Mario Delgado huye
y se esconde en una letrina