Masacre en Texas

    Las masacres en Estados Unidos continuarán mientras nuestros vecinos no se decidan a contener la venta libre de armas, mientras México seguirá recibiendo esas armas que alimentan la violencia también de este lado de la frontera.

    La masacre en Uvalde, Texas, ha trascendido las fronteras y ha puesto de relieve, una vez más, la locura que representa el fácil acceso a las armas de alto poder en una sociedad plagada de enfermedades mentales.

    Un joven de origen hispano asesinando a 21 personas en una primaria, la mayoría también de origen hispano, sin razón aparente, acaso la abulia o el aburrimiento de un joven sin quehacer.

    La tragedia tuvo un impacto sin precedentes, no solo por el elevado número de víctimas, también porque la mayoría de ellas fueron niños y niñas, estudiantes inocentes incapaces de defenderse ante el inesperado ataque.

    A eso le sumamos a un Presidente estadounidense, en teoría el hombre más poderoso del mundo, hablando a una nación a punto del llanto y reconociendo que poco o nada puede hacer para evitar las masacres, debido al enorme poder de las fábricas de armas y la eficiencia de los cabilderos a su servicio.

    Por si fuera poco, en Texas, el lugar de la masacre, salió públicamente a condenar el hecho el Gobernador texano, hasta que uno de sus adversarios políticos lo interrumpió en la sala de prensa para descalificarlo.

    Resulta que esta es la quinta masacre que el Gobernador texano sale a descalificar, probando que no ha sido capaz de contener, ni mucho menos eliminar, los ataques a la población durante su mandato, así que sus lágrimas no pasan de lágrimas de cocodrilo.

    Y mientras la sangre de los inocentes todavía está caliente, ayer murió de un infarto el viudo de la maestra asesinada en el tiroteo, los políticos estadounidenses se quedan en la petición de cambios en la regulación de armas de asalto que no pasan del discurso.

    Las masacres en Estados Unidos continuarán mientras nuestros vecinos no se decidan a contener la venta libre de armas, mientras México seguirá recibiendo esas armas que alimentan la violencia también de este lado de la frontera.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play