Suscribirme 
Periodismo
NOROESTE: Noticias con valor
Son tiempos difíciles para hacer periodismo independiente en México. La industria cambia muy rápido, cada mes es asesinado un periodista y la confianza ciudadana en los medios no es la mejor. El contexto es adverso pero creemos que importa más lo que hagamos adentro.
Adrián López Ortiz
08/09/2018 | 04:01 AM

Como director de Noroeste todos los días recibo una llamada, un correo o un mensaje con alguna solicitud diversa; desde el ciudadano que sugiere que investiguemos a tal funcionario, la asociación civil o cámara empresarial que nos pide apoyo para su causa o el empresario que solicita cobertura para su evento. Esas solicitudes tienen un argumento común: la responsabilidad social del periódico con nuestra comunidad.

Las atendemos siempre en la medida de nuestras posibilidades y con los límites del rigor periodístico y nuestro código de ética. Después de diez años aquí aprendí que los ciudadanos nos dan por hecho. Y nos da mucho gusto. Significa que tienen expectativas sobre nuestro rol público.

Pero hay noticias: con la disrupción digital el modelo de negocio de la prensa ha cambiado muchísimo. Sobre todo el de los medios independientes que vivimos de nuestros lectores y anunciantes.

No es nuevo. En el mundo cierran periódicos a diario pero en México sucede lo contrario: nacen más cada vez qué hay elecciones. Es una anomalía generada por la publicidad oficial.

Desde la invención de la imprenta, a la prensa le tomó 500 años crecer y madurar. Al internet le ha tomado solo 20 años volverse el nuevo paradigma de la industria. Por eso los periódicos tradicionales que queremos transitar a lo digital sufrimos enormemente.

Lograr esa transición con éxito implica definir una estrategia, financiarla e implementarla.En México ese financiamiento ha salido mayoritariamente del gobierno en detrimento de la calidad e independencia periodística que recibe la sociedad. Peña Nieto gastó más de 45 mil mdp en publicidad oficial para controlar a los medios mexicanos y aun así termina con una credibilidad bajísima. La lección es dura: el paradigma del medio masivo se agotó.

Pero no todo son malas noticias, el periodismo de investigación e independiente que se hace es valioso y pone la agenda del país: la Casa Blanca, la Estafa Maestra, los fraudes de Duarte en Veracruz; pero mucho de ese periodismo ha sido posible solo gracias a las grandes fundaciones internacionales que lo financian.

Frente a ese contexto retador, en Noroeste creemos que tenemos que apostar a la alternativa lenta pero segura para subsistir. En el mundo desarrollado ese dinero sale cada vez más del mercado de lectores que apuestan por consumir periodismo de calidad. Desde el New York Times y el Washington Post, hasta periódicos regionales como el Dallas News, están apostando por lo que antes era una insensatez y ahora tiene todo el sentido: cobrar por nuestro trabajo.

En Noroeste lo haremos con los siguientes argumentos:

  • Primero, somos un medio local. Hacemos periodismo sobre Sinaloa y para los sinaloenses. Política, negocios, sociedad civil, beisbol, banda y mariscos pues. Siempre con nuestra misión de formar mejores ciudadanos.
  • Segundo, hacemos cada vez más y mejor investigación gracias al talento, valor y esfuerzo de nuestra redacción. Usted ya conoce la calidad y el alcance de ese trabajo por investigaciones como los hospitales generales de MALOVA, el influyentismo político detrás de la planta de amoniaco en Topolobampo, la corrupción de Ernesto Echeverría en Salud, el tiburonario de Mazatlán o la evolución de los carteles del narcotráfico. Incluso creamos una unidad específica para ello: InnDaga.
  •  Y tercero, creemos que nuestras noticias valen. Que nuestra oferta informativa tiene rigor, es útil y tiene estándares éticos. No es perfecta ni infalible, pero es profesional. Ahora podemos entregarla vía una suscripción digital más accesible gracias a las bondades de la tecnología.

La marca de nuestro servicio digital se denomina “Noroeste Premium” y el modelo que elegimos es un “metered” o “medido”: regalaremos 7 artículos mensuales para que nuestros lectores prueben nuestro contenido y durante el proceso esperamos ser lo suficientemente buenos para convencerlos de sacar su tarjeta y pagar por lo que consumen. Para conocer los detalles y más beneficios que incluye ese servicio haga click aquí.

Hasta ahora la alternativa más común en lo digital ha sido buscar que al periodismo lo financien los anunciantes; pero ya probamos que la publicidad programática de Google o Facebook es insuficiente para mantener el periodismo que queremos y nos gusta hacer.

No somos ilusos. Será difícil pero el clickbait no está en nuestro ADN. Sabemos que muchos dirán que en México o Sinaloa nadie quiere pagar por noticias. Nosotros creemos que hay muchos sinaloenses que sí quieren periodismo local, útil y crítico. O como dice nuestro eslogan: Noticias Con Valor.

Desde su fundación, Noroeste ha ido a contracorriente. ¡Imagínese en 1973 fundando un periódico crítico e independiente en un estado dominado por el PRI y el narco! Un periódico que ahora es un referente nacional y del que estamos muy orgullosos. Tomó 45 años construir una fortaleza que se resume en una palabra: credibilidad.

Ahora toca construir el futuro en la era digital. Será una carrera larga pero confiamos en nuestra marca, periodismo, imaginación y perseverancia. En un ejercicio de transparencia, mi equipo y yo iremos explicando nuestro camino a todos ustedes a través de este blog y esperamos que ustedes lo usen para retroalimentarnos.

Son tiempos difíciles para hacer periodismo independiente en México. La industria cambia muy rápido, cada mes es asesinado un periodista y la confianza ciudadana en los medios no es la mejor. El contexto es adverso pero creemos que importa más lo que hagamos adentro.

Nuestra convicción es que el periodismo crítico e independiente es fundamental para la democracia. Para conservarlo así tenemos que ser sustentables. 45 años después, esta es nuestra declaración y nuestra apuesta, esperamos ser capaces de convencerlos. ¡Suscríbase!