Rubén Rocha. El elefante con pies de barro