En Noroeste, así cubrimos las elecciones

Una cobertura periodística de unos comicios es de lo más agotador que puede haber, pero también es de los días más interesantes y retadores que podemos tener

En una semana exactamente se llevarán a cabo las elecciones consideradas las más grandes de la historia de México. Son cientos de candidatos los que serán sometidos a la decisión de los ciudadanos. Para los periodistas, la celebración de la elección es la cobertura que culmina casi un año de estar inmersos en las temáticas electorales y de meses de cubrir precampañas y campañas.

El día de la elección, para un medio de comunicación, es de los más fuertes que existen en cuanto a cobertura, es de los sucesos previstos que mayor planeación editorial demandan y que exigen la totalidad de la fuerza de trabajo de una Redacción, así como invertir muchas horas de labores: es el día más largo que existe en la vida de los reporteros y editores, porque inicia muy temprano y termina prácticamente hasta el día siguiente.

Una cobertura periodística de unos comicios es de lo más agotador que puede haber, pero también es de los días más interesantes y retadores que podemos tener.

Para casi todos los periodistas de Noroeste no es la primera vez que cubrimos un proceso electoral. La mayoría hemos cubierto al menos dos o tres, y algunos de nosotros hasta más de una veintena de procesos electorales, pues la experiencia de muchos en la Redacción es de décadas.

Sin embargo, cada proceso es diferente. En cada uno resaltan características a las que deberemos poner más atención, independientemente del resultado. En este caso son dos principalmente: la votación en medio de una pandemia y el “fantasma” de la violencia que ha marcado las campañas electorales que están por concluir.

La planeación obligada de la cobertura del próximo domingo está contemplando esos dos factores.

¿Cómo cubrimos una elección en Noroeste?

Seguramente ya ha visto y en esta semana lo verá más, que los últimos días nos enfocamos a publicar mucha información utilitaria para el votante: ¿cómo funcionarán las casillas?, ¿qué protocolos sanitarios se contemplan?, ¿dónde habrá casillas especiales y quiénes podrán votar ahí?, ¿en qué delitos electorales pueden incurrir los candidatos, los funcionarios de casilla o los mismos electores?, ¿cómo ubicar la casilla que corresponde?, ¿cuáles serán los horarios de votación?, en fin, tratamos de publicar lo más que se pueda de información para resolver las dudas de los votantes y ayudar a que se pueda dar la participación ciudadana.

Además, de manera paralela, vamos detallando el ejemplar impreso de ese día, que la llamamos edición previa, así como materiales específicos para la web que irán circulando el domingo.

Para la portada del domingo electoral siempre planeamos algo conceptual que reúna la información previa de los comicios y llame a ir a las urnas.

De la misma manera, en estos días vamos afinando los detalles de la planeación de la cobertura de ese día, así como de la estrategia de distribución de la información en nuestras plataformas durante el domingo y en el ejemplar impreso del lunes 7 de junio.

El domingo de la elección trabajamos todo el personal de la Redacción. Ese día nadie descansa, necesitamos de todos. Desde días previos cada quien sabe su asignación para esa jornada: desde el reportero y fotógrafo que sabe qué candidato le tocará cubrir, o si tendrá que acudir con la autoridad electoral o a alguna zona geográfica de la ciudad para recorrer las casillas, hasta el editor y diseñador que sabe qué páginas le corresponderá hacer ese día para el ejemplar impreso del lunes.

Pasando, por supuesto, por las asignaciones que cada quien tiene para alimentar el sitio de Noroeste.com desde temprana hora del domingo y hasta la madrugada del lunes, así como la adecuada distribución en redes sociales y todo lo que corresponda a transmisiones en vivo o la producción de elementos multimedia.

En sí, para el domingo de los comicios nada se deja al azar, tenemos todos asignaciones específicas, además de tener previstos escenarios y estar listos para desplegar periodistas hacia un punto u otro del estado en un momento dado, así como tener claridad de qué es lo que se espera de cada quien en cuanto a piezas informativas o productos editoriales precisos.

Por supuesto que en la cobertura es imposible ser exhaustivos, difícilmente podemos cubrir todo el territorio, mucho menos, por ejemplo, las zonas rurales o serranas. Geográficamente nos concentramos en las tres ciudades más grandes del estado: Culiacán, Mazatlán y Los Mochis, así como municipios destacados como Escuinapa, Rosario, Guasave y alguno que otro.

Como no podemos ser exhaustivos en cubrir a todos los candidatos o estar de manera permanente todo el día con todas las autoridades electorales, la experiencia nos ha enseñado que lo importante es rastrear “perlas” entre la mar de casillas, electores, candidatos, funcionarios electorales, detalles y hechos que pueden surgir durante la jornada.

Las historias y los conflictos son los que destacan en nuestras coberturas. ¿Por qué? Porque son una muestra de lo que en general sucede durante la jornada electoral y da a los lectores un reflejo general o un repaso de la totalidad de los comicios. No podemos ser exhaustivos, efectivamente, pero buscamos estar en todo lo destacable e importante que surja durante el día. Lo importante es estar preparados para cualquier eventualidad.

En fin, esto es un boceto de lo que estamos alistando ahorita para darle la mejor y más certera información de la próxima jornada electoral.

En el próximo texto de Detrás de Página, que será el día de la elección, le platicaremos cómo cerramos las ediciones de ese día. Todo para que usted esté bien informado.