Te quedan articulos gratis este mes
|
CASO

Gobierno publica conversaciones incompletas entre presuntos delincuentes y policías en caso Ayotzinapa

El organismo dijo que ‘por instrucción del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador’ publicaba las conversaciones entregadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que están fechadas entre el 24 de septiembre y el 4 de octubre de 2014

La Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa publicó dos conversaciones entre presuntos delincuentes y policías municipales implicados en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.

El organismo dijo que “por instrucción del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador” publicaba las conversaciones entregadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que están fechadas entre el 24 de septiembre y el 4 de octubre de 2014, año de la desaparición de los jóvenes.

Se trata de partes de dos conversaciones por mensajes de texto, una de ellas entre el comandante municipal de Iguala, Guerrero, Francisco Salgado Valladares (personal de confianza del exdirector de seguridad pública local Felipe Flores Vázquez), y Gildardo López Astudillo, el Gil, identificado como un mando medio del grupo delictivo Guerreros Unidos y presunto responsables de haber ordenado la desaparición de los estudiantes.

En la conversación de una cuartilla, dada a conocer por la comisión, el policía presuntamente reporta al Gil la captura de los jóvenes y sigue instrucciones para evitar que se den a conocer las detenciones.

“Según son Ayotzinapos pero anda encapuchados y armados. Ya tenemos varios detenidos”, dice una parte de la conversación.

El comandante policial dice en la conversación, del 26 de septiembre de 2014, tener a 17 detenidos en una “cueva” y que 21 más vienen en un camión que va en camino “para que los revienten ustedes”.

“Sí, entrégame todos los detenidos”, responde presuntamente el Gil, quien salió de prisión en septiembre de 2019 luego de que el juez desestimara más de la mitad de las pruebas en su contra.

En tanto, la segunda conversación, del 4 de octubre de 2014, muestra un párrafo de mensajes de texto entre el presunto delincuente Alejandro “Cholo” Palacios y un “posible” policía municipal de Tepecoacuilco, Guerrero, donde hablan del hallazgo de una fosa clandestina que presuntamente era utilizada por el Gil.

El policía dice que al Gil le piden que entregue “aunque sea 10 como estuvieran para calmar un poco”. El mensaje da entender que el mismo elemento municipal le llevará al presunto delincuente, el Gil, para esconderlo.

En noviembre de 2020, Animal Político publicó que un coronel del Ejército mexicano estaba en la nómina del grupo criminal Guerreros Unidos cuando desaparecieron los 43 estudiantes de Ayotzinapa, según un testigo protegido cuya declaración forma parte de la causa penal 5/2020 que investiga los hechos ocurridos en Iguala entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014.

En el momento en el que tuvieron lugar las desapariciones de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, el coronel José Rodríguez Pérez estaba al mando del 27 Batallón de Infantería del Ejército en Iguala y fue él quien coordinó las acciones militares de aquella jornada. Posteriormente, fue ascendido a general brigadier durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

El señalamiento contra el coronel Rodríguez está incluido dentro del auto de formal prisión dictado contra el capitán José Martínez Crespo.

El capitán Crespo se entregó a las autoridades el pasado 11 de noviembre y está en prisión acusado de “delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos contra la salud”, delito que siempre ha negado.

Aunque la carpeta de investigación la dirige la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, hasta el momento no se han formulado imputaciones directas sobre su participación en las desapariciones.

Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play