribe.

Aunado a eso, la CEDH y la propia familia Toledo enumeró una serie de publicaciones con declaraciones de Benítez Torres, en las que públicamente justificaba las acciones de su gobierno, como el corte de servicio de agua o el intento de despojarlos de la posesión del inmueble, con mentiras o información a medias.

La CEDH determinó que Benítez Torres violó los derechos humanos “al honor”, por sus declaraciones que lesionan el honor y la reputación, y a la legalidad, por la omisión de rendición de informes, debido a que el Gobierno de Mazatlán se negó a cooperar y emitir informes sobre la situación al organismo investigador.

“Con base en los motivos y fundamentos expresados en las líneas que anteceden, este organismo constitucional autónomo considera que AR1 y AR2 no cumplieron con los deberes correlativos que entraña el ejercicio del derecho humano a la libertad de pensamiento y expresión, específicamente por lo que hace a la obligación de que en el ejercicio de este derecho no debe atentarse contra los derechos de terceros”, dice el informe de la CEDH.

“Por el contrario, al hacer uso de ese derecho, las señaladas como responsables debieron tener en cuenta que toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad y que este último derecho implica un límite a la expresión, ataques o injerencias de los particulares y del Estado, al no hacerlo, se tradujo en un daño a la honra y reputación en perjuicio de..., violentando con ello sus derechos humanos”.

Entre las recomendaciones que emitió la CEDH, la segunda específicamente solicita que con finalidad de restablecer la dignidad y reputación de las víctimas se ofrezca una disculpa pública institucional, que incluya el reconocimiento de los hechos y la aceptación de responsabilidades.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play